BUÑUELOS DE CALABAZA {de masa batida}


          Buñuelos de calabaza, de masa batida, porque su preparación se limita a batir todos los ingredientes en una jarra o en el vaso de la batidora y ya esta. No necesita reposo, ni escaldado previo de la harina, más fácil imposible.

            Además se distingue de los buñuelos de viento porque no son huecos, no nos vamos a encontrar en su interior una masa alveolada, por el contrario es más tipo bizcochito, de miga compacta y suave.  No se rellenan Y ni falta que les hace, porque la masa está llena de sabor que le otorgan la canela, el clavo, el anís y por supuesto la calabaza.

            Como se tarda poquísimo en hacer,  en 30 minutos preparas una fuente generosa, además se mantienen como recién hechos  un par de días, claro que en casa nunca duran tanto.

Acompañados de un licor son el broche perfecto a una sobremesa.

Espero que te gusten un montón





Ingredientes:

·        250 g de harina de pastelería
·        200 g de calabaza asada o cocida
·        2 huevos tamaño L
·        100 g de azúcar morena
·        1 cucharadita de canela
·        ½ cucharadita de nuez moscada
·        1 clavo molido
·        1 cucharada sopera de licor de anís
·        1 juego de sobres de gasificante de pastelería (el tigre, hacendado), o ½ sobrecito de levadura Royal
·        Aceite de oliva para freír
·        Azúcar glass para espolvorearlos una vez fritos

Elaboración:

            Podemos cocer la calabaza en el horno o hacerlo también en el microondas, lo que es importante es que no contenga agua porque nos haría más líquida la masa.

Para hacerla en el microondas, la pelamos, eliminamos las pipas y la metemos en un recipiente apto para microondas, lo tapamos y ponemos a 800w durante unos 4 minutos. Comprobamos que está tierna pinchándola con un tenedor.

Ponemos la calabaza en el vaso de la batidora, junto con el resto de los ingredientes, batimos hasta que obtengamos una masa lisa y sin grumos.

            Calentamos en un cazo aceite de oliva, suficiente como para que los buñuelos floten, unos 4 o 5 cm.

            Tomamos porciones de la masa con una cucharita(yo utilizo un cacito de servir el azúcar, es un cazo en miniatura pero que ayuda a darle esa forma tan redondita a los buñuelos)  y con otra empujamos la masa al aceite caliente, al caer la masa se irá al fondo para pronto flotar y sólo darse la vuelta cuando esté dorado. Cuando se dore por los dos lados lo sacamos a un plato con papel de cocina para que escurra el exceso de aceite.

            Terminamos con toda la masa, colocamos los buñuelos en una fuente y los espolvoreamos con azúcar glas.





CONVERSATION

10 comentarios:

  1. Estupendos y ricos, ricos¡¡¡¡¡¡¡
    besos

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta mas buena.Gracias y buenas noches.Bssss

    ResponderEliminar
  3. En mi casa tampoco creo que llegasen a 2 días
    besos,

    ResponderEliminar
  4. Que buñuelos tan ricos y la calabaza le tiene que dar jugosidad tremenda, que deliciosos!!!

    Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Wow...se parecen a unos que me hizo una vez mi cuñada de León...los voy a probar!

    ResponderEliminar
  6. Bien ricos tur s buñuelos y en esas foto tan lindas aun dan mas ganas de ponerse a ellos

    ResponderEliminar
  7. Este año aún no los hice,lo voy dejando, pero me encantan y han salido perfectos!

    ResponderEliminar
  8. QUE BUENOSSSS!!! SE VEN TAN REDONDOS JAJAJA

    ResponderEliminar
  9. Ooooh, es que cada vez que veo un buñuelo me pongo a salivar como loca. La cocina te queda hecha un asco con olor a aceite refrito durante 3 días, pero el resultado es un manjar.
    Me encanta la preparación "exprés" (peligro peligro...) :-D
    Gracias por la receta, Chelo

    ResponderEliminar

Back
to top