ESPINACAS A LA CREMA CON QUESO DE CABRA

                  “Si lleva bechamel sería capaz de comerme cualquier cosa” Alberto García.

            Hombre, cualquier cosa…., seguro que sí. Alberto es uno de mis hermanos, apasionado de la bechamel hasta extremos insospechados. Es frecuente oírle decir la frase que hoy abre este post.
 Las verduras no son su fuerte pero no me cabe la menor duda que daría buena cuenta de una de estas cazuelitas por dos motivos: el primero porque lleva bechamel y el segundo y más importante porque estaban para chuparse los dedos.

Un modo fantástico de preparar las verduras. También preparo de este modo las acelgas,  la coliflor  y las zanahorias y si os sirve de pista siempre quedan las cazuelas limpias como la patena, no sobra nada.






Ingredientes:
(Para 2 raciones)

     400 grs. de espinacas
3 cucharadas soperas de aceite de oliva
250 ml. de leche
1 cucharada sopera de harina
sal
nuez moscada
Queso de cabra en rulo
2 cucharadas soperas de nata



Elaboración:

            Limpiar y trocear las espinacas.
            En una olla calentar 1 litro de agua, cuando rompa a cocer agregar las espinacas y  cocer durante unos 8-10 minutos,, escurrirlas en un colador y presionar con una paleta para que suelten todo el agua.

            En una sartén calentar el aceite de oliva, tostar ligeramente la harina e ir añadiendo, sin dejar de mover, la leche hasta conseguir una bechamel lisa, sin grupos. Añadir sal y nuez moscada a nuestro gusto y agregar las espinacas. Dejar cocer durante un par de minutos y servir en las cazuelitas slowcook de Pyrex.

            Repartir un medallón de queso de cabra sobre las espinacas, cubrir con una cucharada sopera de nata y gratinar hasta que esté dorado.

Servir caliente.




Slowcook es la colección de cacerolas de hierro fundido de Pyrex. Son muy resistentes  y excelentes conductoras de calor de forma homogénea. Además son aptas para todo tipo de palcas de cocina, incluida la de inducción. Y puedes presentarlas directamente en la mesa porque son preciosas


CONVERSATION

33 comentarios:

  1. Esta me la dejo pendiente para hacerla pronto. Me gusta la idea. Besos

    ResponderEliminar
  2. Cómo me gustan las espinacas con bechamel y no las preparo nunca, eso no puede ser. Mi suegra las prepara divinas.
    Me ha encantado la cazuelita roja, es preciosa!!!

    Besos guapa.

    ResponderEliminar
  3. Ummm, Alberto y cualquiera.... preciosa presentación
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Que plato mas rico, guapetona! Apuntado queda ;) Un abrazo!

    ResponderEliminar
  5. Chelo, ya sabes que es la única manera de que coma verdura, con bechamel todo sabe mejor. La bechamel hace el mundo mejor y tú con tus recetas. Te quiero hermana.

    ResponderEliminar
  6. Un plato de espinacas bien cremosito. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  7. Buenísimo. Me ha encantado. Fíjate que siempre le pongo un chorrito de nata con un dibujo para finalizar, pero lo del queso de cabra me parece un lujazo. Muchas gracias. Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Secundo la frase de tu hermano Chelo, jajaja! Yo soy un apasionado de la bechamel, y además en casa para que coman verduras (y precisamente espinacas) las preparo casi casi como nos las has traido tú hoy, pero me apunto la idea del queso de cabra, que seguro que le va de perlas!

    Besos!

    ResponderEliminar
  9. Menudas cazuelitas Chelo!! Las espinacas a la crema las hago mucho....muchísimo!! Pero con queso de cabra!! :O
    Ya tengo receta para la próxima vez!!! Gracias por la receta.
    Besitos guapa. MAR, de EQNME

    ResponderEliminar
  10. ¡Qué lindas las cazuelitas! Y la receta tiene una pinta estupenda. ¡Nos la apuntamos!
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Una entrada imperdible: a receta, las fotos y cada una de las piezas de vajillas que has usado, Chelo. Cariños.

    ResponderEliminar
  12. estoy contigo! cualquier cosa... jajajajajja. Un plato muy rico. Besitos

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué rico! Pues con las lluvias y bajada de temperaturas que da para el fin de semana, tiene que entrar especialmente bien.
    A mi también me encanta "todo" con bechamel, pero no lo preparo mucho porque a mi costillo no le gusta tanto.
    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Pues yo no soy muy amante de la bechamel, pero a mi hermana le pirra. Ahora, esta receta tiene una pinta impresionante. Besos

    ResponderEliminar
  15. Real y sencillamente deliciosa!!!

    ResponderEliminar
  16. No las he comido nunca pq no m han llamado demasiado la atención nunca.......pero ese queso de cabra definitivamente lo cambia todo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  17. Me encantan Chelo, las hago a menudo para rellenar una quiché que me chifla!!! Así presentadas en esta preciosa ollita, las veo un manjar irresistible, como todo lo que sale de tu cocina, guapetona!!! Enhorabuena!!!

    ResponderEliminar
  18. ¡Me apunto la frase de tu hermano Alberto! Y es más, comulgo con ella, porque a mi también me gusta mucho la bechamel. Recuerdo que cuando vivía con mis padres y mi madre hacía bechamel, yo siempre le pedía que me dejara un poquito en la sartén. Y hoy en día, es por esa bechamel por la que como con gusto unas espinacas, cosa de la que era incapaz hace unos meses, tan solo unos meses. ¿Has probado a añadir unas uvas pasas a esta crema? No veas qué rico queda ese contraste dulce con el acidillo propio del queso de cabra.

    ¿Y esas cazuelitas? ¡Qué monada! Pero me resisto porque no quiero verme durmiendo en la terraza porque ya no me quede espacio ni en la cama con tanto artilugio, ja ja ja.

    Besos.

    ResponderEliminar
  19. Chelo!!
    Esas cazuelitas tan divinas también están en tu maravillosa alacena?? Por cierto ya le pusiste sus puntillas, cuando las tenga nos la tienes que enseñar terminada, vale??...porque tengo que decirte, que tanto me gustó, que has el sueño me quitado, jejeje.

    Esta me parece una estupenda forma de comer verdura, sobre todo para mis chicos que no les gusta de ninguna forma que se las preparo, probaré con tu receta a ver si hay suerte.

    Referente a tu propuesta, me encantaría Chelo, comer o tomar un café un diita de estos y a poder ser sin demorarlo mucho. Pues eso, vamos a poner fecha y que podamos juntarnos las tres. Sería estupendo!!
    Yo digo lo que tu, un besito y a mirar el calendario!



    ResponderEliminar
  20. Chelo!!
    Esas cazuelitas tan divinas también están en tu maravillosa alacena?? Por cierto ya le pusiste sus puntillas, cuando las tenga nos la tienes que enseñar terminada, vale??...porque tengo que decirte, que tanto me gustó, que has el sueño me quitado, jejeje.

    Esta me parece una estupenda forma de comer verdura, sobre todo para mis chicos que no les gusta de ninguna forma que se las preparo, probaré con tu receta a ver si hay suerte.

    Referente a tu propuesta, me encantaría Chelo, comer o tomar un café un diita de estos y a poder ser sin demorarlo mucho. Pues eso, vamos a poner fecha y que podamos juntarnos las tres. Sería estupendo!!
    Yo digo lo que tu, un besito y a mirar el calendario!



    ResponderEliminar
  21. Chelo!!
    Esas cazuelitas tan divinas también están en tu maravillosa alacena?? Por cierto ya le pusiste sus puntillas, cuando las tenga nos la tienes que enseñar terminada, vale??...porque tengo que decirte, que tanto me gustó, que has el sueño me quitado, jejeje.

    Esta me parece una estupenda forma de comer verdura, sobre todo para mis chicos que no les gusta de ninguna forma que se las preparo, probaré con tu receta a ver si hay suerte.

    Referente a tu propuesta, me encantaría Chelo, comer o tomar un café un diita de estos y a poder ser sin demorarlo mucho. Pues eso, vamos a poner fecha y que podamos juntarnos las tres. Sería estupendo!!
    Yo digo lo que tu, un besito y a mirar el calendario!



    ResponderEliminar
  22. Delicioso y el punto del queso de cabra, todo un acierto
    Bss

    ResponderEliminar
  23. Chelo por favor que me está entrando un hambre................que pinta, todavía no he echo las espinacas a la crema pq no había encontrado ninguna receta que me llamara la atención, pero ya la he encontrado jajajajjjajaja, me la llevo, besitos.

    ResponderEliminar
  24. Se ve tan deliciosa. Gracias por esta receta.

    ResponderEliminar
  25. No sé lo que me enamora más la receta, las cazuelitas o las fotos, bueno en realidad es todo.. me encantan.. gracias!!! Un besazo!

    ResponderEliminar
  26. Pues casi diría lo mismo que tu hermano y no es por la bechamel, es que disfrazadas así de bien me las tomo seguro.
    Y sí, muy monas en las cazuelitas.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  27. Tu hermano dice lo mismo que mi hijo Humberto...jejeje es un apasionado de las verduras en bechamel con queso
    Yo hago mucho con acelgas ,tengo que probar con queso de cabra .....se ve muy rica,besos

    ResponderEliminar
  28. Con esta receta seguro que tu hermano de deja estas bonitas cazuelitas bien relucientes.
    Me gusta esta receta con el queso de cabra gratinado.
    Besos.

    ResponderEliminar
  29. A ver, es que cualquiera no se las acaba! Tienen una pinta increíble. Besos!

    ResponderEliminar
  30. Diosssss..opino como tu hermano, creo que la bechamel le queda bien hasta a la fabada jajajajaj..pero es que estas cacerolas tan cuquis con esta crema..por dios es que tienen que estar de pecado..me rechiflan..besiños

    ResponderEliminar
  31. Sabias palabras las de tu hermano!! jejejeje.

    Para mi una sin queso de cabra, por favoe.

    Besos.

    ResponderEliminar
  32. Chelo me solucionas la comida de mañana te copio la receta de pe a pa pues hasta las cazuelitas pondré.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. La pinta es increíble. Esta juro que la hago si puedo un día de estos para la comida del sábado o algo. Me encanta!! y me la apunto;)

    ResponderEliminar

Back
to top