ALCACHOFAS CONFITADAS EN ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA




Estas alcachofas confitadas en AOVE me tienen conquistada, últimamente las preparo con frecuencia, me resulta muy cómodo hacer en gran cantidad y conservarlas cubiertas por el aceite que las confita en la nevera. Sobre todo por las noches, saco las que vamos a consumir, las dejo escurrir el exceso de aove, les doy un ligero calentón en el microondas y las acompaño con un huevo poche, nos resultan deliciosas.

Para confitar las alcachofas no debemos de pasar el aceite de los 60º C, muy a mi pesar el fuego que he utilizado (el más pequeño de mi cocina de gas) hacía subir el aove de los 60ºC, cuando esto ocurría retiraba la olla y esperaba a que bajara para volver a retirarlo cuando los sobrepasaba. El tiempo de confitado variará de la calidad de las alcachofas, las que ves en la foto han tardado 30 minutos, pero en otras ocasiones han necesitado más o menos tiempo. Para saber si están cocinadas pinchalas con un palillo, este debe traspasar la verdura sin resistencia. Comprueba el punto de cocción a menudo para asegurarnos que no se nos pasa.
         El aceite podemos reutilizarlo en cualquier guiso, estupendo para estofados, cremas o para aliñar cualquier plato de verdura.

Antes de consumirlas añade unas escamas de sal, no necesitan nada más, aunque te recomiendo que les pongas al lado un huevo poche, ¡que rico!

 
Alcachofas confitadas en AOVE de Cogollos de Agua


  
Ingredientes:
Alcachofas
Aceite de oliva virgen extra Picual
Sal en escamas

Para limpiarlas:
Zumo de limón
Un manojo de perejil
Alcachofas confitadas en AOVE de Cogollos de Agua


Elaboración:

1.- Prepara un cuenco con suficiente agua como para cubrir las alcachofas, exprime en ella el zumo de un limón (añade el limón exprimido) y un manojo de perejil. Esto lo haremos para evitar que las alcachofas se oscurezcan.
2.- Limpia las alcachofas, pela el tallo, y retira las hojas más duras de la alcachofas, hasta llegar a las más tiernas y blancas. Corta las puntas y ponlas en el cuenco de agua.
3.- Seca las alcachofas, ponlas en una olla y cúbrelas de aceite de oliva virgen extra.
4.- cocínalas a baja temperatura, alrededor de 60º C hasta que la verdura esté tierna. Compruébalo pinchando con un palillo.
5.- Retíralas del fuego y ponlas a escurrir sobre una rejilla para que escurran el aceite.
6.- Si no las vas a consumir en el momento puedes conservarlas en el aceite, aunque para evitar una sobre cocción sácalas de este y deja que se enfríe antes de volver a meterlas en el aove para conservarlas en la nevera.
7.- Si quieres preparar un huevo poche:
·        Pon a calentar hasta que hierva un cazo con agua
·        Cubre un cuenco o taza, presionando para crear el hueco con papel plástico de cocina, píntalo con aove y casca el huevo dentro.
·        Haz un atillo, juntado los picos del plástico, de forma que el huevo quede dentro, atálo con hilo de cocina, para que el agua no entre.
·        Cocínalo en el agua hirviendo durante 4 minutos.
·        Saca el huevo del cazo, corta el plástico y sírvelo encina o al lado de las alcachofas.


 
Alcachofas confitadas en AOVE de Cogollos de Agua




CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Que delicia, en casa nos gustan mucho.Bssss

    ResponderEliminar
  2. Tienen que estar espectaculares, con ver las fotos entran ganas de probar las alcachofas. Un abrazo

    ResponderEliminar

Back
to top