EMPANADILLAS DE ACELGAS Y CHORIZO

No me canso de comerlas, recién cogidas, una cocción rápida y rehogada con unos ajos y un buen aceite de oliva. Es curioso pero de todas las verduras las acelgas no han sido santo de mi devoción, y la verdad es que no entiendo porqué. Este año sin embargo estoy disfrutándolas de lo lindo, en tortilla, cocidas con patata, en quiche o en empanadillas.

            Mi idea era no enmascarar el sabor de las acelgas con ningún otro sabor. Mientras las cocía y la masa reposaba pensé en añadirles un poco de queso, pero me dije, no mejor solas ¿y qué pinta el chorizo, entonces?, pues la culpa la tiene un arroz con chorizo ( pincha aquísi quieres ver la receta) que cocinaba a la vez que preparaba las empanadillas, y claro una mano desobediente y rápida cogió un puñadito de taquitos de chorizo y zas!, a la sartén con las acelgas!.... y que sorpresa!, porque el sabor de las acelgas predomina, el ahumado del chorizo le da un toque muy interesante y nos ha encantado el resultado.


Te cuento la receta




Para unas 25 empanadillas
Ingredientes para la masa

·        375 grs. de harina de trigo
·        150 ml. de aceite de oliva virgen extra
·        150 ml. de agua
·        1 cucharadita de sal
·        ½ cucharadita de bicarbonato

Para el relleno:
·        300 grs. de acelgas limpias
·        50 grs. de chorizo
·        2 dientes de ajo
·        2 cucharadas soperas de un buen tomate frito
·        2 cucharadas soperas de aceite de oliva virgen extra



Elaboración:

            Primero vamos a preparar la masa, que dejaremos reposar mientras hacemos el relleno.
Tamizamos la harina con el bicarbonato

            Ponemos en un cazo el aceite, el agua  y la sal, cuando rompa a hervir retiramos del fuego y añadimos la harina. Movemos con una cuchara de palo, tapamos con un paño y dejamos que se enfríe a temperatura ambiente antes de empezar a amasarla.

            Lavamos y limpiamos las acelgas. Las picamos en pequeños trozos.
            En una olla vertemos 2 litros de agua, cuando rompa a hervir agregamos las acelgas y ½ cucharadita de sal, dejamos cocinar durante unos 5 minutos (hasta que las pinchar un trocito de penca comprobemos que está cocina, pero no blanda!, tenemos que dejarla al dente). Apartamos del fuego y escurrimos.

            Picamos el ajo y el chorizo.
            En una sartén calentamos el AOVE y doramos el ajo, agregamos el chorizo y cuando comience a soltar su grasa añadimos las acelgas, rehogamos durante un par de minutos añadimos el tomate frito, lo mezclamos bien y apartamos del fuego. Dejamos que se enfríe totalmente antes de formar las empanadillas.

            Volvemos con la masa que ya estará fría y podremos manejarla bien. Amasamos durante unos minutos. Es una masa muy grasa que no nos va a costar trabajo manejar. Dejamos en la nevera reposar durante una 1/2 hora.




            La masa reposada, el relleno frío, pues empezamos a formar las empanadillas.
Espolvoreamos la mesa con un poquito de harina, extendemos la masa con el rodillo, hasta que quede de unos 2 ó 3 milímetros, cortamos la masa con un aro, o con el borde de un vaso, colocamos un cucharadita de relleno y cerramos la empanadilla, haciendo un repulgue o aplastando el borde con un tenedor.
           
            Mientras formamos las empanadillas precalentamos el horno arriba y abajo a 200ºC.
            Colocamos las empanadillas en la bandeja del horno, (o en la bandeja de cocer las pizzas, da un resultado sorprendente dejando las empañadillas muy crujientes.), y las horneamos durante unos 15 minutos, hasta que estén doraditas.

Sacamos del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez frías, a disfrutarlas!


            

CONVERSATION

9 comentarios:

  1. Pues la verdad es que salvo en potajes no suelo comer acelgas así que me llevo esta receta para probar.
    Un besito desde Las Palmas y feliz semana.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta esta combinacion¡¡ me la guardo en pendientes ya.
    Buena semana
    Bss

    ResponderEliminar
  3. Tiene muy buena pinta. Me gusta la idea de la masa, aunque me da un poco de miedo eso de hacer hervir el agua con el aceite, no sea que me despiste y empiece a saltar. A ver si me atrevo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Yo no me termino d reconciliar con las acelgas, pero siempre son buena opción las espinacas comi sustituto, la receta lo merece.
    Besos

    ResponderEliminar
  5. Nunca comi acelgas mas confesso que não sou nada esquesita por isso acho que ia gostar.
    Ficaram umas empanadillas lindas e o interior parece-me bem apetitoso
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Las acelgas las comemos así, pero envueltas en masa de empanadillas tienen que estar deliciosas, así para los que no les gustan mucho las acelgas es una forma nueva de comerlas
    Besicos

    ResponderEliminar
  7. Yo creo que hasta a mi chico que odia las acelgas, le van a gustar así!

    ResponderEliminar
  8. Muy ricas y sanas, las empanadillas para una comida informal me encantan.Bsssss

    ResponderEliminar
  9. Me había perdido estas empanadillas! Las acelgas tampoco son mi verdura favorita (sólo están por detrás las coles de bruselas y los grelos...), pero con choricito y una masa casera, jo, quién las reconoce! :-)
    Me llevo la receta completa, pero la de la masa me gusta, seguro que tiro de ella en algún momento.
    Gracias, Chelo!
    Besos

    ResponderEliminar

Back
to top