El Desafío: HARRY POTTER viene a cenar: {Queimada}



Fuera hace frío, todo el día ha estado lloviendo sin parar. Menos mal que en  casa se está a gusto. La chimenea lleva todo el día encendida y Alejandro no ha parado en ningún momento de echarle leña, yo apenas he tenido que preocuparme de otra cosa que preparar la cena, una cena muy especial y no por lo que vamos a comer sino por con quien lo vamos a compartir, hoy por fin, vuelve a casa Harry.

              Repaso la mesa y compruebo que no falta nada, mantel de hilo, platos brillantes y copas relucientes, preparo las velas que me trajo de su último viaje, siempre tiene que haber velas sobre la mesa cuando estamos juntos, debe de ser porque a la luz de las velas hemos compartido muchas confidencias, secretos, llantos y risas.

              Ha pasado tanto tiempo, 30 años nos separan de aquellos años en Hogwarts. Aún recuerdo cuando de niña fuimos a casa de los Dursley a conocerle. Las visitas eran frecuentes ya que mi padre y el Sr. Dursley  estudiaron  y crecieron juntos, se convirtieron en íntimos amigos y a lo largo de sus vidas compartieron negocios y amistad. En cuanto Harry llegó a sus vidas, también lo hizo a las nuestras. Aquel niño flachucho, de pelo reuvuelto y gafas redonda se convirtió de repente en mi hermano mayor, del que yo no me quería separar a pesar de que él huía de la niña pequeña como alma que lleva el diablo. Luego nos trasladamos y las visitas se distanciaron, ya sólo nos veíamos algunos días en verano (luego se marchaba con  Los Weasley), entonces si que no me separaba de él y le pedía que me contara tooooodo lo que había hecho desde nuestro último encuentro, todo con pelos y señales, y él con su sonrisilla y gesto amable comenzaba a hablar.

              Nunca supe si la historia que me contó sobre como evito que un tal Voldermol se llevará la piedra filosofal que descubrió Nicolas Flamel, fué real. Cierto es que el Sr. Flamel vino a casa en alguna ocasión

              O como cuando salvó Ginny Weasley, la hermana menor de Ron, que fué poseída por el horrocrux de Voldemort.... ¿que habrá sido de Ron?, tengo que preguntarle, hace tanto que no se nada de él

              O cuando participo en el Torneo de los tres magos. ¡La magía, siempre la magía!

              Sonrio mientras pienso cuántas de aquellas historias fueron reales, Si me oye seguro que se enfada. Cuando se lo digo me enseña su cicatriz y me dice: ¡mira, aqui tienes la prueba!

              Hoy no le acompañara Ginny  y tampoco sus hijos, James Sirius Potter, Albus Severus Potter y Lily Luna Potter. Hoy viene solo, tengo que agradecer que haya sacado un hueco dentro de su ciclo de conferencias sobre "la Magia y la Historia: Mitos y Leyendas", mañana temprano volará hacía Salem, pero esta noche será nuestro.

              El asado de cordero casi listo, lleva horas en el horno, cocinándose en su jugo. La tarta de calabaza enfriándose en la mesa de la cocina. El jamón y el queso cortado. El vino preparado, ya no toma cerveza de mantequilla , desde que probó uno de nuestros vinos se ha vuelto un apasionado de los buenos caldos españoles, creo que los conoce todos.

Y para terminar la velada la Queimada, disfruta tanto preparándola que creo que sería capaz de perdonar la cena e ir directamente al fuego y conjuro.

Suena el timbre!, ya esta aqui!,





A la queimada se le atribuyen orígenes celtas, pero, según afirmó en 1972 el catedrático de prehistoria de la Universidad de Santiago de Compostela, Carlos Alonso del Real esto sería imposible, ya que la destilación del aguardiente en Galicia no puede ser anterior a la introducción del alambique (de origen árabe) a partir de los siglos XII o XIII, ya en la Edad Media. Asimismo, siempre según Alonso del Real, el azúcar de caña, uno de sus ingredientes fundamentales, también lo introdujeron los árabes en la península ibérica (la difusión de su equivalente de remolacha es muy posterior, correspondiendo a las Guerras Napoleónicas). Esto le llevó a atribuirle orígenes medievales a la bebida.

Posteriormente, el antropólogo Xosé Manuel González Reboredo, afirma que el consumo de aguardiente —normalmente sin quemar— era habitual en la Galicia rural tradicional, donde tenía fama como medicina contra el catarro y que en un momento dado —que él sitúa en torno a los años cincuenta del siglo XX— gallegos residentes en el exterior empezaron a tomar esta bebida en las fiestas o después de las comidas.1 En reuniones de este tipo habría surgido la costumbre de acompañar el consumo de la queimada de conjuros compuestos ex­profeso para el momento.

Esta costumbre se difundió tan rápidamente que ya en el año 1955 el alfarero mindoniense Tito Freire, creó los recipientes de barro cocido, con forma de tartera y patas en los que se suele preparar habitualmente.

Todo el ritual de preparación está dirigido a alejar a los malos espíritus y a las meigas que, según la tradición, acechan a los hombres y mujeres para intentar maldecirles ya sea por diversión, por venganza, por algo que han realizado anteriormente, o por cualquier otro motivo. Cualquier ocasión es buena para realizar una queimada: una fiesta, reuniones familiares o de amigos. Tras la cena, en la oscuridad de la noche (que es uno de los mejores momentos para realizarla), los comensales se reúnen alrededor de la queimada, para animar los corazones y estrechar los lazos de amistad. Uno de ellos se encargará de darle el toque final levantando con un cucharón el líquido en llamas y dejándolo caer poco a poco en el recipiente mientras pronuncia el conjuro, lo que crea un ambiente muy especial. (Wikipedia)



Ingredientes: Por cada litro de aguardiente, 120 grs. de azúcar, la piel de un limón y una naranja y un puñadito de granos de café.



En un recipiente de barro cocido (el que veis en la foto es el original) se vierte el aguardiente y el azúcar en la proporción de unos 120 gramos de ésta por litro de aguardiente, la piel  de limón, y naranja y se remueve. Yo también le añado unos granitos de café.



En el cucharón (yo utilizo un de madera porque se rompió el de barro que traía el recipiente) cogemos un poco de azúcar mojada con el aguardiente y le prendemos fuego. Cuando esté ardiendo lo acercamos despacio al resto del aguardiente para que todo se prenda.


azúcar disuelto), se mojan los bordes del cucharón con la bebida y se le prende fuego. A continuación se revuelve lentamente dejando que suban las llamas del alcohol y creando cascadas con ellas.



Cuando empieza a apagarse, pero mientras el aguardiente aún arde, se recita el conjuro

En castellano

Búhos, lechuzas, sapos y brujas;

Demonios, duendes y diablos;

espíritus de las vegas llenas de niebla,

cuervos, salamandras y hechiceras;

rabo erguido de gato negro

y todos los hechizos de las curanderas...

Podridos leños agujereados,

hogar de gusanos y alimañas,

fuego de la Santa Compaña,

mal de ojo, negros maleficios;

hedor de los muertos, truenos y rayos;

hocico de sátiro y pata de conejo;

ladrar de zorro, rabo de marta,

aullido de perro, pregonero de la muerte...

Pecadora lengua de mala mujer

casada con un hombre viejo;

Averno de Satán y Belcebú,

fuego de cadáveres ardientes,

fuegos fatuos de la noche de San Silvestre,

cuerpos mutilados de los indecentes,

y pedos de los infernales culos...

Rugir del mar embravecido,

presagio de naufragios,

vientre estéril de mujer soltera,

maullar de gatos en busca gatas en celo,

melena sucia de cabra mal parida

y cuernos retorcidos de castrón...

Con este cazo

elevaré las llamas de este fuego

similar al del Infierno

y las brujas quedarán purificadas

de todas sus maldades.

Algunas huirán

a caballo de sus escobas

para irse a sumergir

en el mar de Finisterre.

¡Escuchad! ¡Escuchad estos rugidos...!

Son las brujas que se están purificando

en estas llamas espirituales...

Y cuando este delicioso brebaje

baje por nuestras gargantas,

también todos nosotros quedaremos libres

de los males de nuestra alma

y de todo maleficio.

¡Fuerzas del aire, tierra, mar y fuego!

a vosotros hago esta llamada:

si es verdad que tenéis más poder

que los humanos,

limpiad de maldades nuestra tierra

y hacer que aquí y ahora

los espíritus de los amigos ausentes

compartan con nosotros esta queimada.




En gallego

Mouchos, coruxas, sapos e bruxas;

demos, trasnos e diaños;

espíritos das neboadas veigas,

corvos, pintegas e meigas;

rabo ergueito de gato negro

e todos os feitizos das menciñeiras...

Podres cañotas furadas,

fogar de vermes e alimañas,

lume da Santa Compaña,

mal de ollo, negros meigallos;

cheiro dos mortos, tronos e raios;

fuciño de sátiro e pé de coello;

ladrar de raposo, rabiño de martuxa,

oubeo de can, pregoeiro da morte...

Pecadora lingua de mala muller

casada cun home vello;

Averno de Satán e Belcebú,

lume de cadáveres ardentes,

lumes fatuos da noite de San Silvestre,

corpos mutilados dos indecentes,

e peidos dos infernais cus...

Bruar da mar embravecida,

agoiro de naufraxios,

barriga machorra de muller ceibe,

miañar de gatos que andan á xaneira,

guedella porca de cabra mal parida

e cornos retortos de castrón...

Con este cazo

levantarei as chamas deste lume

que se asemella ao do inferno

e as meigas ficarán purificadas

de tódalas súas maldades.

Algunhas fuxirán

a cabalo das súas escobas

para iren se asulagar

no mar de Fisterra.

Ouvide! Escoitade estos ruxidos...!

Son as bruxas que están a purificarse

nestas chamas espiritosas...

E cando este gorentoso brebaxe

baixe polas nosas gorxas,

tamen todos nós quedaremos libres

dos males da nosa alma

e de todo embruxamento.

Forzas do ar, terra, mar e lume!

a vós fago esta chamada:

se é verdade que tendes máis poder

ca humana xente,

limpade de maldades a nosa terra

e facede que aquí e agora

os espiritos dos amigos ausentes

compartan con nós esta queimada.



Se sirve la queimada caliente, cuando se haya apagado casi por completo, incluyendo también los granos de café..

Quiero darle las gracias a mi hermano Juanjo que nos ha enseñado a adorar la queimada.

Esperando haber pasado el desafío, eso lo tendréis que decir vosotros, me dispongo a retar a:


 Lola Homar, Lola en la Cocina ¿Aceptas el reto?
¿Y si viene a cenar Marco Polo?
¡Tienes 20 días! Tic, tac, tic, tac

¡Continua el Desafío!


 
Idea Original de Dime que es Viernes

CONVERSATION

25 comentarios:

  1. He disfrutado mucho tu entrada desde el principio al final, muy interesante y entretenida, la Queimada quizá me cueste hacerla y probarla pero el post ha sido un lujo.
    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  2. Que divertido y que lujo tener como invitado a Harry. Además, has acertado de lleno con la receta, nada mejor que esta pozima jejej. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  3. jaja qué divertido, lo has superado con creces. Me encanta el conjuro de la queimada...las llamas, me recuerdan a mi juventud, pasábamos el verano haciendo y tomando queimada!! aunque el sabor es bastante fuerte, nos encantaba, bsss

    ResponderEliminar
  4. ¡Precioso! Te ha quedado una entrada preciosa. Es temprano, pero más tarde me paso a por mi vaso de queimada.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Has acertado de pleno. Mi querido Harry salió halagado y encantado con tu queimada u me puso al día de vuentro reencuentro.

    Eres grande Cogollos de Agua!!!!

    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Me ha parecido genial como has recreado la escena!!!! y la historia del principio .. Genial!!!!! Harry estaría contentísimo con esta caimada mágica!!!!
    Felicidades!!! Un reto más superado!

    ResponderEliminar
  7. Qué bueno, Chelo!!!! De verdad, yo soy fan total de Harry Potter y, si lo tuviese que invitar a mi casa, seguramente no habría nada mejor que esta queimada, JAJAJAJA; me ha fascinado, tu introducción, tus fotos y la genial idea.

    ResponderEliminar
  8. ¡Qué cena tan mágica!! Preciosa historia, me ha enganchado. Y la queimada... habrá que probarla!! Se aproxima la primavera y las brujas ya están haciéndose con las plumas, las boas.... los rulos, jajaja!! queimada, conjuro y....

    ResponderEliminar
  9. Vaya desafío tan chulo que te has preparado y el que has propuesto.
    La queimada sólo la he probado una vez y la verdad es que está muy rica, algo fuerte, pero buena.
    Te ha quedado genial con las llamitas en los vasos.

    Besos

    ResponderEliminar
  10. Ohhh que bonita historia y velada!! Una compañia mágica, son ambiente y receta con secreto. Felicidades me ha gustado mucho. Bss

    ResponderEliminar
  11. Grandísima historia para una velada y una receta mágica Chelo!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  12. Que entrada mas tierna, me encanta la historia que has relatado, se sentía la magia en tus palabras.
    Mil besos

    http://lasdeliciasdelourdes.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Anda que no me has puesto alto el listón! Me ha encantado cómo has enfocado la visita de Harry.
    Por supuesto que acepto el reto, me has sorprendido con tu elección, pero es un personaje que ofrece muchas posibilidades...a ver por cual me decido. Ya tengo trabajo para los próximos 20 días!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  14. Guau Chelo...Nivelón!! Super recetas y que arte fotografiando..porqué con la llama!!
    Un besito guapa. MAR, de EQNME

    ResponderEliminar
  15. Adoro a Harry, toda la saga me gusta, y qué envidia que haya venido a cenar a tu casa, pero me encanta a la vez que así sea, esa queimada me ha dejado con tan buen sabor de boca. Me encanta este juego y cada personaje me traslada a una historia que me enriquece de alguna manera. Ahora Lola, genial!
    Un beso guapa

    ResponderEliminar
  16. Que maravilla de entrada!!!!!!!!!!!!!!
    Desde luego te lo has currado y a lo grande, enhorabuena.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  17. Jajaja, ¿puedes crerte que llevo 14 años en Coruña y nunca he probado (menos aún preparado) una queimada? Si viniera Harry a cenar a casa le pediría que la dejara lista en un plis-plas con un hechizo (anque seguramente tendría que chivárselo Hermione...) Si, a Harry le encantaría la queimada ;-)
    Buena receta y mucha suerte!
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Chelo, ya sabes lo que opino de tu mega entrada a tu invitado tan especial. Ahora que los ánimos están más calmados, y que ha habido una segunda lectura, pensaba que iba a estar más comedida en mi impresión, pero para nada es así. Me sigue gustando tanto como cuando la leí por primera vez hace unas horas. Has logrado crear una historia que una llega incluso a creerse, je je je.

    Ahora te tenemos a ti como intermediaria para hacernos saber sobre su vida, milagro (y nunca mejor dicho) y obras.

    Y por supuesto, la caimada ha sido de lo más acertado para la ocasión.

    Por cierto, que ese Harry Potter ya sabe lo que es apreciar la buena comida española, eh. Así me gusta, Chelo, inculcando buenas costumbres :)

    Besos y feliz semana.

    ResponderEliminar
  19. Chelo que bonito, no tiene desperdicio, la narración, la historia de la queimada, la receta y las fotos le has dado un aire especial y magico! me ha encantado1 un besote fuerte!

    ResponderEliminar
  20. Ya podías escribir la vida de Harry Potter después de los libros conocidos, mira que tiene muchos fans que te lo agradecerían y escribes muy bien.
    Seguro que le encantaría la queimada que le has hecho.
    Besos.

    ResponderEliminar
  21. pero que bien que os lo pasais!!!! me ha encantado esta entrada. besitos

    ResponderEliminar
  22. Como ya te dije cuando te lanzaron el reto, yo soy muy muy fan de Harry Potter. Reconozco que me he leido todos los libros y luego me he tragado as pelis, asi que te diré que me has hecho disfrutar muchisimo con tu historia y volver a sentirme dentro de un liro. Enhorabuena.,!!! Yo creo que el reto está mas que superado. Me ha parecido una idea genial, no me hubiera yo imaginado la queimada y por supuesto, qué puede haber mejor que una receta tradicional que requiere un conjuro jajaja brutal. Y por supuesto un magnifico reto el que le mandas a Lola, que le viene como anillo al dedo. Ya casi puedo oler las especias.... Uhmmm a ver, a ver.... Besazos!!

    ResponderEliminar
  23. me encanta! no conocía la Queimada! que bonito!

    ResponderEliminar
  24. Que invitado mágico! Una cena y una historia magnifica! me ha encantado
    Saludos

    ResponderEliminar

Back
to top