SARDINAS A LA SAL

         Tan solo 15 minutos nos separan de un bocado exquisito. Me pirran las sardinas, cocinadas de cualquier modo, me resultan un bocado delicioso.  Mira si será así que uno de mis bocadillos preferidos es el de sardinas fritas con pimientos verdes fritos,  ¡que si!.

Cuando hago sardinas fritas  me gusta acompañarlas con unos pimientos verdes fritos (otra de mis debilidades). Procuro hacer una buena cantidad con la intención de que sobren,(vamos que la premeditación va por delante, y la alevosía, la nocturnidad y toda la intencionalidad que quepa en un bocadillo).  Con las  que sobran para la cena me preparo un bocata, le quito la piel y la espina a las sardinas , las coloco sobre el pan y le planto un par de pimientos verdes fritos encina, ni te cuento lo que disfruto comiéndomelo.

Las sardinas a la sal quedan jugosas, en su punto de sal, las tenemos listas en 15 minutos y nos evitan el olor de asar sardinas en la sartén, si ese que luego te las ves negras para quitar por mucho que ventiles la casa. Total que todo son ventajas.

He preparado una docena de sardinas y he empleado 1 kilo de sal aproximadamente.  Te pongo la forma de hacerla sin medidas ya que el método es bastante sencillo, capa de sal gruesa sobre la bandeja de horno, colocar encima las sardinas y cubrirlas con más sal, espolvoreamos con un poquito de agua para humedecer esta última y horneamos con calor arriba y abajo, y en 15 minutos tienes la comida preparada.





Ingredientes:

·        Sardinas ( las dejaremos con las escamas y vísceras)
·        Sal  gorda (especial para pescados a la sal)
·        Agua


Elaboración:
Precalentar el horno a 200 º

            Cubrir la bandeja que vamos a utilizar para hornear las sardinas con una capa de sal de aproximadamente 1 cm de grosor.

Colocar encima de la sal las sardinas, con un espacio libre entre ellas.

Cubrir con otra capa de sal, 1 cm de grosor será suficiente.

Salpicar con un poco de agua para humedecer la sal.

Hornear a 200º grados con calor arriba y abajo durante unos 15 minutos.
Para sacar las sardinas de la sal, dar unos golpes con la mano del mortero para romper la sal, retirar la capa que cubre las sardinas y sacar estas con cuidado de no romperlas.
¡Que aproveche!

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. Que buenas. Uno de los sabores del verano.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Que ricas, justo esta semana me hablaron de esta receta, porque yo las preparo con ajo y perejil al horno y me decían prueba con sal que no huelen nada de nada.. así que de esta semana no pasa que las pruebe.
    Un besote

    ResponderEliminar
  3. las sardinas en casa también nos gustan mucho, nunca las probé, así que tomo buena nota, encima de que seguro quedan geniales, es fácil, rápido y sin olores, todo ventajas jeje,besos

    ResponderEliminar
  4. Já fiz dourada ao sal e gostei, acho que o peixe fica com sabor a mar.
    As sardinhas devem ter ficado uma delicia, por acaso o jantar hoje foi sardinha assada.
    Boa semana

    ResponderEliminar
  5. En las indicaciones al final creo que te falta un cero en la temperatura del horno, 200º, verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente!, ya lo he corregido. Gracias!

      Eliminar
  6. labruixamaduixaagosto 24, 2016

    Una pregunta: entiendo que una vez sacadas d la bandeja con sal, se comen tal cual con espinas y escamas? o se limpian antes d servir en el plato?
    Gracias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Perdona, tu comentario había ido a la carpeta de spam y acabo de verlo. Cuando las sacas de la bandeja y las descubres de la sal, le quitas la piel, que sale con las escamas y retiras los lomos que quedan limpios, listos para comer.

      Eliminar

Back
to top