PAN TIGRE

           El Pan Tigre acababa de enfriarse, las fotos para esta entrada hechas. En el fuego un guiso de cordero, era domingo.

             Me gusta la comida del domingo especialmente, no por que cocine algo especial ese día, sino por el reposo con el que se hace, nada de prisas. Desde el desayuno a la cena todo transcurre con calma, hasta mis gatos parecen que van a cámara lenta, bueno menos Guindi que está hecha un trasto y no para de saltar de un mueble a otro, es un torbellino esta pequeña.

            Y esa calma de domingo invita a hacer pan, últimamente los panes que horneo  son en domingo, preparo la masa el sábado por la tarde o por la noche y lo dejo en la nevera hasta el día siguiente que lo termino,  y comemos pan recién hecho con la comida. Además de que con esos fríos apetece muchísimo encender el horno, caldea la cocina y ambienta la casa, y a la par se aprovecha el calor y preparas el bizcocho para los desayunos, o un asado para acompañar el pan.  En fin, mañanita de horno y pan.

            El pan tigre recibe su nombre por el aspecto de su corteza, esta se resquebraja al hornearse dándole la apariencia del dibujo de la piel de un tigre, o de una jirafa, por eso puedes encontrar el pan con los dos nombres. La fórmula que emplees para el pan da un poco igual, puedes encontrar un millón de recetas distintas, dulces, semidulces, saladas…, lo que sí es común a todos es la corteza, preparada con una mezcla de harina de arroz. Su origen es holandés, exportado a toda cocina que quiera prepararlo, claro.

            Uno de los panecillos nos lo comimos mientras acababa de hacerse la comida, apoyados sobre la encimera de la cocina, con una copa de tinto y dándole pellizcos terminamos en un santiamén con el pan tigre. Nos gusto especialmente su corteza, supe crujiente y con el característico sabor del aceite de sésamo, muy rico.


            El segundo panecillo nos acompaño al cordero, al ser la receta principal de pan blanco, le fue estupendamente.



Ingredientes:
Para dos panecillos

·        500 g de harina de trigo
·        300 g de agua
·        20 g de levadura
        1 cucharadita de sal

Para la corteza:

·        120 g de harina de arroz
·        120 g de agua
·        15 g de aceite de sésamo
·        7 g de levadura fresca
·        12 g de azúcar
·        3 g de sal




Elaboración:
Para el pan:
Templamos el agua

Deshacemos la levadura fresca en el agua templada y la mezclamos con la harina.
Amasamos hasta conseguir una masa lisa y homogénea. Nos va a llevar un buen ratito porque es una masa con mucha agua. Lo mejor es amasar y dejar reposar unos minutos, volver a amasar y reposo, así hasta que lo consigamos.

Dejamos reposar la masa en la nevera toda la noche. (si vas con prisas, puedes dejarla fuera hasta que doble de volumen y continuar el proceso)

Al día siguiente, sacamos de la nevera, amasamos y formamos el pan, según nuestro gusto. Yo he dividido la masa en dos, la he boleado y le he dado forma de panecillo.

Prepara la bandeja de horno, con papel de hornear, por ejemplo y colocamos los panecillos en ella. Los tapamos con un paño limpio y los dejamos que vuelvan a subir.

Mientras preparamos la masa de la corteza. Es bien fácil, sólo tenemos que mezclar todos los ingredientes. Con estas cantidades va a sobrar un poco de mezcla.
Además precalentamos el horno a 250º C.

Cuando los panecillos haya levado, con ayuda de un pincen le ponemos encima una buena capa de la masa que hemos hecho para la corteza.

Metemos en el horno el pan  (yo le vierto un vasito de agua en la base del horno para crear vapor) y horneamos hasta que esté bien dorado, alrededor de 30 minutos.

Una vez dorado, y comprobando que suena a hueco, (ya sabes lo giras y le das unos golpes en el culo, si suena a hueco el pan está en su punto). Lo dejamos enfriar sobre una rejilla ¡y a comerlo!



Fuente de la corteza: http://lacocinadeloselfos.blogspot.com.es/2013/04/pan-tigre-o-jirafa.html

CONVERSATION

17 comentarios:

  1. ¿Ves? Lo que yo digo, para no parar de tirarle pellizcos! me llevo la receta, ¡vaya si me la llevo! Y nos vemos! Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Se ve espectacular, tanto la corteza como la molla, que maravilla de pan que no conocía.
    Es una receta que dejo entre mis favoritas para hacerla en cuanto pueda.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Delicioso el pan, estoy de acuerdo, pero yo tuve que hacer más cantidad, que en casa son paneros y necesitan hartarse, jeje. A mí es uno de los panes que más me han gustado últimamente.

    Bss

    Elena

    ResponderEliminar
  4. Chelo, te ha quedado de maravilla, yo lo doré menos. Me parece !!el pan!! está buenísimo, ya lo hice 5 veces e incluso he utilizado para hacer bollos preñaos, una delicia, bsss

    ResponderEliminar
  5. Me encanta! ese tostado tan característico, y esa miga espectacular, si es que hoy solo veo maravillas con estos panes tigre, y seguramente está muy rico, al final tendré que sacar tiempo y probarlo, es precioso.
    Un besito

    ResponderEliminar
  6. ¡Que original! Me encanta, tiene una pintaza impresionante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Yo no horneo casi nunca pan pero me parece un plan perfecto para un domingo. Me encanta este plan y las fotos preciosas. Un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Que bollitos mas deliciosos, no hay mas que verlos.Un beso y buenas noches.

    ResponderEliminar
  9. Pensei que fossem mais complicados de fazer mas são muitos simples
    Ficaram lindos
    bjs

    ResponderEliminar
  10. Holaaaa, que bonitos, no lo había visto nunca y le queda una corteza super bonita. Seguro que estaban buenísimos.
    Un besooo

    ResponderEliminar
  11. Despues de ver tantos con este aun me dan mas ganas de ponerme a el vaya pasada de pan y con esas fotos no te dijo mas, Buen fin de semana bsss

    ResponderEliminar
  12. Me encanta la segunda foto, una pasada lo que resalta el pan con el fondo negro. Besos

    ResponderEliminar
  13. Ya se lo he dicho a Yolanda la semana que viene lo preparo, tiene una vista preciosa y esa miga será lo mas.
    Me encantan tus fotos son preciosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Desconocía este tipo de pan! Me parece de unta textura fantástica y un aspecto muy peculiar pero a la vez delicioso! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  15. Es la primera vez que veo este tipo de pan, ¡qué requetechulada! me encanta esa corteza agrietada (por un momento creí que era queso fundido X-)
    Menudo hallazgo, Chelo, ¡gracias!!
    Besos
    Y viva la comida de los domingos ;-) Buen provecho

    ResponderEliminar
  16. Este pan tiene una pinta increíble!
    Besos

    www.monicalopez.es

    ResponderEliminar
  17. Que bueno Chelo!!! hemos coincido en basarnos en la receta original de la Cocina de los Elfos. Conseguiste una costrita muy "salvaje".. Me encanta!!! Besos,

    ResponderEliminar

Back
to top