MONA DE PASCUA



             Nunca me comí el huevo duro de la mona, ni del hornazo. Es más no entendía como una masa tan rica podía acompañarse de un huevo cocido, con lo simple que me resulta, así a palo seco, y más aún cuando eres una niña. Nada, que había que quitarle el huevo y cambiarlo por unas onzas de chocolate, así si que no dejábamos ni las migas.

            Yo he preparado las monas con el huevo cocido, pero he comprado unos huevos de chocolate para darles el cambiazo. Los huevos duros los he aprovechado para hacerlos rellenos, total que casi he preparado la merienda y la cena en el mismo tiempo, ;)

            Es probable que necesitéis añadir algo más de harina a la masa, sobre todo a la hora de amasar, porque la masa resulta algo pegajosa, ¿cuánta más harina? Pues va a depender de la calidad de esta.

He preparado esta masa dos veces, con dos harinas distintas (una comprada en el super, y la otra comprada en la panadería), y he necesitado en las dos ocasiones añadir más harina, en una ocasión más que en otra. De todos modos la masa debe ser fácil de manejar, que no nos quede dura en el amasado, porque cuanto más dura sea la masa, más dura será la mona.

    




Ingredientes:

Prefermento:

·        100 grs. de harina
·        10 grs. de levadura fresca
·        60 ml. de agua

Para la masa:
·        400 grs. de harina de fuerza (+ 50 grs. aprox.  en el amasado)
·        10 grs. de levadura fresca
·        150 grs. de azúcar
·        80 ml. de aceite de oliva Virgen Extra
·        3 huevos
·        15 ml. de de agua de azahar
·        piel rallada de una naranja
·        1 sobre de azúcar de vainilla
·        una pizquita de sal

Para adornar

·        3 huevos cocidos
·        1 huevo batido para pintar las monas
·        azúcar glas


Elaboración:

            Mezclamos los ingredientes del prefermento, lo tapamos con film y lo dejamos reposar un par de horas, yo lo he dejado en la nevera toda la noche.

            Al día siguiente sacamos el prefermento.
 Si vamos a trabajar la masa en la panificadora pondremos todos los ingredientes en la cubeta de la máquina: el aceite, los huevos, el agua de azahar, el azúcar, la sal, el prefermento, la harina con la levadura desmenuzada. Seleccionamos el programa de masas y dejamos que la panificadora trabaje. Estaremos pendientes los primeros minutos si vemos que la masa queda demasiado blanda añadiremos un poquito más de harina, hasta que veamos que la masa se despega suavemente de la paredes de la cubeta.

            Si optamos por hacerlo a mano: En un cuenco batimos los huevos junto con el azúcar, el azúcar de vainilla, el aceite, el agua de azahar y la piel de naranja. Agregamos el prefermento y la harina con la levadura desmenuzada. Amasamos bien hasta conseguir una masa lisa, homogénea y con tendencia ha apegarse en las manos. Si queda demasiado pegajosa añadimos un poquito más de harina, pero con cuidado, si dejamos una masa dura, nuestra mona también quedará dura.  Formamos una bola, la tapamos con un paño y dejamos reposar hasta que leve casi hasta doblar su volumen.




            Preparamos la bandeja de horno con papel de hornear.

            Dividimos la masa en 4 porciones y con cada una de ellas formamos una bola, la colocamos sobre la bandeja del horno y le colocamos un huevo cocido encima, presionando hasta clavarlo (tenemos que tener en cuenta que cuando la masa suba va a expulsar ligeramente al huevo, por eso clavarlo para que luego no se nos caiga).

Pintamos la monas con huevo batido y los horneamos a 180º C hasta que los veamos dorados (alrededor de 20 minutos).

Dejamos enfriar las monas sobre una rejilla. Las podemos decorar con azúcar glas, azúcar perlado, virutas de chocolate, etc.
También podemos quitar el huevo cocido y acompañarlo de un huevo de chocolate, esto me gusta mucho más!
           

Fuente:ttp://recetas.telva.com/TELVARecetas/Controlador?opcion=2&cod_receta=5486


CONVERSATION

15 comentarios:

  1. Pues te han quedado espectaculares! Yo también les doy el cambiazo, que el huevo duro no le va, y el de chocolate siempre esta mucho más rico.
    Yo me tengo que poner manos en la masa que tengo unos cuantos encargos! bss

    ResponderEliminar
  2. Qué delicia de monas, nos encantan en casa con el chocolate caliente. Puedes probar a asar el huevo. Queda mucho más sabroso y a lo mejor en tu casa lo aceptan mejor que el cocido...Aunque...Chocolate y huevo, je, je...ni comparación, claro!!!

    ResponderEliminar
  3. Puedes creer que nunca las he probado??? Increíble pero cierto. A mí me llama mucho la atención lo del huevo cocido, pero tu "cambiazo" ha dado en el clavo para mí, así que me lo apunto. Bs.

    ResponderEliminar
  4. ¡Que rica! Yo como la amiga del anterior comentario, tampoco la he probado nunca, por aquí no se estila.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. La clásica de toda la vida....fantástica.

    ResponderEliminar
  6. Te ha quedado muy bonita pero como tú bien dices, el huevo para mi tampoco pinta nada, mejor con chocolate jejeje ayy que golosas somos. Besos y feliz semana!

    Ana

    ResponderEliminar
  7. Ficaram tão lindas
    Eu nunca fiz
    Boa semana
    bjs

    ResponderEliminar
  8. Por aquí no se estilan y no las echo en falta pero el año pasado hice un bollo basado en la mona de pascua y nos encantó a todos...... claro sin el huevo.

    Bss

    ResponderEliminar
  9. son unos bollos riquísimos!! es cierto que no en todas parten son tradición, pero a mi me encantan, aunque lo del huevo tampoco me apasiona...

    ResponderEliminar
  10. Uy, yo nunca me he quejado del huevo, además con el dicho este de "aci em pica, aci em cou, aci et trenque l'ou" jajaja Yo tengo entendido que los huevos los ponían porque en esa época como no se comía nada de origen animal pues sobraban muchos huevos y los cocían para poder conservarlos y que así nació la tradición, pero tampoco sé si es la verdad... Te quedó genial.

    besazos

    ResponderEliminar
  11. Chelo,yo sí que me los como, y mis hijas también. La mona es parecida al hornazo, verdad? me llevo la receta. Un beso. Por cierto que una vez puse huevos tamaño XL y no se terminaron de hacer.... ni te imaginas cómo se puso mi hija de yema, y estaba en el colegio...

    ResponderEliminar
  12. Que lindas estão e com muito bom aspecto.

    beijinhos

    ResponderEliminar
  13. Vaya delicia!!! Tiene que estar muy esponjoso y ahora que llega la hora de la merienda yo quiero un trozo :)
    Por cierto no sé si has visto que este este mes empezaré un reto en el que me gustaría que participases. Se llama "Color y Sabor de Temporada" Te dejo las bases y la fanpage por si te quieres pasar.
    http://postresoriginales.com/reto-color-y-sabor-de-temporada/
    https://www.facebook.com/groups/colorycocinadetemporada/
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Jeje, para mi también era llamativo, porque necesitabas agua sí o sí cuando te comías la mona y el huevo, ahora hago igual que tú, el huevo para una ensalada o una verdura. Te han quedado muy chulas. Besos

    ResponderEliminar
  15. A ver, a ver... no sé si me ha quedado claro: resulta que al final cambiarás el huevo cocido por uno de chocolate??? jajaja qué buena idea, así creo que la mona es más apetecible, si se puede...

    Abrazos!!!!

    ResponderEliminar

Back
to top