POTAJE DE HABAS SECAS CON MORCILLA

         Mi hermana Tere borda este potaje de habas secas con morcilla, ni os imagináis el caldo trabado y tan lleno de sabor que estas habas estofadas hacen, si además la morcilla es de cebolla, en este caso es del pueblo de Torres, Sierra Mágina, del que ya os he hablado infinidad de veces, el resultado es para chuparte los dedos. En la provincia de Jaén tenemos numerosos potajes cocinados con habas, tanto secas como tiernas, este os aseguro que está buenísimo.

       Tendrás que poner en remojo las habas al menos con 12 horas de antelación, después hay que eliminarle la parte de la coroneta o uña (por donde ha estado unida a la vaina), de este modo nos aseguraremos que las habas se cocinan bien tanto por dentro como por fuera.

         Este potaje, como casi todos estos guisos, mejora mucho con el reposo, así que mejor comerlo al día siguiente.


       Prepara pan y si puedes acompáñalo de un buen tinto, ¡pasa un buen fin de semana!



Ingredientes
(Para 4 raciones)

500 g de habas secas
250 g de panceta
1 hoja de laurel
3 dientes de ajo
2 l de agua
1 cucharadita de sal
150 g de morcilla

Para el sofrito

150 g de cebolla
40 g de pimiento verde
200 g de tomate
una cucharadita de pimentón
40 g de AOVE (unas 5 cucharadas soperas)

Para el machacado

2 dientes de ajo
una cucharada sopera de perejil picado
10 granos de pimienta negra
½ cucharadita de cominos
1 clavo



Elaboración:

1.- Ponemos en remojo las habas secas, al menos con 12 horas de antelación. Una vez hidratadas le quitamos la parte de la "uña" o "coroneta" negra, es la zona por la que ha estado unida a la vaina. De este modo nos aseguramos de que se cocina bien, tanto por dentro como por fuera.

2.- Enjuagamos las habas y las ponemos en la olla a presión cubiertas de agua, aproximadamente 2 litros. Agregamos el laurel, los ajos, la sal y la panceta cortada en tiras de unos 2 cm. o más grandes, según tu gusto. Cuando rompa a hervir retiramos la espuma que sueltan las habas.

3.- Cocemos con la olla a presión tradicional, desde que comience a dar vueltas la válvula durante 30 minutos. Apagamos el fuego, retiramos la válvula y dejamos salir todo el vapor antes de abrir la olla. Comprobábamos que estén tiernas las habas, sino es así volvemos a ponerlas al fuego hasta que estén tiernas.

4.- Pelamos y picamos la cebolla y el pimiento.

5.- Rallamos el tomate

6.- En una sartén calentamos el AOVE y doramos la cebolla y el pimiento, agregamos el tomate y dejamos cocinar durante unos 7 minutos a fuego medio, hasta que el tomate este frito.

7.- Agregamos el pimentón  lo movemos para que se mezcle con el resto del sofrito y retiramos del fuego.

8.- En el mortero machacamos el ajo, perejil, pimienta y clavo.

9.- Añadimos a la olla de las habas el sofrito, dejamos que se cocine junto durante 5 minutos, agregamos más agua si lo vemos necesario (deben de quedar caldosas).

10.- Agregamos la morcilla y el contenido del mortero, ajustamos el punto de sal y dejamos cocinar durante unos 4 minutos. (Sólo para que la morcilla se caliente con el guiso, teniendo cuidado de que no se deshaga).


11.- Retiramos del fuego y servimos.

12.- Este potaje, como casi todos estos guisos gana con el reposo, mejor consumirlo al día siguiente.

CONVERSATION

7 comentarios:

  1. umm que buen guiso, parecido a como lo preparaba mi abuela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lourdes, es un guiso de abuelas. y así está de rico!

      Eliminar
  2. Es raro que me fije en una receta con morcilla. Me encanta la morcilla pero me sienta como una patada al estómago. Aún así también va para mi lista de pendientes. Creo que es una combinación estupenda para las habas. Muchas gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy!, yo con la morcilla también tengo mi amor-odio, depende cual también me sienta regular, pero me gusta tanto!, este guiso es una gozada, pruébalo seguro que repites.
      Bss

      Eliminar
  3. Chelo un guiso de los que es imposible decir no.Tiene una pinta fantástica.
    Bss

    ResponderEliminar
  4. Esta semana me hice un potaje de habas secas pero vegetariano y mmmmmm!!! me encantó! si ya le añado morcilla y panceta eso es bocao divino, me lo apunto. Besos

    ResponderEliminar

Back
to top