POCHAS CON CALAMARES ENCEBOLLADOS

            ¿Te he contado que en mi despensa siempre hay legumbres?, pues si, las puedes encontrar secas o en tarros ya cocidas. La de los tarros en algunas ocasiones las preparo yo y otras, la mayoría de las veces las compro ya envasadas, que las hay buenísimas en el mercado.  También las tengo congeladas, ese truco me lo enseñó mi hermana Tere, las dejas en remojo y una vez hidratadas las enjuagas, las escurres y las metes en una bolsa y al congelador. De este modo siempre tienes legumbres listas para un cocido, un potaje, una sopa…

            Las pochas de hoy son envasadas, me las recomendó mi tendero, es lo bueno que tiene comprar en las tiendas de barrio, te miman y te recomiendan cositas tan ricas como estas maravillosas pochas.

            ¿Te ha pasado que al sacar las legumbres del bote se destrozan?, que empiezas a sacudir el bote, a meterle una cuchara, un tenedor un cuchillo por el borde, apretando suavemente ¡ y no hay forma! al final de lo que te dan ganas es de hacer un puré por el destrozo de legumbres. Pues a mí ya no me pasa. Verás lo que hago es destapar el bote y lo meto en un cazo con agua, que le llegue al bote más o menos hasta la mitad, a medida que se va calentando la gelatina que las conserva se vuelve líquida y libera nuestras legumbres!. También puedes hacerlo en el microondas, destapas el bote y al micro a temperatura media durante un minuto, si es poco ya vas incrementando el tiempo, hasta que resulten fáciles de sacar.


           Uy que parlanchina estoy esta mañana, vamos con la receta de pochas con calamares encebollados, un guisito muy rico y muy rápido de hacer que seguro te va a saber a Gloria Bendita.

¡Que tengas buen día!


Ingredientes

·        500 g de calamares limpios
·        250 g de cebolla
·        2 dientes de ajo
·        570 g de pochas cocidas (peso escurrido)
·        50 ml de AOVE
·        150 ml de vino blanco
·        1 guindilla cayena
·        unas ramitas de perejil
·        una cucharada de sal


Elaboración:

                  Limpiamos los calamares y los partimos en rodajas de 1 cm.
                  Pelamos y cortamos la cebolla en pluma
                 Picamos uno de los dientes de ajo
         Calentamos en una sartén o una olla el AOVE , doramos el ajo y la cebolla,  agregamos la cayena y los calamares y cocinamos a fuego vivo durante unos 5 minutos, salamos y regamos el guiso con el vino blanco, dejamos que cueza durante unos 5 minutos más.

              Abrimos el bote de pochas, (ya has visto mi truco) volcamos las pochas sobre un colador  y las enjuagamos. bajo el choro de agua fría .

         Añadimos las pochas al guiso de los calamares y lo movemos, con cuidado de no rompre la legumbre)  para que los ingredientes se mezclen bien.

            Picamos el otro diente de ajo junto con las ramitas de perejil y las añadimos al guiso.

               Apartamos y servimos inmediatamente.

CONVERSATION

14 comentarios:

  1. ¡Buen truco, me lo apunto! Y buenísima receta, se ve de lo más apetecible.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Las legumbres son imprescindibles en cualquier despensa, para poder preparar estos platos tan deliciosos.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. Este es un plato de los buenos y muy completos. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  4. Una combinacion exquista y con truco incluido¡¡
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  5. Un plato perfecto,,me gusta.bss

    ResponderEliminar
  6. Que maravilha, seria um almoço perfeito, adorei
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  7. En mi despensa también siempre hay legumbres, me parecen imprescindibles al igual que este plato que has preparado mi sister que es un gustazo para el cuerpo , vamos una buena ración y hasta me olvido del dia tan asquerosito que hace hoy jaja....
    Besinos bombón.

    ResponderEliminar
  8. Pues sigue así de parlanchina que nos gusta mucho y además nos descubre trucos que nos facilitan la vida, ejem! y las pochas también, claro! me parece que a las legumbre no les damos tanta importancia y están deliciosas.
    Un besito

    ResponderEliminar
  9. Ya me sabía yo también ese truquito. Plato ideal para tupper! Me lo apunto!

    ResponderEliminar
  10. buen truquito, una receta fácil y socorrida

    ResponderEliminar
  11. Que delicia, me parece un plato muy bueno y sano.-Bsssss y buenas noches.

    ResponderEliminar
  12. Las pochas nos encantan en casa, en otoño, cuando vienen siempre compro, y ahora en botes, tienen una piel fina y suave estas te han quedado muy ricas, besos

    ResponderEliminar
  13. Ay, Chelo, este post debe ir a "Básicos y trucos imprescindibles en la cocina" ! Es increíble cuántos secretos nos has dado de esa manera tan jovial y amable que tenés de contar.
    Me encantan las legumbres pero nunca tengo suficiente cantidad de recetas. En la alimentación de mi país las legumbres no forman parte de la dieta habitual aunque afortunadamente eso va cambiando. Yo llevo un par de años tratando de incluir legumbres al menos una ves a la semana y no te digo que siempre resulta, pero vamos.
    Jamás hubiese combinado mariscos con legumbres/porotos, así que será cuestión de probar y claro, con este secreto de tu hermana será mucho más fácil. Yo no consumo legumbres envasadas -quizá porque no tenemos muchas opciones en ese sentido- y más de una vez la dificultad para alcanzar mi buen propósito ha sido el olvidarme poner las legumbres en remojo. ¡No más excusas!
    La que se extendió en la charla he sido yo, decididamente.
    Cariños, mi querida.

    ResponderEliminar
  14. Que lujazo de plato
    Besotes.

    http://lasdeliciasdelourdes.blogspot.com

    ResponderEliminar

Back
to top