CARACOLES EN CALDO PICANTE


Y con la llegada de los caracoles aparecen las terrazas de los bares y los carteles de “Ya tenemos caracoles, y están buenos”, ¿buenos? buenísimos deben de estar por como se llenan las terrazas para degustar al susodicho molusco, todos calladitos mirando fijamente la taza de caracoles eligiendo el próximo en llevarse a la boca mientras le das un largo trago a la cerveza.

Hay una verdadera disputa sobre que bar los hace más buenos y cada uno de ellos cuenta con una legión de fans dispuestos a lo que sea por defender  su postura. Así puedes oír que los mejores son los de Casa Juan, los de la taberna de María, los de Casa Paco, La Campana… “mira que estos están muy limpios”…. “dicen que la fulanita los lava en la lavadora”…. Ya te digo cualquier cosa por dejar bien claro que los que a ti te gustan son los mejores.

Y es que los caracoles deben de estar muy pero que muy limpios además de estar muy pero que muy buenos y ¡picantes!
Además de llenarse los bares también se llenan los puestos del mercado de bolsas de caracoles para prepararlos en casa.

Cada hogar tiene su receta, yo los preparo así



Ingredientes:
1 kg de caracoles
1 cebolla
1 cabeza de ajos
2 guindillas cayenas
sal
Hierbabuena
2 cucharadas soperas de aliño para caracoles (comino, cilantro, pimienta, jengibre)




Elaboración:
1.- Dejamos los caracoles en ayunas 2 o 3 días

1.- Lavamos con abundante agua los caracoles.

2.- Los ponemos en un barreño cubiertos de agua con una cucharada de sal, los movemos con cuidado, los caracoles empezaran a soltar las babas. Cambiamos el agua y repetimos esta operación 3 veces.

3.- Ponemos los caracoles en una olla y cubrimos con agua limpia, mantenemos a fuego mínimo y tapados con la tapadera de la olla, hasta que saquen la cabeza (estén ahorcados) para que no se escapen podemos poner sal en el borde de la olla. El tiempo va a variar dependiendo de la materia prima. Cuando estén fuera  subimos el fuego, veremos como empiezan a soltar espuma, vamos retirándola hasta que el agua quede limpia. (unos 30 minutos)

4.- Escurrimos los caracoles de ese agua y ponemos agua caliente en la olla, unos 3 litros aproximadamente. Echamos los caracoles y agregamos la cebolla y el ajo, una cucharadita de sal y los condimentos machacados en el mortero y envueltos en una gasa (para poder retirarlos con facilidad una vez cocinados). Mantenemos a fuego medio durante 1 hora aproximadamente. (Comprobar el punto de cocción a los 45 minutos)  y ajustar a nuestro gusto el punto de los aliños

5.-  Cuando estén cocidos,  añadir la hierbabuena y dejar infusionando 5 minutos, después la retiramos. 

6.- Servir calientes

CONVERSATION

2 comentarios:

  1. Con muuucha hierbabuena y muuuucho picante!!!!!! sin duda los mejores, chupar ese caldito con la cascara del caracol.......un verdadero gustazo!!!!. El grupo de wathsapp de mi familia es un caracol y lo llamamos la familia caracol jejeje, nos gustan mucho!!!
    Buen día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La familia caracol!!!! si que os tienen que gustar!. Pues me encantaría que vinieráis a comernos unas tazas en alguna terraza con unas buenas cerveza bien frías. Planazo!

      Eliminar

Back
to top