ALBÓNDIGAS DE POLLO CON SALSA BARBACOA

           
            ¡Mira que me gusta esta salsa! , me gusta tanto que se la pondría a todo, además de a las carnes asadas o fritas que le va como “anillo al dedo”, ¿que me dices sobre unas verduras asadas o sobre unos huevos cocidos?, últimamente la he puesto como base de una pizza y nos encantó.

            Hoy la he utilizado para acompañar unas albóndigas de pollo. Podemos servir las albóndigas en plan tapita acompañada de la salsa o bien mezclar las albóndigas con la salsa, dejar que cuezan juntas 5 minutos y servirlo como planto principal acompañadas de unas patatas fritas.
           
            Recetas de salsa barbacoa hay muchas, está claro que cada cual la adapta a sus gustos, aquí está la mía, así nos gusta en casa.

                                              Albóndigas de pollo con salsa barbacoa



Para las albóndigas:

·        4 muslos de pollo de corral deshuesados (800 g de carne aprox.)
·        150 g de tocino de beta ibérico
·        1 cebolla pequeña
·        1 diente de ajo
·        4 ramitas de perejil
·        1 cucharadita de pimienta negra recién molida
·        2 huevos de gallina grandes
·        70 g de pan
·        100 ml de leche entera
·        1 cucharadita de sal
·        harina para rebozar las albóndigas
·        aceite de oliva  para freírlas




Elaboración

Pedimos al carnicero que nos deshuese y pique 4 muslos de pollo de corral con una tira de tocino de veta ibérico.

Troceamos el pan y empapamos con la leche, lo metemos en el microondas un par de minutos, para que se caliente y sea más fácil desmenuzarlo. Ponemos la miga sobre un colador, sin presionar,  para quitar la leche sobrante.
Picamos en el robot el ajo y el perejil
Picamos muy finita la cebolla

En unas 3 cucharadas de AOVE freímos la cebolla, hasta que esté transparente.

Colocamos la carne en un bol, añadimos la cebolla frita, la miga de pan remojada en la leche, el ajo y el perejil, los dos huevos, la sal y pimienta y movemos bien para integrar todos los ingredientes. Tapamos con film y dejamos reposar al menos 30 minutos en la nevera.

Sacamos la carne de la nevera y formamos las albóndigas, cogiendo porciones del tamaño de un huevo pequeño,  las pasamos por harina  y freímos en abundante AOVE, hasta dorarlas.

Reservamos las albóndigas fritas hasta que hagamos la salsa.





Salsa barbacoa

·        4 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra (en este caso donde hemos frito las albóndigas, lo colamos para retirar los restos de harina y lo utilizamos en la salsa)
·        1 cebolla
·        ½ cebolla morada
·        2 dientes de ajo
·        1 cucharada sopera de miel
·        2 cucharadas soperas de vinagre
·        1 cucharada de salsa perrins
·        1 guindilla cayena
·        400 ml. de un buen tomate frito



Elaboración:

            Pelamos y picamos los ajos y las cebollas.

            Calentamos el aceite de oliva y añadimos los ajos,
Cuando comiencen a dorarse agregamos las cebollas y dejamos cocinar hasta que se empiecen a dorar,
Añadimos la guindilla machacada o troceada con los dedos (luego lávate las manos, que seguro que basta que tengas los dedos de haber troceado la guindilla para que te pique un ojo y te toques, entonces verás las estrellas!)
Incorporamos la miel, la salsa perrins y el vinagre y dejamos cocinar durante un par de minutos.
Por último añadimos el tomate frito, trituramos todo junto con la turmix y dejamos cocer todo junto 5 minutos.

Nuestra salsa está lista



CONVERSATION

14 comentarios:

  1. En casa también consumimos mucho esta salsa, está de vicio! Y con esas albóndigas debe resultar un plato delicioso. Tienen una pinta estupenda.
    Feliz inicio de semana :)

    ResponderEliminar
  2. Que bueno, se ve riquísimo. Estupendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. De frango nunca fiz , com esse molho deve ter ficado delicioso
    bjs

    ResponderEliminar
  4. Con lo que la gustan a mi hija las albondigas, tendré que hacerla éstas, además con salsa barbacoa, ¡que ricas!
    besos,

    ResponderEliminar
  5. Mi Chelo preciosa! Qué tiempo que no venía por tu blog y menuda sorpresa me he encontrado con este nuevo formato absolutamente "pro" y bello a más no poder, te felicito pues ha quedado impecable. Me he paseado por las otras recetas y cada cual mejor, pero ahora te comento aquí, que estas albóndigas están para morirse, con la salsa barbacoa casera, como a mi me gusta, me las anoto!! besitos

    ResponderEliminar
  6. que ricas que son las albondigas!! me encantan caseras! y esta salsa le tiene que dar el toque de gracia seguro! besos

    ResponderEliminar
  7. Qué delicia de albóndigas me encantan y la salsita barbacoa casera les tiene que dar un puntito fantástico. Besos

    ResponderEliminar
  8. Comparto el gusto por la salsa...y me dan ganas de probar las albóndigas de pollo.....tienen pintón la verdad.
    Un beso guapa
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  9. En casa las albondigas de pollo se las comen solas, sin salsa. Pero a mi me gustan más con salsa y esta tuya le va muy bien. Bss.

    ResponderEliminar
  10. Que buena combinación de estas ricas albóndigas a la barbacoa. Tomo nota. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  11. pues mira que yo nunca he hecho albóndigas de pollo..... la pinta es bárbara, y esa salsita ya ni te cuento

    ResponderEliminar
  12. Un buen blog. Bellas imágenes. Pero es difícil sin un intérprete. Por favor, inserte el gadget "Traducción". Gracias!

    ResponderEliminar
  13. una salsa barbacoa casera, y encima acompañando unas albóndigas???¡me lo apuntooo!

    ResponderEliminar
  14. Nena, qué pinta! Y menuda tapa delicatessen que presentas ;-) Me gustan las 2 recetas(las albóndigas de pollo son un hallazgo!) Y esta salsa barbacoa, con unas patatitas, hace una salsa brava estupenda.
    Buen fin de semana ;-)
    Besos

    ResponderEliminar

Back
to top