HORNAZO {salmantino para el lunes de aguas}

¡Que ganitas tenía de hacerlo!, es uno de los mejores recuerdos gastronómicos que tengo. Ya he comentado en alguna ocasión que mi padre era salmantino, de Martín de Yeltes, un pequeño pueblecito de Salamanca. Todos los años mis padres iban a Salamanca un par de veces a por embutidos y legumbres y de paso se traían unos pasteles de Peñaranda de Bracamonte y unos hornazos comprados en Salamanca. Impresionante!, no se me ocurre otra forma de describir el aroma que desprendía aquella empanada, con que gustazo nos lo comíamos y cuántos recuerdos le hemos dedicado. Ah! ¿Y que me decís del farinato? Farinato con huevos fritos un verdadero manjar.
            No se me olvida como olía la despensa de la casa de mis padres, entre el olor al embutido salmantino, al queso manchego, al jamón de Extremadura, las legumbres,(imborrables aquellas alubias de piel tan fina). Vamos que se me ha llenado la memoria de sabores y aromas y se me ha despertado el hambre, mucha hambre.
            La tradición de comer el hornazo el Lunes de agua se remonta a la época del reinado de Felipe II. En este periodo, durante la Cuaresma y la Semana Santa, las prostitutas de la Casa de la Mancebía tenían prohibida su permanencia en la ciudad y eran expulsadas al otro lado del río para evitar la tentación de estudiantes y señores. El padre de la Mancebía, popularmente conocido como Padre Putas, permitía su regreso a la capital el lunes siguiente al Lunes de Pascua. Entonces, vecinos y lugareños vitoreaban y celebraban la llegada de las cortesanas, incluso algunos remaban en barcas para ir a recogerlas, acompañados siempre de una buena ración de hornazo.
            Actualmente el Lunes de Aguas es un día festivo en el que salmantinos y visitantes se reúnen con familiares y amigos a la orilla del río para disfrutar de un día de campo donde no falta el hornazo.
            He utilizado la receta de Patricia del blog Dime que es Viernes, que es de un pueblecito salmantino Cabeza del Caballo, publicó hace tiempo la receta que se hace allí y yo la guardé como oro en paño hasta hoy.
            ¡Disfrutad de la Semana Santa!



Ingredientes
Para la masa
·        500 gr. de harina
·        50 ml de vino blanco
·        50 ml. de aguardiente
·        una cucharadita de anisetes
·        125 ml. de aceite de oliva virgen extra
·        3 huevos
·        25 gr. de levadura fresca
·        10 gr. de sal
·        una  huevo batido para pincelar



Para el relleno:
            Para garantizar su jugosidad, el auténtico Hornazo de Salamanca debe tener un equilibrio entre el porcentaje de masa, nunca superior al 60%, y el de relleno, que al menos será de un 40%. Pero, además, sus ingredientes tendrán que cumplir como mínimo la siguiente proporción: 8% de jamón o paleta, 25% de chorizo y 40% de cinta de lomo. El huevo cocido es opcional y como máximo su relación podrá ser del 10%.
            Yo no he respetado las proporciones y he utilizado
·        250 grs. chorizo ibérico
·        200 grs. de jamón ibérico
·        500 grs. de lomo de cerdo  adobado

Elaboración:
            Para el lomo de cerdo adobado utilicé, 500 grs. de lomo, 2 dientes de ajo, 1 cucharadita de pimentón dulce de la Vera, 1 cucharadita de orégano, sal  y 75 ml. de vino blanco. Machacamos en el mortero los ajos con la sal, el pimentón y el orégano, mezclamos con el vino y regamos con ello la carne, dejamos en la nevera bien tapado al menos un día.
            Para utilizarlo en el relleno del hornazo lo pasamos por la sartén donde habremos puesto una cucharadita de aceite de oliva virgen extra, sólo vuelta y vuelta.
            Deshacemos la levadura en la harina, frotándola entre las manos.
            En un cuenco batimos los huevos junto con el aceite, el aguardiente y el vino, los anisetes  y la sal. Incorporamos la harina junto con la levadura y amasamos hasta conseguir una masa lisa y homogénea.
            Tapamos la masa y dejamos en lugar cálido hasta que doble de volumen.
            Levada la masa, la desgasificamos ligeramente y la dividimos en dos partes.
            Estiramos con el rodillo una de ellas y la colocamos sobre la bandeja del horno (donde habremos colocado papel de horno), extendemos el embutido, una capita de chorrizo, encima repartimos el jamón y encima el lomo.
            Dividimos el resto de masa en dos, extendemos una de ellas y cubrimos los embutidos, con la otra parte de masa hacemos el enrejado y lo colocamos encima, hacemos el repulgue (cerrar la empanada) y dejamos reposar 30 minutos.
            Mientras precalentamos el horno a 200º C.
            Pintamos el hornazo con huevo batido y horneamos 10 minutos a 200 ºC, bajamos la temperatura a 180 ºC y horneamos 20 ó  25 minutos más. Hasta que tenga un bonito color dorado.
            Sacamos el hornazo del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.



 


CONVERSATION

24 comentarios:

  1. La presentación es preciosísima y con un enrejado encima muy bonito. Un hornazo que debe estar con toda seguridad para liquidarlo en nada de tiempo.

    Un besazo

    ResponderEliminar
  2. Soberbio tu hornazo Chelo. Tiene una pinta espectacular, maravillosa!!

    ResponderEliminar
  3. Ficou fantástica adorei a parte de cima.
    O recheio é uma delicia bem ao meu gosto
    Bj

    ResponderEliminar
  4. Precioso ..nunca lo hice aunque varias veces tuve la intención ...seguro contundente y bueistmo,buenas vacaciones besos

    ResponderEliminar
  5. Me ha parecido super interesante la historia del Padre Putas y el lunes de aguas.
    El hornazo es ya harina de otro costal, que yo como tengo alto el colesterol, no tolero bien las grasas animales y no suelo comer tanto fiambre junto... porque me sienta regular. Aún me duele el estómago si pienso en el último hornazo que probé! Bueno estaba, pero anda que no me arrepentí después!

    ResponderEliminar
  6. ¡Ay, que bueno, me encanta! Y no lo he hecho nunca en casa, me guardo bien la receta que aunque no sea estos días, caerá, ¡vaya que si caerá!
    Besos.

    ResponderEliminar
  7. Pero qué pintas!!!!! Dan ganas de comerse las fotos! Te ha quedado ¡perfecto!
    Me guardo la receta porque seguro que me animo un día de estos! La presentación te ha quedado de 10! Me encanta!!!
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  8. Qué bueno, con lo que me gusta a mí el hornazo!! me lo traía mi hermana cuando estudiaba en Salamanca.
    Te ha quedado fenomenal, besote
    Noelia

    ResponderEliminar
  9. No conocía esta receta pero por los ingredientes que lleva y la buena pinta que tiene yo creo que en casa va a triunfar si la preparo. Un beso!

    ResponderEliminar
  10. Tengo que hacerlo algún día, que bueno

    ResponderEliminar
  11. Qué buena pinta tiene!! Te ha quedado genial y mejor sabrá!
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Se lo vi hace tiempo a Joaquina y desde aquella tengo ganas de probarlo. Qué pinta!!! Te quedó espectacular! Un besiño.

    ResponderEliminar
  13. En nada salimos al campo a comerlo, si el tiempo acompaña. Un hornearlo de libro, como se hace en mi casa y que te ha quedado absolutamente perfecto. También suelen llevar, si es que gusta, como es el caso de mi marido, huevo duro. Se te nota la vena charra!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. menuda pinta, es genial!! hace tiempo que quiero hacerlo, aunque la verdad, siempre he tenido dudas sobre si no quedaba una empanada excesivamente seca... por lo que has dicho hoy ya veo que no

    ResponderEliminar
  15. Impresionante este hornazo, cuánta energía y sabor. Besos

    ResponderEliminar
  16. Te ha quedado con una pinta fantástica!! me llevo un trocito.

    besos

    ResponderEliminar
  17. Como dice Pilar ya estamos con los preparativos del evento. Miles de hornazos se hornean por estas fechas a cual más rico y jugoso aunque para mi con huevo como es el mas tradicional. Menuda pintaza que tiene. Te ha quedado genial

    Bss

    ResponderEliminar
  18. Estupendo hornazo, qué enrejado tan espectacular! Yo sólo lo he probado una vez, durante una escapada turística a Salamanca: mega contundente, bufff, pero muy bueno.
    Me gustan mucho estas recetas regionales, Chelo, la globalización aún no ha traído el hornazo a Galicia ;-)
    Buena Semana Santa!

    ResponderEliminar
  19. El hornazo es tremendo. Y el tuyo está tremendo. Mis padres son de tierras castellano leonesas, y no te creas, que no lo he conocido de toda la vida. Será porque en Zamora también hay una gastronomía muy rica y defiende lo suyo, je je je.

    Tú también me has dado unas ganas de comer bárbaras. Es mala hora, lo sé, y apetece desayunar. Pero no sé yo qué haría si me pusieran una ración de hornaza delante justo ahora. Bueno, imagino que la sensatez me guiaría por el buen camino y me haría reservarla para la hora del aperitivo.

    Te ha salido un hornazo tremendo con ese medio kilo de harina. Vale que la cantidad de carne es importante, pero es tremendo. ¿Cómo no nos llamaste para llevarnos un trocito, mujer? Con lo grande que es, hubiera habido para repartir, ¿no? ¿U os la comistéis toda vosotros dos solos? Je je je

    Un beso, y disfruta de las vacaciones, que seguro que las tendrás ;)

    ResponderEliminar
  20. Por favor Chelo!!!!! Que corte, brutal, brutal!! ;)

    Un abrazo lleno de buena vibra.

    ResponderEliminar
  21. Una receta completamente desconocida pero que se ve de lo más deliciosa. Ya sabés, además, Chelo, que disfruto especialmente de aquellas que vienen acompañadas de recuerdo de familia e historias de las culturas. ¡Y esta lo tienen todo! No tengo dudas acerca de que guardaras la receta como "oro en paño".
    El enrejado de la superficie, el detalle de la explicación y los ingredientes festivos que lleva la convierten en una receta prodigiosa.
    Y tus fotos, como no podía ser de otra manera, la visten de gala en en este mundo de los gastroblogs,
    ¡Felices Pascuas!

    ResponderEliminar
  22. Que maravilla, aqui el hornazo es un dulce del dia de san marcos. Gracias por la idea es genial http://lasrecetasdefranciscoypablo.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  23. Toma ya. Mi vecina, me ha traido uno de la más renombrada pastelería salmantina, pero este ni tiene nada que envidiarle, me lo llevo para el año que viene.

    Muack

    ResponderEliminar
  24. Siempre me ha llamado la atención con ese relleno tan repleto, tiene que estar buenísimo y resultará un bocado inolvidable.
    Saludos

    ResponderEliminar

Back
to top