POLLO EN ESCABECHE {Con un toque de jengibre}

   Llevo un par de horas leyendo sobre los orígenes del escabeche, que si fue primero guiso o método de conservación, que si proviene de aquí o de allá, que si deriva de… Y he aprendido un montón saltando de un enlace a otro. aquí tienes un compendio de lo que puedes encontrar por la red, pincha si sientes curiosidad, está entretenido y así luego fardas de todo lo que sabes sobre el escabeche.


            A mi particularmente un buen escabeche me pierde tanto o más que una masa dulce o salada frita, como las habas con huevos fritos, como un bocata de anchoas, como las empanadillas de atún, o las croquetas de pollo o una ensalada de tomate…. Tantas cosas me pierden que así estoy… perdida.



               Bueno que me gusta el escabeche, mi madre los bordaba, tenía varios en su repertorio, y eran distintos los que hacía según fuese para carne o para pescado, (sublime el de bonito con pimienta verde, o el escabeche frío para las sardinas, los dos los están en el blog. Curiosamente a los escabeches para aves (perdices, codornices, pollos) les añadía jengibre en polvo.
            Como es de rigor en cuanto comienzan los calores, empiezo a preparar los escabeches, es inevitable ir al mercado y traerte un par de kilos de sardinas, o un buen pollo o conejo, que preparados de este modo me hacen la vida más fácil. Llegar del trabajo a las tres y pico de la tarde en Andalucía y con una ola de calor y encontrarte un escabeche esperándote es sin lugar a dudas tocar el cielo.
            Me resulta cuanto menos extraño que aún no hubiese publicado el pollo en escabeche en el blog, van más de 600 recetas y me había dejado en el tintero una de las que más preparo en casa por esta época, y repasando veo que faltan muchas de las de ordinario, de las que se comen todos los días ¡blogueros!


            Prepara el pollo en escabeche con un toque de jengibre, seguro que cuando lo pruebes, repites.
           
      
     

Ingredientes:

·        1 pollo de unos 2 kg
·        350 g de cebolla
·        2 dientes de ajo (unos 20 g)
·        150 g de zanahorias
·        1 hoja de laurel
·        2 clavos
·        1 cucharadita de pimienta negra en grano
·        ½ cucharadita de jengibre en polvo
·        1 cucharadita de pimentón dulce de La Vera
·        1 cucharadita de azafrán
·        Unas ramitas de tomillo (o una cucharadita de tomillo seco)
·        La piel seca de 1 naranja
·        Unas ramitas de perejil
·        250 ml de AOVE
·        125 ml de vino blanco
·        125 ml de vinagre
·        125 ml de agua
·        Sal





Elaboración:

            Limpiamos  de restos de plumas y vísceras el pollo y lo troceamos, partiendo la pechuga en 4 trozos y separando las alas y muslos de contramuslos.
            Salamos la carne
            Pelamos y picamos la cebolla en juliana.
            Pelamos y loncheamos los ajos
            Pelamos y loncheamos las zanahorias
            En un perol calentamos el aceite de oliva y doramos los trozos de pollo por los dos lados, si es necesario  lo hacemos en dos veces.
            Cuando toda la carne esté dorada, agregamos la cebolla, los ajos y la zanahoria, y rehogamos durante un par de minutos. Añadimos la hoja de laurel, las pimientas, perejil, el tomillo, el jengibre, el pimentón dulce y la piel de la naranja. Movemos para mezclar todos los ingredientes y regamos con el vino y el vinagre.
            Dejamos cocer con la cazuela o perol destapado durante 5 minutos, agregamos el agua y bajamos el fuego al mínimo, tapamos la cazuela y dejamos cocinar durante unos 15 o 20 minutos, damos la vuelta a las tajadas de carne y dejamos cocinar hasta que el pollo esté tierno. La cantidad de líquido que indica la receta es suficiente, pero si te hace falta más pon a partes iguales vino, vinagre y agua, añadiendo primero el vino, después el vinagre y por último el agua.
            Como todos los escabeches, están mejor cuando han reposado un día, y si aguantas dos te vas a chupar los dedos de lo lindo. Así que deja enfriar el pollo a temperatura ambiente y después consérvalo en la nevera.
Puedes comerlo frío o caliente eso ya a tu gusto.








CONVERSATION

13 comentarios:

  1. Es toda una delicia. De esta manera no lo he hecho nunca y me va a venir genial para tenerlo hecho y comer cuando llegamos del trabajo casi sin tiempo.
    Besitosssssss

    ResponderEliminar
  2. Que sabroso y rico te han quedado, y lo bien que viene tenerlo hecho para sacarlo en cualquier momento, besos

    ResponderEliminar
  3. Hola, Chelo ! Hace mucho que no paso por acá - a pesar de que leía las recetas desde el feed- y no había notado el cambio de estética del blog. Ciertamente me encanta! Los colores, la nusva organización, ha quedado precioso. ¡felicitaciones por so!
    Casualmente tengo un pollo de campo en el freezer, creo que lo reservaré para el fin de semana y lo prepararé en este escabeche. Además el jengibre me encanta y la idea de que esté listo y esperando... si bien por acá se supone qe estamos en otoño, el calor ha amenguad pero no tanto como para no apreciar aún este tipo de "picadas".
    Un beso y hasta la vista.

    ResponderEliminar
  4. Qué aspecto más bueno!!Tiene que ser exquisito. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  5. Tenho um frango caseiro no congelador e vou levar esta receita pois adorei o aspecto.
    Bj

    ResponderEliminar
  6. No me vas a creer si te digo que nunca he comido nada en escabeche, bueno...alguna pechuguita de perdiz escabechada en una ensalada y el muy conocido atún en escabeche de lata que sospecho poco tiene que ver con lo que tu has hecho....que curiosamente, ayer hizo Juan Echanove en el programa de David de Jorge (Robinfood), de quien son amiga y le sigo hasta el infinito y más allá, aunque ahora vaya a dejar T5 (bien por él).........en fín...que yo también estoy perdida...y que NO VA A PASAR un momento más sin que se me ocurra hacer un escabeche....¡te lo prometo!, el suyo o los de tu madre, que tienen una pinta increíble.....a lo mejor es que...como aquí no hace tanto calooooor
    Beso reina.....me lo quedo.
    Marialuisa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. MariaLuisa, ponte y hazlo ya!, no puede ser que no loas hagas y los comas, son un verdadero manjar. Puedes hacer el que quieras pero ¡Ya! ;)

      Un besazo preciosa

      Eliminar
  7. A mi también hay montones de cosas que me pierden y así estamos, pero es que está todo tan buenísimoooooo y tu encima me traes este popllo que tiene una pinta.... solo me falta lamer la pantalla jajajja
    Besicos guapa

    http://lasdeliciasdelourdes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  8. La pinta que tiene es divina, me da que este no va a tardar en caer, que tiene todo para gustar en casa.
    Besos.
    Marhya

    ResponderEliminar
  9. Fantástica receta.

    ResponderEliminar
  10. Hola!! buenos días: Receta hecha el sábado y degustada el domingo, sin comentarios, exquisita!!!!!, tenía los recuerdos del pollo en escabeche de mi vecina a la vez que hacía las veces de Abuelita, que lo bordaba, el que comí ayer me transportó a hace unos cuantos años atrás!!! muchísimas gracias por la receta, todo un descubrimiento que con total seguridad repetiré, eso si, se me olvidó echar los dos clavos, ups, olvido, pero no se notó en nada en el sabor. Gracias !!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que alegría me das Nuria, muchísimas gracias por comentármelo, me alegra que hayas encontrado en mi receta los sabores de tus recuerdos.
      Un besazo

      Eliminar

Back
to top