COSTILLAS DE TERNERA CON MARINADA DE COÑAC



          Con el buen tiempo llegan las barbacoas, la carne y los pescados a la brasa, las bebidas bien frías, una buena ensalada de tomate y pepino bien aliñada,¡ que gustazo!

Esta carne cocinada en las brasas, en una barbacoa, está realmente exquisita, pero como no siempre tenemos unas brasas dispuestas para preparar la carne y no es plan de ponerse con la barbacoa en la terraza o en el balcón pues nos la hacemos a la plancha y tan ricamente, ¿a que sí?

Este año no hemos salido ni una sola vez al campo a comernos una carne a la brasa y claro ya en plena época de incendios pues no se puede. Y es que se me han pasado los últimos meses volando. Ha sido al ver los encierros en el telediario cuando me he percatado que ya estaba San Fermín con el pañuelo rojo al cuello, síntoma de que el mes de Julio estaba en marcha.  Y para ayudar a desorientarme pues este verano que ha empezado fresquito.

 En fin, lo que te contaba que como no he salido ni un solo día al campo a comerme unas costillas a la brasa, no me queda más remedio que hacérmelas en casa.

¿Me acompañas?



            Ingredientes:

·        800 grs. de costillas de ternera
·        1 copa de coñac
·        1 copa de vino blanco
·        3 dientes de ajo machacados
·        1 hoja de laurel partida en trozos
·        sal
·        pimienta negra recién molida
·        3 ramitas de  perejil



Elaboración:

            Salpimentamos la  carne y la colocamos en una fuente .
            Pelamos y machacamos los ajos en el mortero, agregamos el vino y el coñac y regamos con ello la carne. Le añadimos la hoja de laurel troceada y el perejil. Embadurnamos bien la carne con todos los ingredientes y tapamos la fuente.
Dejamos marinar en la nevera al menos durante 12 horas.

            Calentamos la plancha a máximo.

Escurrimos la carne y la hacemos en la plancha a fuego fuerte, por las dos caras,  hasta que esté a nuestro gusto.


            Al sacar la carne al plato regar con un chorrito de un buen aceite de oliva virgen extra.
Para acompañar la carne en esta ocasión hemos asado unos pimientos rojos en la plancha y cocido unas patatas.

CONVERSATION

10 comentarios:

  1. Que buenas estas costillas! La próxima vez le voy a preparar un marinado así, seguro que están deliciosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  2. Me apunto. Yo tampoco he salido de barbacoa este año, ha pasado del frío al calor de golpe, no ha habido tregua de días frescos y soleados para ir al monte.

    ResponderEliminar
  3. Tienen muy buena pinta. Aquí también hace fresquillo, por no decir casi frío, pero podemos disfrutar de las barbacoas en casa, que se agradecen mucho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Madre mía, me tienes hoy babeando ante la pantalla del ordenador porque estas costillas son de cine.

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Adoro e essas ficaram uma verdadeira maravilha
    Com uma salada dão um excelente almoço
    bjs

    ResponderEliminar
  6. Tienen que estar, deliciosas, me encanta el coñac en las salsas, y a las carnes les da un sabor muy bueno, besos

    ResponderEliminar
  7. menuda pinta tiene ese costillar, sea en casa o fuera de ella merece la pena probar este plato tan rico

    ResponderEliminar
  8. Qué rico, Chelo! creo que acá el secreto está en la marinada. Tendré en cuenta esta manera de enriquecer nuestro próximo asado. Bs.

    ResponderEliminar
  9. Fácil y muy rico¡¡¡¡¡
    Así también las preparo yo

    ResponderEliminar
  10. Pero que mas te da si no hay brasas!!! a mi me ponen estas costillas y me importa un pimiento, pero vaya pintaza hija, eres la leche, lo dije, lo digo y lo seguiré diciendo por los siglos de lo siglos..... sí, AMEN. Este aliño, ya sabes, me lo llevo para Asturias. un besazo.

    ResponderEliminar

Back
to top