PAN BRIÉ



Esta vez si que he llegado a la propuesta de Bake de World, y cuánto me alegro, no solo porque con cada propuesta conozco un pan nuevo y lo más importante todas las pistas para prepararlo en casa, es que además el Pan Brié de este mes se ha convertido en uno de los mejores panes que he preparado en casa.

Que rico!, no os cuento más que fue sacarlo del horno (y a pesar de que se que no se debe de cortar en caliente), le dí un pellizco a la tetilla del pan y me lo zampé como si no hubiese mañana, a ese primer pellizco le siguió otro y después otro hasta que me sujeté para no acabar con los 3 bollos y al menos hacerles la foto para que quedara constancia de que lo había hecho.


Para la receta vuelvo a recurrir a Un pedazo de pan, (sus recetas siempre salen) y he seguido sus pasos al pie de la letra, sólo he modificado una cosilla y es que me he ayudado de la máquina de la pasta para amasar y que la masa quedara sedosa sin perder los brazos en el intento. (Aquí he estado un poquito exagerada, se puede hacer y sólo tendréis agujetas un par de días, ;) )

El pan en cuestión es el Pan Brié, y si queréis conocer muchisimo sobre sus peculiaridades os invito a que pinchéis en el enlace de Un pedazo de pan que os he dejado más arriba, es increíble la cantidad de detalles que nos dan sobre él.




Bueno pues os cuento como lo he hecho:

Ingredientes:
Para 3 bollos

Prefermento:

·        450 grs. de harina de fuerza
·        300 grs.. de agua
·        5 grs. de levadura fresca
·        10 grs. de sal

Para la masa
·        200 grs. de harina de fuerza
·        45 grs. de agua
·        5 grs. de levadura fresca
·        30 grs. de mantequilla


Elaboración:

Para hacer el prefermento templamos el agua y deshacemos en ella la levadura.
En un cuenco mezclamos la harina con el agua, la levadura y amasamos un poco antes de añadir la sal. Amasamos bien hasta que la masa esté lisa. Aunque al principio es un engrudo bastante pegajoso debemos insistir en el amasado, sin añadir más harina, el amasado Bertinet es ideal para este tipo de masas.
Cuando hemos conseguido una masa lisa y sedosa, formamos una bola con ella y la dejamos en un barreño bien tapadita al menos 4 horas. Yo la deje toda la noche en la nevera.
            Al día siguiente sacamos el prefermento de la nevera y lo dejamos que se atempere, unos 30 minutos.
            Preparamos los ingredientes de la masa y mezclamos junto con el prefermento, la mantequilla debemos procurar que esté a temperatura ambiente. Dejamos reposar la masa unos 10 minutos para que se hidrate bien la mezcla y ahora toca amasar con brío hasta que la masa esté bien homogénea.  Tenemos que estirarla con el rodillo y plegarla como una carta, (igual que los pliegues del hojaldre), giramos la msa 90º y volvemos a estirar. Esta operación debemos hacerla al menos una docena de veces. . Aquí es donde yo saco la máquina de la pasta y me ayudo con ella para estirarla, la doblo y vuelvo a meterla en la máquina, lo hago en el número más alto que es la ranura más grande. Si es necesario divido la masa para hacer la operación y luego la uno al resto.



            Cuando la masa este sedosa, suave, sin grumos, la estiramos y formamos un rollo con ella y la dejamos reposar unos 30 minutos.
            Pasado ese tiempo dividimos el rollo en 3 y le damos forma de bollo, estirando la masa y enrollándola muy apretadita, le achatamos un poquito los extremos,  y rodamos sobre la encimera para que quede bien prieto y no se desarme.

Colocamos sobre la bandeja del horno y le damos unos cortes longitudinales que son los característicos de este pan. Dejamos levar unos 45 minutos.

            A la media hora del levado encendemos el horno a 220º C.
Horneamos, (vertiendo un vasito de agua dentro del horno cuando metamos el pan, de esta forma creamos el vapor necesario para conseguir una corteza crujiente) durante unos 35 minutos, hasta que lo veías dorado y al darle unos golpecitos por la parte de abajo suene a hueco.
Los sacamos y dejamos enfriar sobre una rejilla. (yo no me contuve y me comí ½ bollo en caliente ;).







CONVERSATION

16 comentarios:

  1. Chelo, te ha quedado precioso!!!! lo que más me gusta es la forma tan alargada que le has dado a los panes, te han quedado preciosos!!!!
    Yo utilicé la misma receta, y no tuve agujetas..jajajaja tampoco es tan duro como lo pintan!
    Felicidades, me he enamorado del tuyo!

    ResponderEliminar
  2. Qué bonita foto, Chelo. La verdad es que gracias a las chicas de Bake the World estoy conociendo panes que ante son había oído ni nombrar. Éste tiene una miga perfecta , como a mí me gusta. Bs

    ResponderEliminar
  3. El pan... una maravilla!!! se ve delicioso y eso q solo estoy viendo la foto, q si estuviera alli no te dejaba ni las migas!!! Rico rico. unas fotos bien chulas

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón Chelo, este pan es adictivo, empiezas y hasta que no desaparece es un no parar..
    y con lo rico que se ve que te ha quedado a ver quién se resiste!! en casa ha gustado mucho este pan brié, repetiremos!!

    besos

    ResponderEliminar
  5. Fiquei hoje aq conhecer este pão e devo dizer que gostei muito
    Os seus ficaram tão lindos
    Bom fim de semana
    bj

    ResponderEliminar
  6. Ay Chelo, pero es que esa miga es para empezar y no parar!! Yo ya lo tengo anotado, que bien que habéis hecho las tareas las que participan en el reto de Bake the World, una belleza de pan, estoy encantada!! Besotes

    ResponderEliminar
  7. Que envidia de corteza y de pan en general, te han quedado super mega perfectos y te doy la razón, una vez que pruebas un pellizquito no quedan ni las migas.
    Saludos panarras.

    ResponderEliminar
  8. Chelo, cielo que pan te ha quedado, creo que has dejado el liston del reto en lo mas alto, para mi esta perfecto, tanto por dentro como por fuera lo has bordado. Mil besicos cielo

    ResponderEliminar
  9. Te ha quedado divino!!!! Y la máquina de pasta una gran aliada a que sí?!??
    A pellizcos me lo comi, y además caliente!! No podía ser de otra forma. A por el siguiente!!!

    ResponderEliminar
  10. Preciosos, tus fotos lo dicen todo. Beso.

    ResponderEliminar
  11. Si, de eso se trata Chelo, de aprender tipos de pan, estos de esta edición creo que nos han sorprendido a todos, me encantan los tuyos, son preciosos, además con esa forma de calabacín gigante o de pelotas de rugby, molan muchisimo.
    Besos y hasta el mes que viene.
    Nieves

    ResponderEliminar
  12. Que color dorado tan bonito te ha quedado en el pan. Unas fotos muy bonitas!!

    Un besito.

    ResponderEliminar
  13. Pero qué panes más bonitos y dorados que te han quedado, me encantan!

    besos

    ResponderEliminar
  14. Chelo qué poquito puedo venir a verte!!! No es por falta de ganas, es que el tiempo no da para más, pero al ver tus panes no me he podido resistir: qué bien te han quedado!!! Me gusta mucho la forma que les has dado, yo hice la redonda, pero como piense repetirlos, la siguiente vez los haré como tú. La verdad es que a pesar de costar un poco de trabajar la masa el resultado merece la pena. Qué rico estaba ¿verdad?

    Un besote grande,

    ResponderEliminar
  15. Ayyyyyyyyyyy como he echado de menos mi máquina de pasta, a la que hice saltar los rodillos hace algo más de un año! Pero bueno, a golpe de rodillo también se hace, y queda estupendo. Difícil no comerselo de una sentada.

    ResponderEliminar
  16. ¡Te ha quedado genial! yo también seguí esa receta, me parece genial lo de utilizar la máquina de pasta, yo soy de las que optó por las agujetas para dos días ;)
    Un abrazo

    ResponderEliminar

Back
to top