GALLETAS INTEGRALES {Con AOVE y masa vieja}



          Tenía unas ganas tremendas de hacer galletas con masa vieja y levadura fresca, el resultado ha sido tal y como me esperaba unas galletas abizcochadas que se mantienen tiernas durante varios días. ¡Me han gustado!, a sí que ahora voy a probar a hacerlas con chocolate, con frutos secos, con…., uy que peligro!




            Ya os comenté en la receta del pan de cerveza con masa vieja, que cuando hago pan guardo un trozo de masa sin hornear para incorporarla al siguiente pan que haga. Lo aprendí en el  pan de masa madre vieja en la olla de hierro, y desde entonces, siempre que puedo guardo un trocito de masa, lo congelo y cuando quiero hacer pan lo saco del congelador, dejo que se descongele a temperatura ambiente, o mejor en la nevera durante la noche. Ni os imagináis como mejora el pan, y las galletas con esta masa.

            Además a la masa le he añadido aceite de oliva Virgen Extra, en esta ocasión de la variedad arbequina Castillo de Illora, de la zona poniente de Granada. uno de los aceites que tuvimos la oportunidad de catar en GastroAOVE. Un aceite con un frutado ligero, con notas de plátano. En boca es muy dulce y fluido, nada amargo, poco picante y con regusto a almendra.



            No conté cuántas galletas salieron, pero fueron dos bandejas repletas las que salieron del horno. Son poco dulces, por lo que si os gustan las galletas dulces tendréis que añadirle más azúcar.

¡Que disfrutes el fin de semana que empieza ya mismito!

Ingredientes:

·        200 grs. de masa vieja
·        300 grs. de harina integral de trigo (+ 50 grs. para amasar)
·        2 huevos
·        150 grs. de azúcar moreno
·        80 grs. Aceite de oliva Virgen extra
·        8 grs. de levadura fresca
·        50 grs.s de agua
·        1 cucharada sopera de leche en polvo
·        (Podemos sustituir la leche en polvo y los 50 grs. de leche en polvo por 50 grs. de leche)
·        Semillas de sésamo para adornar


Elaboración:

Dejamos la masa vieja a temperatura ambiente alrededor de 1 hora antes de preparar la masa de nuestras galletas.

            En la leche (o el agua) templada deshacemos la levadura fresca.

            En un cuenco batimos los huevos junto con el azúcar, agregamos la leche y el AOVE, incorporamos la harina y la masa vieja y amasamos hasta que se mezclen bien todos los ingredientes. Es una masa bastante pegajosa y es probable que para ayudarnos a amasar tengamos que añadir un par de cucharadas más de harina, aunque no más para que las galletas no queden demasiado duras.
Tapamos la masa y dejamos levar durante 40/50 minutos, hasta que leve casi el doble de su volumen.

Precalentamos el horno a 200 ºC. arriba y abajo

Colocamos papel de hornear sobre la bandeja del horno.

Ponemos el sésamo en un platito



Nos ponemos unas gotitas de aceite en la palma de la manos, para evitar que la masa se nos peque y poder formar las galletas (porque la masa seguirá pegajosita). Tomamos pequeñas porciones de masa, del tamaño de una nuez, formamos una bola, mojamos uno de los lados en el sésamo y colocamos sobre la bandeja de horno.

Horneamos hasta que las galletas suban, se habrán un poquito y estén doradas, alrededor de 12 / 15 minutos.
Las dejamos enfriar sobre una rejilla antes de guardarlas y comerlas claro!

CONVERSATION

12 comentarios:

  1. Ay Chelo, que soy capaz de presentarme en tu casa!! Qué ricura, madre mía! Por supuesto que me llevo las dos recetas, la de la masa vieja y la de las galletas, y ya puestos, esas variantes con frutos secos..mmm!! , con chocolate, MMMM!!! Es que no lo puedo resistir! Un besazo!

    ResponderEliminar
  2. Anda que no tenía ganas de verlas!! Lo único que no te perdono haberlas probado.
    Divinas.
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  3. Interessante esta receita , adoro sementes em bolachas
    Ficaram lindas ,tenho a certeza que ia gostar
    bjs

    ResponderEliminar
  4. casi casi parecen panecillos más que galletas. Se ven ricas no, lo siguiente, y ahora mismo tengo yo un hambre que ni te cuento

    ResponderEliminar
  5. ¡Oh, que buenas, Chelo! Buenísima idea, me encanta.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me encantan! Tengo siempre masa vieja para hacer pan, es una buena idea haces galletas también!

    ResponderEliminar
  7. Ya mismito me llevaría un par de ellas. Qué ricas!!!

    Bss

    ResponderEliminar
  8. Me gustan estas galletas más bien neutras, Chelo. Las imagino perfectas para cuando uno quiere comer algo como al pasar entre una comida y otra. No sabía lo del pan de masa vieja. Voy a leer esos links que nos dejaste porque me ha resultado de lo más interesante y casualmente esta noche voy a amasar pizza.

    ResponderEliminar
  9. Me encanta esta receta, no sabía lo de la masa vieja, mañana mismo me pongo ha hacerse masa y la guardo para hacer tus galletas.
    Besos cris y Laura.

    ResponderEliminar
  10. Yo estoy guardando masa vieja para hacer otras recetas, recetas antiguas, de esas que te piden masa de pan para elaborar otras y yo, con lo despistada que soy, nunca me acuerdo de guardar, hasta que me acordé, y ahí anda, jajaja
    pero si, tu receta es para empezar a comerlas y no parar de ricas, se ven bien buenas para acompañar ese té a destiempo que no sabes con qué picar, o para simplemente disfrutar si te apetece.
    Un besito

    ResponderEliminar
  11. I noticed that you have lots of yummy recipes on your page and I would like to suggest you have a look at our Top Food Blogs section here: www(dot)mytaste.com/top-food-blogs
    If you want to add your food blog for get more visit traffic to the list and have your recipes indexed on Alldishes.co.uk, all you have to do is follow the instructions here: www(dotmytaste.com/add-your-food-blogs

    Hopefully hearing from you soon,

    Thanks,
    Sakk Tº
    info@mytaste(dot)com

    ResponderEliminar
  12. Que bien se ven estás galletas! Me gusta que sean de aceite de oliva. La próxima vez que prepare un pan tendré en mente guardar un poco de masa. Gracias por compartir!

    ResponderEliminar

Back
to top