MERMELADA O CREMA DE MEMBRILLO

          La primera vez que hice carne de membrillo no quedó como debiera, nada de cuajada como para poder cortarla, no, ni mucho menos; quedo con una textura de crema o mermelada, y descubrí que me gustaba mucho más que la carne de membrillo, le encontraba más utilidades. Me la ponía en tostadas con mantequilla, en la cuajada o yogurt, untada sobre queso (fresco o curado), como relleno de empañadillas o galletas, para espesar alguna salsa para acompañar un asado….Vamos que lloré cuando se acabo, con eso os lo digo todo. (Que exagera que puedo llegar a ser, ains)

            La diferencia con una carne de membrillo, además de la textura, es que lleva menos azúcar y también menos tiempo de preparación. Te cuento como está hecha por si te animas a probarla.



Ingredientes:

·        700 g de membrillo cocido, limpio de piel y semillas (900 g de membrillos enteros y crudos)
·        400 g de azúcar morena

Queso Curado Cumbres del Segura Queso artesano de Santiago Pontones


Elaboración:

            Cocemos los membrillos enteros en agua hasta que estén tiernos. Los pinchamos con un palillo para comprobarlo. Dejamos que se enfríen y los pelamos, retiramos las semillas y los troceamos.

            En una cazuela ponemos a cocer la pulpa de membrillo junto con el azúcar morena, con una cuchara de madera le daremos vueltas, sin parar de mover porque tiende a pegarse.
A medida que vamos cocinándolo, la pulpa se irá deshaciendo, si vemos que quedan trocitos, pasamos la mezcla por el pasapurés, o por la batidora y lo devolvemos al fuego,  hasta que adquiera la consistencia de una crema espesa. Para comprobar hacemos lo mismo que para comprobar una mermelada, ponemos una cucharada en un plato y pasamos el dedo por medio, si la crema tiende a juntarse, seguimos cocinando, si se queda separada la retiramos del fuego, estará lista.

            Si queremos prepararla para conserva, esterilizamos los botes hirviéndolos en agua durante unos 15 minutos. Llenamos con la mermelada aún caliente y dejamos enfriar boca abajo.

            Si queremos consumirla pronto, lo vertemos en un recipiente que podamos tapar y lo guardamos en la nevera mientras nos damos el gustazo de comerlo.






            

CONVERSATION

8 comentarios:

  1. Qué buena pinta y curioso que surgiera de un "fallo" la verdad es que a mi siempre se me queda en bloque jajaja pero probaré porque la pinta es deliciosa.

    besazos

    ResponderEliminar
  2. Sin duda mucho mejor en versión crema, además te ha quedado con una pinta fantástica :)

    ResponderEliminar
  3. Yo suelo hacer dulce de membrillo, pero me gusta la idea de hacer mermelada.
    http://arruadamontse30.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  4. Gosto muito mas nunca me deu para fazer
    Este ficou uma delicia
    bjs

    ResponderEliminar
  5. Se ve buenísimo, yo he hecho en dulce, pero no en esta textura y me parece super interesante.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. mmmm que rico! y puedes echarlo en cualquier lado que quedará bien.. sobre todo esa mezcla con el queso..mmm delicioso!
    un beso!
    http://elbauldelasdelicias.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  7. Mira que nunca he probado el membrillo y parece que debe estar bueno.
    Un beso.
    Hogardiez

    ResponderEliminar
  8. Jajajajajaja, jajajaja. Me has pisado la idea con el queso de Cumbres de Segura!! Pero me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar

Back
to top