ALBÓNDIGAS DE POLLO AL CURRY

            Que yo os diga que estas albóndigas están realmente buenas supongo que no os extraña,  pero mirad lo que ocurrió mientras las hacía.

            Sonó el timbre de casa y al abrir la puerta me miraban desde el otro lado de la verja Andrea (7 maravillosos añitos),, paso corriendo buscando  a Greta, la gatita, y al pasar cerca de la cocina se paró en seco, olfateando como si fuese un perrillo se fue hasta los fogones donde cocían estas albóndigas,
 ¿A qué huele?,
Son albóndigas con curri.
Yo quiero probarlas!,
las probó y me dijo: tita yo quiero, ¿me las das para que me las lleve a casa? 
dije que sí.

            Mientras yo hablaba con su padre, que es mi hermano, ella estuvo jugando con la gatita y cuando ya se marchaban se fue corriendo a la cocina, se puso delante de la olla y me dijo: Tita, dame mis albóndigas. (nos reímos porque a nosotros se nos había olvidado pero a ella estaba claro que no. Parada delante de la olla dejaba claro que no pensaba marcharse sin ellas)

            En cuanto llegó a casa se las comió, y lo hizo con tal gusto que su madre me llamó: Ni te imaginas como arrebaña el plato Andrea, me ha dicho que te llame para que me enseñes a hacerlas, así que cuenta!



            Ingredientes:
(4 raciones)

·        800 grs. de carne picada de pollo (Muslos)
·        2 huevos
·        1 cucharada de vino jerez
·        1 ajo
·        3 ramitas de perejil
·        1 rebajada de pan de molde
·        50 ml. de leche
·        sal
·        pimienta
·        nuez moscada
·        Una guindilla cayena (opcional pero muy recomendable) que no pique demasiado

·        harina para formar las albóndigas

·        Y aceite de oliva virgen extra para freírlas

Para la salsa

·        75 ml. del aceite donde hemos dorado las albóndigas
·        1 cucharadita de harina
·        1 cebolla
·        400 ml. de leche de coco
·        300 ml. de caldo de carne
Una Chucharadita de curry



Elaboración:

            Preparamos la carne de las albóndigas: en un cuenco ponemos la carne, salpimentamos y añadimos el jerez, los huevos, el ajo y perejil picado, el pan mojado en leche (y escurrido) y la nuez moscada. Movemos todos los ingredientes para que se mezclen bien. Lo tapamos con papel film y lo dejamos reposar en la nevera 1 hora.

            Cuando la carne ha tomado bien los sabores del aliño vamos formando las albóndigas, cogiendo pequeñas porciones de masa y rodándolas por harina.

            Freímos las albóndigas en abundante aceite de oliva virgen extra.

            Para hacer la salsa empezamos picando la cebolla en brunoise.

            Colamos el aceite donde hemos frito las albóndigas y en una olla vertemos unos 75 ml. Freímos la cebolla en él, añadimos una cucharada sopera de harina y dejamos que se dore ligeramente, agregamos la leche de coco ,el caldo de ave , el curry y dejamos cocer a fuego medio durante  unos 10 minutos.

            Incorporamos las albóndigas y la guindilla a la salsa (tienen que quedar cubiertas por la salsa, si falta liquido añadimos más caldo)  y dejamos cocer durante unos 15 minutos a fuego medio. La salsa habrá espesado y las albóndigas estarán tiernas y jugosas.

            Para acompañarlas podemos preparar por ejemplo un cuscús, unas patatas fritas o un arroz en blanco. Yo las comí con cuscús    




CONVERSATION

18 comentarios:

  1. Qué delicia, Chelo!!!!! La verdad, yo no soy mucho de utilizar el curry, pero ésta es una receta perfecta para ponerme con ello!
    La probaré, estoy segura!
    Las pintas son extraordinarias
    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Me encantan!! curry, leche de coco... quiero pannnn!!! Me llevo la receta. Un besazo!

    ResponderEliminar
  3. No me extraña que la niña disfrutara tanto, se ven buenísimas, adoro el curry así que tomo nota que las tengo que hacer.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. ¡Que buenas! Y que bueno que los niños disfruten con sabores nuevos, se atrevan a probar, les guste y pierdan el miedo a lo nuevo o desconocido.
    Besos.

    ResponderEliminar
  5. oohhh que maravilla de sobrina!! yo tngo una igual que se muere por mis comidas y sus ordenes son cumplidas siempre. las albóndigas si ella a dicho que están buenas no diré yo lo contrario cariño. besotes!!

    ResponderEliminar
  6. Nunca fiz almondegas de frango .
    Essas com o molho de caril devem ter ficado fantásticas.
    Gostei muito
    bj

    ResponderEliminar
  7. No tardaré en hacerlas, Chelo, porque ciertamente la combinación pollo+curry fascina en casa.
    creo que tu sobrina te ha dado el más alto honor en al cocina, casi me atrevo a decir un 3 estrellas Michelín en el orden de los afectos y placeres cotidianos. Qué hermosa anécdota y cuánto se puede aprender de ella cuando por ahí se dice que los niños tienen un paladar restringido.
    Miro ese cuscús y no creo que haya algo que le vaya mejor que la salsa de las albóndigas. Cariños, linda.

    ResponderEliminar
  8. que ricas.....me encanta el curry en todas las salsas y platos....yo las hago también con manzana y curry y están de muerte.

    ResponderEliminar
  9. Ostras Chelo!! Y yo que aun no me animo con el curry!! Pero viendo esta receta ahora me esta entrando un hambre!! Además me encanta el cous cous...así que me animaré a copiarte la receta.
    Un besito guapa. MAR, de EQNME

    ResponderEliminar
  10. Yo al igual que Andrea también quiero mi ración de albóndigas jeje, me encantan. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  11. No me extraña que tu sobrina cayera rendida ante esas albóndigas, para mi esa combinación de curry y leche de coco es irresitible. Qué poquico voy a tardar en hacerlas!
    Un besazo.

    ResponderEliminar
  12. Pues yo me pido otra ración, te vamos a dejar sin ellas, pero es que tienen una pinta. Me encantan las albóndigas, tengo que probar esta receta. Un besiño.

    ResponderEliminar
  13. Es una de las recetas habituales de albondigas que hago, riquisimas
    Bss

    ResponderEliminar
  14. Jajajajaja pero como no le van a gustar, con esa salsa... madre mía, a mí me das un poco de pan y no tengo fin!

    ResponderEliminar
  15. Si un niño no olvida llevarse algo de comer después de haber estado jugando es que ese algo es una delicia.
    Me las quedo pues.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  16. con leche de coco, me encanta... es que para mi la leche de coco es un vicio, vamos, una delicia

    ResponderEliminar
  17. Que orignales y que bien tenia que oler tu cocina!!! no me extraña que a tu sobri le encantaran, jeje

    ResponderEliminar
  18. ja,ja yo al igual que Andrea también quiero mi ración de albóndigas, me encantan y siempre me apetecen¡
    Buen finde
    bss

    ResponderEliminar

Back
to top