GALLETAS RELLENAS DE CABELLO DE ANGEL

            Las galletas no habían sido nunca mi pasión, no sólo no las hacía es que tampoco las comía, pero rectificar es de sabios y yo que soy una chica lista he rectificado y de qué manera!.
            Mi madrina de galletas es Beatriz, ella publicó el otro día una entrada donde contaba como nos conocimos gracias a  Film and  Food,  donde nos retaban a cocinar una receta de galletas que teníamos que intercambiarnos. Recuerdo un mail suyo que me decía que había visitado mi blog y que no tenía galletas! (¿como era posible?)
Y fue haciendo las galletas que me envió Beatriz cuando despertó mi gusanillo por hacerlas, y además me las como (a la velocidad del rayo) y mi blog ya tiene galletas.

            Las que publico hoy las volveré a hacer durante el fin de semana, están tan ricas que son un verdadero regalo para el desayuno o para la merienda, o para llevarlas al parque y comerlas sentada en un banco al sol.

            Que disfrutéis del fin de semana!




Ingredientes:
(Para 19 galletas)


  • 375 grs. de harina de repostería
  • 125 grs. de aceite de oliva virgen extra
  • 65 grs. de anís (licor)
  • 20 ml. De agua
  • 1 cucharadita de anís en grano
  • 1 pizca de sal

  • Cabello de ángel para el relleno
  • Azúcar para rebozar las galletas
 

Elaboración:

            Calentamos el aceite de oliva hasta que empiece a humear, le añadimos el anís en grano y lo apartamos de fuego. Dejamos que se enfríe totalmente.

            En un cuenco vertemos la harina, el licor de anís y el aceite junto con el anís en grano (podéis colarlo y dejar el anís fuera, aunque a mi particularmente me encanta encontrarlo) y una pizca de sal. Amasamos bien hasta que la masa quede homogénea y lisa incorporando el agua si es necesario.

            Pesamos porciones de masa de unos 15 grs. y formamos bolitas que dejamos reposar cubiertas por film durante 15 minutos.

            Precalentamos el horno a 180º C

            Colocamos papel de horno sobre la bandeja donde las vamos a hornear.

            Aplastamos con el rodillo las bolitas de masa, como es una masa grasa no se va a pegar en la mesa con lo cual no es necesario espolvorear la superficie con harina. Colocamos una cucharadita de cabello de ángel en una de las galletas y tapamos con otra galletas, apretamos los bordes para que el relleno no se salga al hornearlas.
            Colocamos las galletas en la bandeja de horno y horneamos durante 15 minutos.

Cuando salgan del horno, y antes de que se enfríen las rebozamos con abundante azúcar, si lo hacemos cuando estén frías el azúcar no se pegará a la galleta.
Las dejamos enfriar sobre una rejilla antes de guardarlas o de comerlas.

 



Fuente: Ligera modificación de la receta Pequeños bocados de cabello de ángel del libro  Galletas Xavier Barriga

CONVERSATION

33 comentarios:

  1. Estas galletas son las mejores que he visto en mucho tiempo, para no hacer galletas te han salido estupendas. Bss.

    ResponderEliminar
  2. Las veo super originales y sabiendo que llevan anís, sé seguro que a mi costillo le encantarían, así que me las apunto.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Estas son un peligro para mi, porque me encanta el cabello de ángel. Geniales.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Se ven super ricas. A nosotras también nos gusta mucho el cabello de ángel; de hecho el pastel cordobés que hemos publicado lo lleva.
    Y ese anís para aromatizar..., qué bueno.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. se ven bien buenas! yo hace poco he empezado a hacer galletas tambien! me costó pero ahora le estoy cogiendo el tranquillo hehehe

    ResponderEliminar
  6. Me encanta el cabello de ángel...
    Esta galletas deben de estar buenísimas!!!!
    Un besito,
    Aurélie

    ResponderEliminar
  7. pues si que tienen que estar riquísimas estas galletas.
    Por cierto, me encanta la cucharilla que pones donde el azúcar.
    Un besín.

    ResponderEliminar
  8. sensacionales y muy buenas así,me encantan
    buen finde
    beso

    ResponderEliminar
  9. Chelo!!!! querida para no ser de galletas, qué bárbara me parecen una exquisitez!!! cabello de ángel, anís!!! ummmmm, tus fotos espectaculares como siempre, bsss

    ResponderEliminar
  10. Que ricas tienen que estar. Hace mil años que no tomo algo con cabello de angel, y me trae tantos recuerdos de cuando era pequeña..... que tiempos aquéllos!!!. habrá que hacerlas para tener unos minutos de infancia, cuando lo devorabas todo sin resentimientos. Besos

    ResponderEliminar
  11. Tus fotografías me alucinan siempre!! Pero hoy las galletas me enamoran totalmente, soy una mounstruilla come-galletas infablible ;)

    Un beso enorme!

    ResponderEliminar
  12. Me encanta el cabello de angel y tus galletitas tienen que estar de vicio! Que combinación mas rica!
    Un besote, Chelo, que pases un buen día!

    ResponderEliminar
  13. Yo hago una masa parecida para unas rosquillas, pero así como las haces tu tienen que estar el doble de buenas. Me encanta, como siempre sabores tradicionales, ricos. Un besazo!

    ResponderEliminar
  14. Que delicia Chelo, me encanta el cabello de angel, aquí lo he preparado una sola vez, no es una calabaza que se vende, la traje del pais vecino.
    Me encanta la idea, debe estar muy rico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Madre mía, madre mía que riquísimas deben de estar, y con ese cabello de Angel.
    Menudo gusto le has cogido a las galletas.
    Jajaja besicos,

    ResponderEliminar
  16. Estas galletitas me recuerdan mucho a los 'pastissets tortosins' (como eres catalana seguro que los conoces), te han quedado de muerte, qué buenas tienen que estar!

    Un achuchón.

    ResponderEliminar
  17. Estaba pensando justamente lo mucho que me recordaban a unas de Barriga (cayó el libro para reyes y no sé por dónde empezar!) y mira por donde... tienen una pinta estupenda, yo me las comería en el parque o donde fuera :)

    Un besote.

    ResponderEliminar
  18. ni te imaginas lo que me gusta a mi el cabello de angel, una de mis debilidades que suelo controlar, pero que estoy segura que hubiera sido incontrolable si llego a tener estas delicias al alcance de mi mano ;)

    Besos. Paula

    ResponderEliminar
  19. Las galletas si, el relleno lo cambio, no me gusta el cabello de angel, pero con otro relleno encantada!!! Bss

    ResponderEliminar
  20. Hacer galletas es adictivo, cuando descubres lo satisfactorio que es hacerlas en casa siempre quieres más. Besos!

    Ana

    ResponderEliminar
  21. a mi me encantan las galletas! creo que gustan a todo el mundo y los sabores, colores y texturas son interminables.
    Estas en concreto me han encantado. Tengo cabello de ángel casero y creo que lo podría gastar aquí perfectamente

    ResponderEliminar
  22. Ohhhh, qué galletas Chelo!!! Se parecen mucho a los pastelillos de cabello de ángel que hay por aquí por Murcia... Qué tentación!!! Vaya delicia!!!

    ResponderEliminar
  23. Yo sin embargo cuando empecé el blog lo que más hacía eran galletas, son tan fáciles de hacer y salen tan ricas que no me daba ninguna pereza ponerme a hacerlas. Ahora hago muchas menos y casi siempre repito las que más me gustan.
    <las tuyas tienen una pinta de estar ricas impresionante, con lo que me gustan los dulces con cabello de ángel!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  24. Chelo preciosa, que forma mas bonita tu descubrimiento hacia las galletas, me ha encantado que gracias a esa amiga, te hayan gustado, desde luego la pinta de estas estan para gustar , no para volverse loca, comiendolas una a una jeje, y la escena de tomarlas en el parque al solecito, no me ha parecido nada mal jeje, qien pudiera estas en ese banco sentada a tu lado, pero eso si, con un buen monton de estas ricas galletas. Un abrazo enorme preciosamiga

    ResponderEliminar
  25. Me encantan, me encantan me encantan. Yo tengo unas similares que llamamos pasteles o tortas de alma. Típicas de Teruel. Me chiflan y con cabello de angel mmmmm. Te han quedado impresionantes. Y no sabes que satisfacción para mi haberte picado a hacer galletas. Son un vicio hacer y comerlas verdad?

    Un beso gordo
    Bea

    ResponderEliminar
  26. Que ricura de galletas,me encanta ese aspecto rustico que tienen .
    No sabes lo que has hecho con este descubrimiento , ahora no podrás parar de hacer galletas .
    Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  27. Que pasada de galletas, ese bocado pillando relleno es una delicia.
    Me encantaron y mucho.
    Besazos.

    ResponderEliminar
  28. Me parecen unas galletitas deliciosas y las fotos fantasticas.
    Besos

    ResponderEliminar
  29. Nunca es tarde si la dicha es buena y preparar y comer galletas tan deliciosas bien vale la pena la espera, además rellenas y muy bien presentadas, y puede ser un bonito regalo.
    Un beso, guapa

    ResponderEliminar
  30. Uy cómo triumfarian aquí estas galletas, además me recuerdan a navidad! la verdad que te has reconciliado con las galletas y de qué manera!
    un besito
    Angi

    ResponderEliminar
  31. Madre mía, ¡mira lo que me había perdido! No puedo comer el cabello de ángel ni el rebozado, pero me conformo con mirarlas (e imaginar cómo tienen que saber, mmmmmMM...!!!!)
    ¡Cuidado con las galletas que crean adicción! :-D

    Un besote

    ResponderEliminar
  32. Chelo unas galletas con ese relleno quedaran ricas de verdad.
    Besos

    ResponderEliminar
  33. Muy bueno esa infomacion! Gracias

    my blog post ... Alexander Deitch

    ResponderEliminar

Back
to top