BISSARA {Crema de guisantes secos marroquí}


             
            No pude resistirme a comprar la bolsa de guisantes secos que vi en el super, ¡me parecieron tan bonitos!, y eso que nunca los había cocinado, pero no  podían estar malos teniendo esa pinta tan estupenda, así que en cuanto llegue a casa consulté que recetas se podía cocinar con ellos. Encontré información sobre una crema de guisantes: Bissara que suele cocinarse en Marruecos los días de frío, vamos que nos viene como anillo al dedo que este fin de semana ha hecho frío para aburrir.

Tengo un par de libros de cocina Marroquí, y allí tenía la receta Sopa Bissara, una sopa extremadamente sencilla, pocos ingredientes y elaboración básica. El resultado, a mí que me gustan las cremas y sopas y que adoro el comino y el pimentón me resulto de lo más reconfortante.

La receta del libro le añade sólo unos dientes de ajo a los guisantes, y así la hice la primera vez, después en lugar de los ajos añadí una cebolla dulce y me gusto más. Cuando la hagas añade lo que más te agrade, ajos, cebolla o ambos, ;)

Un par de cositas que deberás tener en cuenta cuando la prepares:
1.- Los guisantes cuando comiencen a hervir soltarán mucha espuma que debes de ir retirando hasta que el agua quede limpia.
2.- Esta sopa tiende a pegarse, así que no te distraigas y muévela a menudo.



Bissara {Crema de guisantes secos marroquí} de Cogollos de Agua

Ingredientes:

(para 4 raciones)

250 g de guisantes secos
1 cebolla
3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
sal
cominos
pimentón dulce
1 litro de agua

Bissara {Crema de guisantes secos marroquí} de Cogollos de Agua


Elaboración:

1.- La noche de vísperas ponemos en remojo los guisantes (deberán estar en remojo unas 12 horas)

2.- Pelamos y cortamos en medias lunas la cebolla.

3.- en una olla calentamos el AOVE y doramos la cebolla, añadimos una cuchadita de comino molido y rehogamos.

4.- Escurrimos los guisantes del remojo y los añadimos a la olla.

5.- Cubrimos con el agua, añadimos una cucharadita de sal y dejamos que comience a cocer. Iremos retirando la espuma hasta que deje de salir.

6.- Dejamos cocinar a fuego lento, moviendo con frecuencia, ya hemos comentado que tiende a pegarse. A media que se van cociendo los guisantes se deshacen dando lugar a un puré.
Si queremos la crema menos densa añadimos más agua.

7.- Corregimos el punto de sal y comino a nuestro gusto.

8.- Se sirve con un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra, comino y pimentón molido.

Fuente: Marruecos, la cocina mediterránea. Editorial Könemann

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Back
to top