BIZCOCHO DE AGUA

                Tengo una manía, bueno tengo muchas, pero hoy voy a confesar una, la que tiene que ver con los bizcochos. Me resulta complicado hacer y comerme un bizcocho y no puntuarlo, así que en el margen de la receta anoto con un baremo del 1 al 10 que me ha parecido su textura, sabor, dificultad de confección… y este bizcocho es el único que tiene un 10 en esponjosidad, es ¡ superesponjoso!, se deshace en la boca y si no tienes cuidado te lo zampas todo sin darte ni cuenta.

            Me llamó muchísimo la atención que el agua fuera uno de sus ingredientes, pensé que licuaría demasiado la masa y que impediría que esta subiera, por eso lo he preparado montando bien las claras y espumando todo lo posible las yemas de los huevos con el azúcar. La sorpresa fue mayúscula cuando lo probé, ¡¿pero cómo podía tener esa textura tan liviana?!, ya te digo que es el bizcocho más esponjoso que he comido.

             Y mientras te cuento como he batido las yemas y las claras, no tengo por menos que reírme, porque vengo de visitar el blog de Helena (Rico sin azúcar), que ha publicado una receta de un bizcocho de ciruelas y chocolate blanco que tiene una pinta que te mueres a chorros, y hace unas "reflexiones" sobre las recetas de los bizcochos que me ha sacado unas risas. Así que si quieres pasar un buen rato, ver unas fotos preciosas y llevarte una receta de locura, visita a Helena. 

           Yo te dejo la receta del bizcocho de agua, para que la prepares durante el fin de semana y lo disfrutes.
           




Ingredientes:

·        3 huevos XL
·        150 grs. de azúcar
·        150 grs. de harina
·        75 grs. de aceite de oliva Virgen Extra
·        100 grs. de agua
·        Piel rallada de ½ limón
·        1 sobre de azúcar de vainilla
·        ½ paquete de levadura royal



Elaboración:

            Precalentamos el horno a 180º C
           
            Separamos las claras de las yemas.

            Tamizamos la harina, el azúcar de vainilla y la levadura

            Lavamos y secamos el limón y rallamos la mitad de su piel (sólo la parte amarilla).
           
            Montamos las claras a punto de nieve y le agregamos poco a poco la mitad del azúcar, seguimos montando hasta obtener un merengue bien espeso. Reservamos

            Con el resto del azúcar montamos las yemas hasta que doblen de volumen. En forma de hilo vamos agregando poco a poco (un chorrito muy fino) el aceite, sin dejar de batir en ningún momento hasta terminarlo. A continuación y del mismo modo agregamos el agua.
           
            Añadimos a la mezcla anterior las claras montadas, con una lengua de silicona o espátula y con movimientos envolventes las integramos bien, intentando que se bajen lo menos posible.
Por último incorporamos la harina, poco a poco y no añadiendo más hasta que no se ha integrado bien la anterior.

            Para este tipo de bizcochos se recomienda no engrasar el molde, para que la masa “trepe” por él y ayude a una consistencia más etérea,  yo utilizo uno de silicona y no lo engraso con nada. Mejor un molde con agujero central, que no va a ayudar a la hora de dejar que se enfríe.
Vertemos la masa en el molde y horneamos a 180º C durante unos 35 o 40 minutos. Lo mejor es pincharlo con un palito de brocheta para comprobar el punto de cocción, ya sabes, debe salir limpio.



            Una vez cocido, sacamos el molde del horno y lo dejamos enfriar boca ababajo. Mira como lo hago, como el molde tiene una chimenea, aprovecho y meto esta en una botella, de ese modo puede enfriarse el bizcocho boca abajo ¿y para qué?, pues para que no se baje y quede superesponjoso!





Lo dejamos enfriar totalmente antes de desmoldarlo.




Ahora sólo queda que des buena cuenta de él. ¡Que aproveche!

Fuente: http://fotogrammidizucchero.blogspot.it/2014/03/ciambellone-soffice-allacqua.html


CONVERSATION

27 comentarios:

  1. Es la primera vez que veo este tipo de bizcocho, tiene una textura impresionante, creo que me lo podría comer entero yo solita. Y tu truco para el enfriado es total, gracias por compartirlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Complimenti anche la tua è venuta davvero bella!!!

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta y esta miga se ve irresistible!
    Besos y feliz fin de semana,
    Palmira

    ResponderEliminar
  4. Parecido al bizcocho de yogur o leche de toda la vida pero con agua no? mmm probaré ha hacerlo, además viene genial por si nos falta alguno de los ingredientes anteriores

    Feliz puente :)

    ResponderEliminar
  5. Chelooooooo! Tenia que venir a ver este bizcocho al agua, ¡impresionante! Lo de colgarlo boca a bajo merece un post a parte.... X-D
    Me encanta (sobre todo porque no lleva mantequilla y muy poquito aceito) Con tu permiso, me lo llevo puesto ;-)
    Besotes y buen fin de semana

    ResponderEliminar
  6. Uma receita muito interessante, bela maneira de pôr o bolo arrefecer...
    Ficou lindo e com um interior delicioso
    Bjs

    ResponderEliminar
  7. Guau. Acabo de conocerte gracias a este bizcocho de agua. A mí también me encantan los bizcochos y prometo poner esta receta en práctica ya. Tengo un molde de silicona como el tuyo que me acabo de comprar. Gracias por la idea de ponerlo para enfriar sobre una botella. Es la primera vez que lo oigo, así que muchas gracias por el consejo. Me quedo por aquí.
    Si te apetece puedes pasarte por mi blog_ "http://tuvesyyohago.blogspot.com.es/"
    Besos
    Blanca

    ResponderEliminar
  8. Pero que delicia, de verdad, me has dejado aluciná.
    Eso de dejarlo enfriar boca abajo me ha parecido una idea divina.
    Probaré a hacerlo a ver si me sale igual de bien que a ti.
    Besinesss

    ResponderEliminar
  9. Me parece una idea estupenda. Entonces se deja descansar bocabajo igual que el angel, no???
    Ve poniendo te, por favor, moruno si no es mucho pedir!!!

    Me guardo la receta, ya te lo dije.

    Muack

    ResponderEliminar
  10. Me recuerda mucho al angel's food, no?

    ResponderEliminar
  11. Hace unos años hice un bizcocho de chocolate y agua y fue un desastre!! Me lo comí, por que yo no tiro nada, pero fue un fracaso, jeje... Ya me he apuntado esta receta, la pinta es buenísima. Besos

    ResponderEliminar
  12. Nunca lo había visto con agua, tiene una pinta deliciosa. Igual lo hago para la semana, a ver que tal. Besiños, buen finde.

    ResponderEliminar
  13. Pues si ya el nombre me había intrigado, leerte que es liviano y el más esponjoso que has probado, ni te cuento. Vamos, que no se me escapa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Que me he reido leyendo tu post guapa. El bizcocho con agua es delicioso y muy esponjoso.Bsss y buenas noches.

    ResponderEliminar
  15. FABULOSO de punta a punta: la puntuación del bizcocho/torta hasta la idea de la botella para enfriar sin perder altura. ¡Algo tan sencillo y no se me hubiese ocurrido en 100 años!!
    Al igual que Helena, me llevo la receta porque por las fotos, tu relato y la sencillez de los ingredientes se merece un buen lugar en todo recetario que se precie de tal. Cariños, linda.

    ResponderEliminar
  16. Se ve supereesponjoso,me gusta la idea de enfriarlo boca abajo con ese sistema tan facil.Habrá que probarlo.besinos

    ResponderEliminar
  17. me encanta la forma de enfriarlo, lo probare ya que también es raro el fin de semana que no cae un bizcocho

    ResponderEliminar
  18. Original forma de enfriar el bizcocho, pero tiene su lógica. Muy esponjoso y ligero, me gusta. Feliz finde.

    ResponderEliminar
  19. mmmmm...superesponjoso!!! que pintaza tiene!! yo acabo de hacer uno de chocolate...también me pirran los bizcochos y yo en vez de puntuarlos los pongo en un top 10!! ;P jejejeje... me gusta tu truco para desmoldar. Besoss

    ResponderEliminar
  20. Terriblemente Delicioso y tambien me sorprende lo del agua, pero viendo el resultado ya es suficicente
    Bss

    ResponderEliminar
  21. Hija leyendo voy babeando tal como lo describes jajajaja. Esto hay que probarlo si o si y la idea de la botella es super! probaremos todo. Bss

    ResponderEliminar
  22. Me encanta esta opción de bizcocho por la ausencia de lácteos, así que no voy a tardar en hacerlo.
    Y el truco de dejarlo enfriar, es muy bueno.
    Un beso

    ResponderEliminar
  23. Hecho, no pude resistirme, ya te dire como me ha salido. Muchas gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alborada, seguro que te queda bien. Deseando que me lo cuentes.
      Un beso

      Eliminar
  24. La verdad es que tiene una pinta espectacular, tendré que hacerlo.
    Besos

    lagalletarota.blogspot.com

    ResponderEliminar
  25. Hola!!.
    Me parece una idea estupenda lo de reposar boca abajo , pero cómo haces para que no se te venga abajo todo el bizcocho?.
    Además es que ese molde que has utilizado es súper fácil de desmoldar.
    gracias!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pilar!, pues no suele caerse, creo que el truco es que la botella que entra en el agujero entra muy justa y ejerce presión sobre el bizcocho, además ya sabes que para desmoldar en este tipo de moldes hay que presionar suavemente para separar el bizcocho de las pareces, no lo hagas hasta que el bizcocho no esté totalmente frío, si lo haces antes de ponerlo boca abajo si que va a tender a caerse.
      Espero que hagas el bizcocho está realmente bueno.
      Gracias por tu visita

      Eliminar

Back
to top