CROQUETAS DE ESPINACAS Y GAMBAS

         Son una de mis debilidades, las croquetas. Otra debilidad más de la larga lista de debilidades gastronómicas que tengo a bien disfrutar, que te aseguro que son muchas. Sé que formo parte de un inmenso club de fan de las croquetas, no conozco a nadie que le haga remilgos, y si conozco un montón que se rompen el pecho defendiendo las que más les gustan: ¡las de pollo son las mejores!, pero que dices?, son las de atún!.

A mi las croquetas me gustan de cualquier cosa, con pescados, carnes, verduras, embutidos, me resultan exquisitas estas porciones de bechamel con tropezones bien frititas en un buen aceite. Sin embargo, nunca las he preparado dulces, habrá que ponerle remedio, he visto algunas de arroz con leche que tenían una pinta estupenda.

Hoy las croquetas son de espinacas y gambas, con mucho relleno, bien cargaditas, tanto que admitirían rebajar la cantidad de espinacas y gambas a la mitad, con la misma cantidad de bechamel,  pero a mí estas en concreto me gustan así, bien cargaditas.

Salieron 28, 14 las freí y las tomamos con un vinito blanco bien fresquito, las otras 14 la congelé y creo que caerán esta noche con un tazón de sopa. ¡Que alegría que el tiempo ha refrescado!






Ingredientes:
(para 28 croquetas)

·        300 g de espinacas frescas
·        150 g de gambas peladas
·        1 ajo
·        700 ml de leche de vaca
·        50 g de harina de trigo
·        15 g de maicena
·        50 g de mantequilla
·        2 cucharada sopera de AOVE (aceite de oliva virgen extra)
·        1 cucharadita de sal marina
·        ½ cucharadita de pimienta blanca
·        ½ cucharadita de nuez moscada

Para el rebozado:

·        Harina de trigo
·        Pan rallado de ajo y perejil
·        2 huevos de gallina tamaño L

Para freír:

·        Aceite de oliva


Si quieres prepararlas sin lactosa cambia la leche por leche sin lactosa o prueba con una leche vegetal, la de soja le va muy bien. También cambia la mantequilla por margarina vegetal 


Elaboración:

Lavamos limpiamos y picamos las espinacas.

Pelamos las gambas y retiramos el intestino.

Colocamos al fuego una olla con un par de litros de agua, cuando comience a hervir añadimos una cucharadita de sal y agregamos las espinacas, dejamos cocer durante unos 5 minutos y partamos del fuego. Escurrimos y estrujamos suavemente entre las manos o con una paleta sobre un colador, para eliminar la mayor cantidad de agua posible.

Pelamos y picamos el diente de ajo.

En una sartén añadimos una cucharada de AOVE y saltemos el ajo, añadimos las espinacas y las gambas y salteamos durante un par de minutos. Reservamos.

Calentamos la leche, reservando unos 100 ml. donde disolvemos la maizena

En otra sartén ponemos a derretir la mantequilla junto con una cucharada de AOVE, añadimos la harina y con las varillas vamos moviendo para que se una a la mantequilla y se dore, vamos agregado poco a poco la leche, moviendo sin parar con las varillas, cuando terminemos con la leche añadimos la que teníamos reservada con la maizena, movemos y dejamos cocer hasta que espese.
Añadimos las espinacas y gambas salteadas y movemos bien para que se mezcle con la bechamel,  salpimentamos y añadimos la nuez moscada, continuamos cociendo hasta que la masa comience a separarse de las paredes de la sartén.

Volcamos en una fuente, para que no se reseque la capa exterior de la masa de croquetas, untamos con aceite film plástico y lo colocamos encima, tocando la parte del aceite con nuestra masa.
Dejamos enfriar a temperatura ambiente y después guardamos en la nevera, hasta que esté bien fría. Mejor si la dejamos de un día para otro.



Ponemos en un plato harina, en otro pan rallado y en otro los huevos batidos.
Cogemos porciones de masa, a mi me gusta grandecitas, hago porciones del tamaño de un huevo de gallina,  las pasamos por harina, tomándola entre las manos y dándoles forma, luego las pasamos por huevo y por último por pan rallado.

Las freímos, hasta dorarlas,  en abundante aceite de oliva.
 Las sacamos y dejamos escurrir sobre un papel de cocina para retirar el exceso de aceite.

Podemos comerlas frías, templadas o caliente, eso lo dejo a tu gusto


CONVERSATION

13 comentarios:

  1. Seguro que están riquísimas, me parece una idea riquísima para unas croquetas. A mi me encantan, pero confieso que me da perecilla ponerme con ellas, en parte porque cuando hago hago una cantidad descomunal y me pego un palizón.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Çok leziz ve güzel görünüyor. Ellerinize sağlık.

    ResponderEliminar
  3. Soy la tonta de las croquetas me gustan de todas formas. Estas se ven riquísimas :)

    ResponderEliminar
  4. H ola Che lo! ! Pero que croquetas nos traes hoy guapa, están de cine, que pintaza tienen, nunca las hice de espinacas y gambas, y ya estoy tardando, bueno, bueno!!! Que fotos tan bonitas chica eres lo más en fotografía y en la cocina ni te cuento...Beessss

    ResponderEliminar
  5. Si me dices:croquetas caseras......me entra el apetito pero yá.

    ResponderEliminar
  6. Estás croquetas creo que tienen que estar de vicio, me chiflan los espinacas y las gambas así que para mi todo un acierto,besitos

    ResponderEliminar
  7. Espinacas y Gambas siempre funcionan. Como croqueta tienen que saber deliciosos. Me llevo la receta. Besos,

    ResponderEliminar
  8. Esta croquetas se ven de muerte... con lo que me gusta la espinaca.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  9. Muy apetecibles y también muy sanas con estos ingredientes.Bssss

    ResponderEliminar
  10. Tienes mucha razón! hola preciosa. Las croquetas son algo que le gusta a todos, a mi especialmente, de verdad, jajajaja, no conozco a nadie que no les guste, y además están en todas la cartas de tapas, debe ser por algo no?. Y si le añadimos gambas a las espinacas pues mejor, más nos gustarán, me relamo con solo pensarlo, jeje
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. A mi me gustan mucho, pero al hijo de mi pareja le chiflan!!! Siempre dice que son su plato favorito. Así que me viene de perlas tener una receta nueva. Deliciosa. Besos!

    ResponderEliminar
  12. Y cuantos imprevistos nos solucionan unas buenas croquetas... Me confieso que también me gustan de todas clases y las dulces tengo unas en mente para hacer y publicar, no te las pierdas. besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  13. Adoro las croquetas de espinacas! Pero nunca las he probado con gambas. Las que solemos comprar de eismann llevan pasas y piñones, que también está muy bien! :D
    Martina

    ResponderEliminar

Back
to top