PEREGRINAS {Empanadillas de pimentón, pisto y sardinas}

                      Hoy Empanadillas de pimentón con pisto y sardinas


            Me apasionan las empanadas, son realmente pocas las que hay publicadas en el blog, si tengo en cuenta que es una de mis elaboraciones preferidas y que cualquier excusa es buena para preparar una que te salve la cena. Es curioso pero me gusta prepararlas para cenar, un trozo de empanada una sopa o ensalada y la reina del mundo mundial, una cena de lujo, sin salir  de casa ¿se puede pedir más?

            Son versátiles tanto por dentro como por fuera. Porque mira que podemos encontrar estilos de masas, tanto dulces como saladas, que si de vino, de miel, con huevos, sin ellos, con harinas de diferentes tipos, con multitud de rellenos, carnes, pescados, verduras….Es normal que me tengan tan prendada porque son el comodín perfecto. Podemos encontrarlas en todos los países y culturas por algo será.
            Ah!, y que me decís de las formas, porque las hay redondas, cuadradas, con forma de media luna, triangulares, abiertas y cerradas,  con maravillosos adornos y repulgues fantástico.
            Empanada es el sustantivo del verbo empanar, que no es otra cosa que encerrar algo en una masa o pan para cocerlo en el horno o bien rebozar en pan un alimento para freírlo.  Así encontramos el calzone  italiano, una variante de la pizza que consiste en una pizza cerrada con forma de gigante empanadilla de media luna. La Bureka, empanada hojaldrada típica de la cocina judía que se rellena con queso, carne picada o espinacas, de forma triangular y casi siempre cerrada, o el Börek  empanada hecha con masa filo
También cerrada, de forma triangular y  de tamaño pequeño tenemos los Fatay o Sfija de la cocina árabe, o el Lajmayin de la cocina judía, tanto árabes como judíos se disputan su paternidad y que comparten la masa fermentada, semejante a la del pan, rellena de carne picada y especias y que casi nunca está herméticamente cerrada.
En la misma línea encontramos los Piroggeen, especialidad de origen polaco, de masa con levadura rellena tanto de preparaciones dulces como saladas. En Ecuador tenemos las empanadas de morocho,  masa de maíz blanco con grasa animal rellena de arroz, carne y cebolla, o las empanadas de viento que se rellenan de cebolla y queso…. Y así muchas más variedades, países, rellenos, formas….

            Las empanadillas de hoy las bautizo mi hermana nada más verlas, comentó ¿has preparado unas peregrinas?, y le dije: ah si?, pues… no sé y me comentó: al verlas con esa forma pues se me ha venido ese nombre. Y yo que le hago caso a mi hermana mayor pues le dije, pues peregrinas! , la idea la vi en el blog de Margarida.

            
              La masa es una a la que recurro cuando no quiero pesar los ingredientes, y voy con algo de prisa, porque esta masa apenas necesita reposo. Es la misma cantidad de aceite que de agua, una cucharadita de sal y harina la que admita (terrorífica expresión), para darle un toque de color y un sabor algo distinto además le he añadido una cucharadita de pimentón de La Vera, Dos Hermanas. El relleno ha sido un bote del pisto que hice este verano y una lata de sardinas al limón (mira que me gustan estas sardinas). El resultado, pues mira y juzga



Ingredientes:
Para 8 empanadillas
Para la masa:
·        100 ml de AOVE
·        100 ml de agua
·        1 cucharadita de sal
·        1 cucharadita de Pimentón de la Vera Las Hermanas, variedad dulce
·        250 -300 g de harina aproximadamente.
Para el relleno:
·        Un bote de 300 g de pisto de berenjena y calabacín 
·        8 sardinas al limón en conserva





Elaboración:
            Para la masa, mezclamos todos los ingredientes y amasamos hasta obtener una masa lisa. Es fácil de manejar por el aceite de que lleva, con lo cual no será necesario poner más harina sobre la masa
               Pintamos las conchas con aceite.
Estiramos la masa y cubrimos la parte interna de la concha, presionamos la masa contra la concha para que se marque el dibujo y con el dedo apretamos contra el borde para “cortar” la masa.
            Ponemos una cucharada de pisto sobre la masa y una sardinilla, que podemos dejar entera o desmenuzarla.
             Cubrimos con una capa de masa y cerramos presionando el borde.


           Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo y horneamos durante unos 15 minutos, hasta que la masa este dorada.
            Sacamos del horno y desmoldamos.

            Las podemos consumir, frías, templadas o calientes. Eso te lo dejo a tu gusto.




CONVERSATION

17 comentarios:

  1. Wooow que delicia, no lo hubiera adivinado por face, seguro!!
    Bss

    ResponderEliminar
  2. qué buena idea hacerlas en las conchas de las vieiras, quedan preciosas!!

    ResponderEliminar
  3. Que nombre y presentación tan bonitas. Queda precioso, muy original ademas. Y riquísimas ya me lo imagino, tienen todo para gustarme.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Adoro las empanadas de sardinas, el pisto por esta vez te lo perdono, jajaja.
    Muack

    ResponderEliminar
  5. Ains niña, pero cómo iba a adivinar yo el relleno si pensaba quer eran magdalenas!!! jajaja

    Me encanta el relleno y la presentación, es muy original!!!

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  6. Que relleno mas original, me has sorprendido gratamente!
    Besos

    ResponderEliminar
  7. original y deliciosimo, deben estar .. ainns no se explicarlo se me hace la boca agua
    http://senoritamandarina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué maravilla estas peregrinas! No sé si me gusta más su nombre o su relleno o el sabor que deben de tener.
    Me las apunto, con lo que nos gustan en casa las empanadillas, seguro que triunfo con estas!
    Besos,
    Palmira

    ResponderEliminar
  9. Por la forma imaginé que de pescado eran pero de sardinas no lo pensé! Deliciosas de todas maneras. Bss

    ResponderEliminar
  10. Un relleno sabrosísimo con una masa nada complicada. Al verlas se me representaron las magdalenas, ya que antiguamente se horneaban en moldes similares pero de metal.
    Besos hoy desde

    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/11/caramelos-de-marihuana.html
    y desde
    http://norma2-siempreesprimavera-norma2.blogspot.com.ar/2014/11/como-se-celebro-la-entrada-del-nuevo.html

    ResponderEliminar
  11. Que molde mas original me ha dejado loca y el relleno sorprendente. Me quito el sombrero!!!

    ResponderEliminar
  12. Pero qué idea más buena!!!! Me ha dejado con la boca abierta!!!
    Estas no me las pierdo! En casa nos apasionan las empanadillas, sobre todo las de bonito...pero nunca las hemos probado con pisto y sardinas! La verdad es que suena delicioso!!!!
    Las probaré! Seguro que arrasan!
    Un besote!

    ResponderEliminar
  13. Que ricas y que socorridas. Me ha encantado ese molde en forma de concha. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué chulada! Nada más ver la primera foto, he pensado "caray, son igualitas a unas vieiras!" y fíjate tú, qué buena idea usar las conchas (viva el reciclaje :-)
    Jobar, estoy volviendo a leer la receta y me gusta todo, sobre todo que se horneen y no se frían (menos remordimientos)
    Me las llevo puestas!
    Gracias y besotes

    ResponderEliminar
  15. que originales!! y tienen que estar de ricas....
    besos

    ResponderEliminar
  16. Super original el molde. A mí también me gusta mucho esa masa, facilona y rica y el relleno ni te cuento, qué gozada de sardinas. Un lujazo. Besos

    ResponderEliminar
  17. precioso utilizar las conchas!!!

    ResponderEliminar

Back
to top