SALSA DE TOMATE EN CONSERVA

             ¡Llenando la despensa!,

Aprovechando la abundancia de tomate en su mejor momento para llenar unos botes para el invierno. Si, un poquito anticuada en este aspecto si que estoy, a pesar de que contamos con tomates durante todo el año y que podemos encontrar conservas en el mercado realmente buenas, yo sigo preparándome unos tarros para cuando llegue el frío, o para tenerla de fondo de despensa que mira que viene bien tener unos botes que te solucionen una comida o una cena.


                        Esta salsa es la básica, sólo cebolla, ajo, un buen aceite de oliva virgen extra y tomate, algo de azúcar y sal, y nada más, Nada de añadirle ni pimientos, ni zanahorias, ni especies, ni albahaca, romero, orégano, nada. Y es que de este modo se convierte en la salsa comodín, a la  dependiendo de cómo la vamos a utilizar, con pescado, carne, pasta,  base de una empanada o pizza, etc. podamos añadirle el toque necesario para adaptarlo al plato y a nuestro gusto.


 Ingredientes:

·        Para 1 kgrs. De tomates
·        1 cebolla
·        1 diente de ajo
·        70 ml. de AOVE
·        1 cucharadita de sal
·        1 cucharadita de azúcar (esta cantidad va a variar dependiendo de la acidez de los tomates


Elaboración:

            Lavamos y troceamos los tomates. A mi me gusta freírlo con la piel y las pepitas, aunque después tendremos que pasarlo por el chino para retirarlas y conseguir una salsa más fina.

Si prefieres cocinarlo sin la piel ni pepitas, tendrás que escaldar los tomates, les haces una cruz en la base y los metes en agua hirviendo durante unos segundos, de ahí los pasas a un bol de agua fría. Los pelas, verás que la piel sale fácilmente, los abres y retiras las pepitas, ahora troceas la pulpa.

,
 








Pelamos y picamos los ajos y las cebollas.


Calentamos en un perol el aceite de oliva y añadimos los ajos, cuando comiencen a dorarse añadimos la cebolla y dejamos cocinar hasta que quede transparente. Añadimos los tomates troceados y dejamos cocinar a fuego alto, para que evapore el agua y nos quede una salsa más intensa.










Cuando la piel se haya desprendido de la pulpa y la cantidad haya reducido 1/3 metemos la turmix en el perol y trituramos el tomate, añadimos la sal y el azúcar y dejamos cocinar hasta que veamos que el aceite comienza a aparecer en la superficie y el tomate se ha reducido a la mitad. 

               Cuando la salsa está lista, apagamos el fuego, colocamos el chino en un bol y vamos echando a cazos la salsa al chino. Para que pase mucho más rápido metemos la turmix dentro del chino, velocidad baja, la accionamos y  verás que fácil y rápido eliminamos todas las pieles y pepitas.








Ahora preparamos los botes: Lavamos con agua y jamón, los botes y tapaderas,  los enjuagamos bien y cocemos en una cazuela con  durante unos 15 minutos.



Los sacamos con unas pinzas y dejamos enfriar sobre un paño limpio.









Llenamos los botes con nuestra salsa. Los tapamos y cocemos en la olla a presión durante 20 minutos (olla a presión normal, contamos el tiempo cuando la válvula comience a dar vueltas). Es conveniente poner un paño entre los botes para que al cocer no se den unos con otros y se rompa alguno.

Cuando pase el tiempo, retiramos la válvula, dejamos salir el vapor y abrimos la olla, pero no sacamos los botes, los dejamos enfriar dentro.





Cuando estén fríos ya podemos limpiarlos  con un paño, etiquetarlos, ponerles un bonito sombrerete y colocarlos en nuestra despensa.

Verás cuanto te alegras de tenerlos cada vez que utilices uno.

CONVERSATION

12 comentarios:

  1. Ay Chelo, que tengo una caja de tomates en la cocina y no tengo ganas de meterme ella!! pero es que luego, destapas un tarro y te transporta al sabor del verano! En fin, manos a la obra! Un besazo.

    ResponderEliminar
  2. Molho de tomate caseiro é uma maravilha.
    Fiz apenas uma vez em que tinha muitos tomates
    bjs

    ResponderEliminar
  3. Que buena se ve esa salsa

    ResponderEliminar
  4. siempre q veo buenos tomates la preparo. la verdad es q es sencilla de hacer y una muy buena salsa para los platos. me encanta esta tuya

    ResponderEliminar
  5. Muy ricos, yo también cada verano preparo unos tarros, este todavía no he preparado ninguno porque todavía estamos cogiendo los que podemos ir comiendo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Yo tengo unos cuantos para preparar, aunque me da pereza con este calor. Te voy a copiar el papel de estraza para cubrir la tapa, queda muy bonito.

    ResponderEliminar
  7. Me encanta la foto con todos los tarros juntos, me has dado una buena idea para aprovechar tantos tomates que tengo lo pondré en práctica seguro!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  8. pues en esto estoy yo estas semanas, embotando salsa de cara al invierno, es que no hay comparación con la comprada!!!! además hemos plantado unos corazón de buey jugosísimos que están produciendo cantidad, así que sacamos dos cajas de tomates cada semana !!!

    ResponderEliminar
  9. es un trabajo, está claro, pero no hay duda que el resultado bien merece la pena. Yo estos días he estado haciendo pisto y embotándolo, y después es un gustazo tener la cena hecha

    ResponderEliminar
  10. No hay nada como la salsa de tomate casera, yo también suelo hacerla en con serva y la uso bastante, para guisos, pasta, arroz a la cubana, una delicia. Me han encantado tus fotos!!

    Besos y buen finde!
    http://bakelosophy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  11. Yo también lo preparo pero los congelo en unos taper y los gasto en poco tiempo.De esta forma seguro que duran mucho.Gracias y buenas noches.

    ResponderEliminar
  12. Y el resultado el mejor del mundo, una salsa de tomate casera deliciosa!!

    Besines

    ResponderEliminar

Back
to top