ALCACHOFAS CON PAVO Y HABAS

           Este año si que he dado buena cuenta de las alcachofas, me va a dar mucha pena cuando termine la temporada. No podía pasar por el puesto del mercado y no llenar la bolsa con ellas. Además este año no me ha dado ninguna pereza según llegaba con ellas a casa ponerme a limpiarlas y prepararlas. Las he tenido cocidas guardadas en la nevera listas para saltearlas con ajos y jamón o para comerlas en ensalada o agregarlas a un estofado.

            Leyendo un poco sobre ellas me he enterado que la palabra alcachofa deriva de un término árabe que significa lengüetas de la tierra, por la forma de sus hojas. Fueron los árabes quienes durante la Edad Media extendieron su cultivo por Europa y que los griegos y romanos propagaron su fama como alimento afrodisíaco, lo que favoreció su empleo culinario (no tenemos remedio cuando de darle gusto al cuerpo se trata)

En fin, no se si serán afrodisíacas lo que si se es que es un gustazo comerlas.

Las habas que he utilizado para la receta eran de granos muy grandes y de piel basta, con lo cual los he pelado, es entretenido, aunque la verdad es que no se tarda demasiado en hacer, porque la cantidad es poca, y mejora el plato muchísimo, las vuelve completamente crujientes y dulces.

Y ya está,  te cuento como he hecho las Alcachofas con pavo y habas.



Ingredientes para 4 raciones

·        8 alcachofas
·        500 g de pechuga de pavo
·        2 tazas de granos de habas
·        1 cebolla
·        3 cucharadas soperas de AOVE
·        sal
·        pimienta
·        1 cucharada sopera de harina
·        1 limón

Elaboración:


Comenzamos desgranando las habas y pelando los granos. Reservamos
           
En un vaso con agua fría disolvemos la harina.
En una cazuela, ponemos a hervir agua suficiente para cocer las alcachofas y que queden totalmente cubiertas. Cuando comience a hervir añadimos el agua con la harina una cucharada sopera de sal y dejamos cocer a fuego bajo. (de este modo evitaremos que ennegrezcan y junto con el limón y perejil conseguiremos unas alcachofas muy bonitas)

En un bol ponemos agua y un manojo de perejil


Limpiamos las alcachofas, retirando las hojas exteriores hasta que dejemos solo el corazón, cortamos un trocito de rabito y lo pelamos, cortamos la alcachofa en cuartos, retiramos los pelitos y frotamos con un limón cortado al medio y vamos echándolas al bol con perejil.

Cuando las tengamos todas limpias las cocemos en el agua con harina hasta que al pincharlas con un tenedor las notemos tiernas. Sacamos del agua y dejamos escurrir

Pelamos y picamos la cebolla en juliana.
Troceamos la pechuga de pavo y salpimentamos

En una sartén calentamos el aceite de oliva virgen extra, agregamos la cebolla y cuando esté transparente añadimos la carne, dejamos cocinar a fuego medio hasta que la carne y la cebolla estén doradas, añadimos las habas y salteamos un par de minutos. Retiramos del fuego.

En una fuente colocamos las alcachofas, por encima repartimos la carne con las habas y servimos inmediatamente.





CONVERSATION

2 comentarios:

  1. que rico y sano!! buena propuesta! besos

    ResponderEliminar
  2. Que buena receta, lastima que queden pocas o vengan pequeñas últimamente por mi ciudad.

    ResponderEliminar

Back
to top