PRETZEL



             Vuelvo con Bake the Wordl, en esta ocasión con los Pretzel!

Los Pretzel son un tipo de galleta o bollo horneados y que toman forma de lazo retorcido. Su origen se encuentra en Alemania, y es bastante popular también en Alsacia, América del Norte y Australia. Su nombre proviene de la palabra alemana Brezel o Breze, derivada del latín bracellus, 'brazo pequeño'. Este nombre se debe a que su forma recuerda a dos brazos entrelazados.
En Alemania y especialmente en Baviera, lugar de su nacimiento, el pretzel es muy diferente al de Estados Unidos. Forma parte de la comida típica del país y es un tipo de pan salado.

            Básicamente existen dos categorías: los pretzels de galleta y los pretzels de pan blando. El segundo tipo se puede preparar con una gran variedad de sabores, que incluyen almendra, ajo, etc

           Sus ingredientes principales suelen ser: harina de trigo con levadura, leche y mantequilla; la masa se sumerge brevemente en una solución de hidróxido de sodio (soda cáustica) o bicarbonato de sodio al 3% antes de hornear, y este baño es el que le da ese sabor tan particular y ese crujiente. De hecho en el centro de Europa es común la técnica de sumergir los panes en líquidos.

         Estos panecillos también se hacen dulces, aromatizados con canela, vainilla, etc. Algunas recetas regionales agregan huevo y ralladura de limón. 

           Yo he optado por un pretzel de pan blando. No me atraía en absoluto sumergirlo en ninguna disolución de sosa cáustica ni bicarbonato y opté por la receta de Miriam, El Invitado de Invierno, ella se inspiró en la receta del panadero Jan Hedh. El único cambio que he hecho ha sido cambiar el aceite de girasol por un oliva virgen extra.

El resultado es un pertzel crujiente por fuera, tierno por dentro y sabroso.
La masa me ha resultado muy fácil de manejar, he respetado un reposo de 10 minutos entre amasado y amasado, tal y como aconseja Miriam, y el resultado ha sido una masa lisa, homogénea, preciosa!



Ingredientes
  • 500 g de harina de fuerza
  • 120 g de agua
  • 150 g de leche
  • 15 g de levadura fresca
  • 5 g de miel
  • 25 g de aceite de oliva virgen extra
  • 5 g de sal
  • 1 huevo para pintar los panes
  • Sal gorda para espolvorear
Elaboración:

Preparamos un prefermento con 100 grs. de harina, 100 grs. de agua y toda la levadura. Dejamos que suba hasta que esté burbujeante.

Preparamos la masa final, añadiendo el prefermento al resto de los ingredientes y amasamos y dejamos reposar la masa 10 minutos entre amasado y amasado. Cuando la masa sea homogenea y lisa, hacemos una bola con ella, la tapamos y dejamos reposar hasta que doble de volumen.

Cuando haya levado, la volcamos sobre la encimera y formamos con ella un rollo, lo dividimos en 12 porciones. Las formamos como pequeños bollitos y los dejamos reposar 10 minutos.

Empezando en el centro de cada pieza y poniendo una mano sobre la otra rodamos las piezas hasta hacer un cilindro de unos 60 cm., con las puntas más finitas.

Le damos la forma de lazo, los tapamos y dejamos que leven.

Mientras precalentamos el horno a 215 ºC (con aire) o 235 ºC sin aire.
Pintamos los lazos con huevo, espolvoreamos de sal gruesa y horneamos durante unos 13 o 14 minutos.

Los dejaremos enfriar sobre una rejilla.



CONVERSATION

19 comentarios:

  1. Te han quedado preciosos. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  2. pero que cosita tan linda niña.
    Me `parecen unos saladitos deliciosos y muy a`petecibles para salados.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Se ven riquísimos, me llevaba uno. Ya voy viendo unos cuantos hoy, y me está entrando un antojo que no veas ;-)
    Besos.

    ResponderEliminar
  4. Chelo, tu presentación es una monada!! yo tambien he preparado los blandos, al final se me olvidó hacerles el lacito, jajajja, eso sí directamente al bicarbonato, un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Los comí en NYC! qué buenos! y con lo que me apetecen últimamente las cosas saladas, tendré que meterme ya en la cocina! la foto, espectacular.

    ResponderEliminar
  6. Estoy de acuerdo, la presentación una monada..y la receta aunque diferente de la mia, me parece muy atractiva y viendo lo bien que te han quedado...la tendré presente.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  7. Se parecen mucho a los míos y tienen una pinta geniales, qué bonitos quedan y qué resultones son. Un beso.
    Monie

    ResponderEliminar
  8. Me encanta tu versión y presentación. Yo los hecho dulces pero ahora me están entrando unas ganas de probar los salados... xx

    ResponderEliminar
  9. Que bonitos te han quedado!!!
    Saludos
    Silvia

    ResponderEliminar
  10. Que forma más original de presentarlos. Y con AOVE, una receta a tener en cuenta.

    Besos

    ResponderEliminar
  11. La pinta que tienen es estupenda y la fotografía muy bonita y original. Yo he hecho la versión que van sumergidos en agua con bicarbonato, pero tengo que probar esta!! Un besito.

    ResponderEliminar
  12. Mira, así es como me hubiera encantado que me quedasen, jajajaja. Se ven perfectos en la forma y en todo. Buena receta.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Tenho visto receitas maravilhosas e esta é mais uma
    Ficaram lindos e imagino que uma delicia
    bj

    ResponderEliminar
  14. me ha encantado tu receta, y la imagen preciosa, ¡¡genial!! siempre es un placer abrir cogollos de agua.
    Un abrazo
    Vicky

    ResponderEliminar
  15. Ya vi hoy unos cuantos pero estos para mi se llevan la palma!! estan de foto y nunca mejor dicho...Besss

    ResponderEliminar
  16. Te han quedado preciosos!! y las fotos muy chulas.
    Bss

    ResponderEliminar
  17. Que bien te quedaron Chelo!!!! yo tampoco no me atreví con la sosa pero al bicarbonato no le temí, y conseguí esa saborcito típico de los pretzels.. Igualmente la opción de dejarlos levar me ha encantado!! Los haré. Nos encontramos en el próximo reto panarra. Besos,

    ResponderEliminar

Back
to top