SOPA FRÍA DE CANÓNIGOS

        Estupenda sopa fría de canónigos  para tomar con estos calores.  Me gusta tomarla en raciones pequeñas, acompañada de unos daditos de queso de cabra y unos piñones, a modo de tropezón, o con unos daditos de pan tostado con  pesto.

Seguro que se te ocurren otras formas de tomarla ¡pues ya estas tardando en contármelo!


Ingredientes:
·        200 g de canónigos
·        1 cebolla dulce
·        80 g de queso fresco (del que utilizamos para untar)
·        sal
·        pimienta negra recién molida
·        3 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra
·        300 ml de agua o caldo de verduras

Para acompañar unos piñones y unos daditos de queso de cabra



Elaboración:

Lavamos y escurrimos los canónigos.
Pelamos y picamos la cebolla.
En una cazuela calentamos el aceite de oliva y doramos la cebolla, añadimos los canónigos y los rehogamos durante 1 minutos, cubrimos con el agua y dejamos cocer durante 5 minutos.
Apartamos del fuego y agregamos el queso fresco.
Trituramos y salpimentamos a nuestro gusto.
Si la queremos más espesa, reducimos la cantidad de agua, por el contrario si la queremos más líquida añadimos más agua o caldo de verduras.

Dejamos enfriar a temperatura ambiente y reservamos en la nevera.
Servimos bien fría  acompañada de unos piñones y unos daditos de queso de cabra.




CONVERSATION

1 comentarios:

  1. Wow, me encanta. Con lo que me gustan a mi todas las cremas frias en verano, esta me la apunto, tiene que tener un saborcito genial. Templada tiene que estar buenísima también,
    Un beso

    ResponderEliminar

Back
to top