NAVAJAS CON AJO Y PEREJIL

             Navajas con ajo y perejil una tapa rápida para este domingo, que en la cocina hace demasiado calor como para entretenernos frente a los fogones.

             Estas navajas servidas con un vino blanco bien fresquito y un buen trozo de pan para mojar en la maravillosa salsita que queda al cocinarlas es uno de los mejores bocados que podemos echarnos a la boca. Y si lo haces tras un chapuzón en la playa, en la piscina, o en la ducha!, ya no te digo nada.

             Tan solo una observación, no las dejes cocinar demasiado o quedarán tiesas y gomosas.

Que tengas un buen domingo






Ingredientes

500 g de navajas
3 dientes de ajo
2 cucharadas soperas de perejil picado
75 ml. de AOVE
50 ml. de vino blanco
1 limón


Elaboración:

1.- Ponemos las navajas en un recipiente cubiertas con agua con sal  y las dejamos en la nevera durante una hora. Pasado ese tiempo las sacamos, tiramos esa agua, las enjuagamos y volvemos a cubrir con agua y sal durante otra hora. Esto es para que suelten la arena que puedan traer. ( En Galicia le llaman a este paso desbabar las navajas)

2.- Retiramos el agua de las navajas, las enjuagamos y las ponemos sobre un paño limpio para secarlas un poco.

3.- Picamos el ajo y el perejil con el robot o a cuchillo

4.- Calentamos el AOVE en una sartén, añadimos las navajas y saltemos durante 30 segundos, añadimos la picada de ajo y perejil, revolvemos, dejamos al fuego 30 segundos más. No es necesario añadir sal.

5.- Regamos con el vino, subimos el fuego y dejamos cocinar durante un par de minutos. Es muy importante no dejarlas cocinar demasiado tiempo porque quedarían tiesas y gomosas.

6.- Servimos en una fuente, espolvoreamos un poquito más de perejil picado y acompañamos de limón y  pan para mojar en la salsita

CONVERSATION

0 comentarios:

Publicar un comentario

Back
to top