BOQUERONES EN VINAGRE

       Desaparecen en cuanto los saco a la mesa. A Alejandro le encantan y es capaz de comerse toda la fuente como si de pipas se tratara, yo le ayudo,  no sea que se ponga  malito si se los come todos él. J



Por regla general no soy perezosa en cuanto a cocinar se refiere, pero con los boquerones en vinagre si que lo soy, eso de tener que congelar el pescado por el dichoso anisakis hace que los prepare de cualquier otro modo antes que en vinagre, tal vez por eso cuando los hago los cogemos con tantas ganas que nos damos el atracón y a esperar a la siguiente vez.

Sobre el tiempo necesario de congelación hay varias cifras, parecen coincidir que al menos 24 horas a -20º, el problema es que los congeladores que podemos tener en casa no alcanzan esas temperaturas por lo que se recomienda mantenerlos congelados al menos 5 días. Yo que soy bastante cobarde en cuanto a higiene alimentaría (oye, que eso de ponerme malita no lo llevo nada bien) pues los tengo 5 días en el congelador y así me aseguro que desarmo al dichoso anisakis.


Una vez descongelados la preparación es coser y cantar, sumergirlos en zumo de limón y sal unas horas, cambiar a un baño de vinagre y sal unas horas más,  para curarlos y que se tornen de carne más blanca, escurrirlos y rematarlos con una picada de ajo-perejil y cubrirlos con un buen aceite de oliva.


 Normalmente las recetas que podemos encontrar de boquerones en vinagre no llevan el baño previo en zumo de limón y sal y os aseguro que le da un toque de lo más rico, me lo enseño Maduixa hace algunos años y desde entonces siempre los preparo de ese modo, pruébalo veras como te encanta.

Bueno pues ya esta bien de charla,  aquí la receta de boquerones en vinagre, con un buen pan sopado en ese maravillo aceite de oliva que los baña para festejar que hoy empieza septiembre.





Ingredientes

Boquerones
Vinagre de vino blanco
1 limón
sal
ajo
perejil
Aceite de oliva Virgen extra


Elaboración:

            Limpiamos los boquerones, retirando la cabeza, las víscera, la espina central y la que une los lomitos. Los lavamos con agua fría, escurrimos y congelamos a -20º durante 24 horas (como las neveras caseras no suelen alcanzar esa temperatura se recomienda congelarlos al menos durante 5 días).

            Pasado el tiempo recomendado para su congelación sacarlos y descongelarlos en la nevera.

            Una vez descongelados vamos colocando en un recipiente los filetes de boquerón, espolvoreamos con sal y regamos con el zumo del limón, añadimos un poquito de agua hasta cubrir los boquerones. Reservamos en la nevera al menos  un par de horas.

            Pasado el primer tiempo de reposo escurrimos los boquerones del agua con limón, y en otro recipiente  vamos colocando capas de boquerones, salamos ligeramente y cubrimos con vinagres, así hasta terminar con el pescado. Tapamos y guardamos en la nevera al menos durante 5 o 6 horas.

            Cuando ya hemos curado los boquerones en el vinagre, los dejamos escurrir para retirar todo el vinagre y en otro recipiente  los colocamos y  cubrimos con una picada de ajo y perejil y un buen aceite de oliva virgen extra, los mantenemos guardados en la nevera hasta el momento de consumir.
¡Que aproveche!



CONVERSATION

8 comentarios:

  1. ¡Que buenos, me encantan! Uno de los platos de los veranos de mi infancia/adolescencia. Caían día si y día también.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Hazme un hueco que llego con mi tenedor preparado....

    ResponderEliminar
  3. Seguro que estan de rexupete a las fotos me remito te han quedado de relujo, seguro que no han durado naaaaaadaaa.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  4. Que buenossss, no me extraña nada que desaparezcan en cinco minutos, pero tu a mi no me engañas jaja lo de que lo ayudas para que no se ponga malitoooo jajaja no cuela jaja besitos

    ResponderEliminar
  5. Ummmm riquísimos me encantan probare ese baño de limón.
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. pues eso del limón no lo conocía yo, así que será cuestión de probarlos

    ResponderEliminar
  7. De verdad es una delicia, recuerdo que el verano pasado fue tiempo de boquerones en casa, los hicimos casi todo el verano, quien vino a cenar se los encontraba como entrante, este año ha sido el paté de pollo casero, y así vamos, jajajaja, cuando termina el verano todos a dieta, pero el gustazo es impagable, así que a nosotros nos pasa como a vosotros casi los comemos como pipas ;)
    Un besito

    ResponderEliminar
  8. Que buenos!!Que fotos me encantaría comerlos ahora.Es la primera vez que entro en tu blog mi me encanta,felicidades!!Te invito a qte pases por el mio si quieres en
    www.anabeltbcocina.blogspot.com.es

    ResponderEliminar

Back
to top