HUEVOS NEVADOS O HUEVOS MOLES

Huevos nevados o huevos moles, dos nombres con el que podemos encontrar esta maravilla de receta, otra joya de nuestra gastronomía y otra de esas elaboraciones que dejamos para ocasiones especiales.





¡Pero que manía tenemos en dejar algunos platos para comerlos en determinadas fechas!, los huevos nevados en Semana Santa, pues va a ser que no, hombre ya!, Menudo homenaje me he dado a cuenta de tener la receta en el blog ;). Además participo con ella en el Reto de febrero de cocineros del mundo Google+, que lo dedica a los huevos o a los cítricos, yo he elegido huevos (evidente)


            Si quieres puedes ponerle en el fondo del recipiente unas galletas, encima las nubes y regarlo con las natillas, yo en esta ocasión no las he puesto.

            Hemos empezado la semana muy dulces, ojalá y la terminemos igual.


Ingredientes:
(Para 6 raciones)

Para las nubes

·        1 litro de leche
·        5 claras
·        150 g de azúcar
·        la piel de 1 limón
·        1 palito de canela

Para las natillas
·        500 ml de leche + la que nos queda de cocer el merengue
·        5 yemas
·        1 cucharadita de maizena
·        150 g de azúcar
·        canela molida

Elaboración:

Comenzamos poniendo a cocer la leche con la piel de limón y la canela. Dejamos que hierva a fuego suave durante unos 15 minutos.

Mientras separamos las yemas de las claras de los huevos.

Con la batidora montamos las claras a punto de nieve. Agregamos poco a poco el azúcar sin dejar de batir hasta obtener un merengue brillante.

Retiramos la piel de limón y el palito de canela de la leche.

Tomamos cucharadas soperas del merengue y las cocemos en la leche durante unos 15 segundos, le damos a vuelta y dejamos que cueza por el otro lado. El merengue se endurecerá por fuera permaneciendo tierno por dentro, a la vez que toma el aroma de limón y canela de la leche. Cuando esté cocido lo sacamos con una espumadera y lo reservamos en un plato.

Ya verás que se habrá consumido la mayor parte de la leche, (nos quedarán unos 300 ml. aprox.) la colamos para retirar los restos de merengue cocido y lo volvemos a poner en el fuego

En un bol batimos las yemas con el azúcar la maizena y el medio litro de leche. Lo vamos incorporando dejando caer a la leche anterior (que tenemos puesta al fuego bajo), movemos continuamente con unas varillas, hasta que las natillas espesen  (unos 10 minutos)

La presentación la podemos hacer en una fuente grande o bien de forma individual, a mi me gusta más individual.



Si optas por la versión con galleta pon en el fondo de los recipientes una galleta (varias si lo vas a presentan en una fuente grande), reparte unas nubes de merengue y cúbrelas con las natillas. Adorna con más nubes, espolvorea con canela molida y déjalas en un lugar fresco para que se enfríen. Después guárdalas en la nevera hasta la hora de consumirlas.







CONVERSATION

10 comentarios:

  1. Cuanta razón tienes con eso de hacer ciertas recetas por temporadas, con lo ricos que están los polvorones o las torrijas y siempre nos acordamos en fechas concretas. Muy buena esta receta, se me hace la boca agua pensando en tomarme uno de esos cuencos.

    Un besazo guapa y buena semana

    ResponderEliminar
  2. Una receta impresionante Chelo!!
    Mi abuela solia hacer un plato muy parecido en ocasiones especiales y estaba exquisito!
    El tuyo ha quedado con unas pintas increibles! Tengo que probar la receta! Seguro que es una delicia!
    Un beso y feliz semana!

    ResponderEliminar
  3. Se ve divino. No lo conocía, pero tiene que estar estupendo. Me quedo con la idea ;-)
    ¡Suerte en el concurso!
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Não conhecia este doce, achei simples e tem um aspecto maravilhoso
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Me encantan las fotos tan delicadas!
    La semana pasada los hice, aunque con natillas de chocolate y tuvieron un gran éxito. La verdad es que estas recetas clásicas las tenemos un poco abandonadas injustamente.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Pero qué rico y qué fotos tan bonitas!! Es de esos postres en los que se utiliza el huevo entero y me encanta. Besos

    ResponderEliminar
  7. Chelo por los dioses que receta mas chula,,uff no creo que me aguante sin hacerla,,un beso..

    ResponderEliminar
  8. Ay que rico...mi madre les llama "suspiros".....me encantan estos postres...
    Un besito
    Marialuisa

    ResponderEliminar
  9. Que ricura Chelo!! A mi me los hacía mi abuela para merendar...que dulces recuerdos.
    La presentación de 10.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Back
to top