ROSCOS FRITOS DE PATATA

        
                 Se acerca Semana Santa y no pueden faltar en nuestra mesa unos roscos fritos, al menos en los pueblos de Jaén puedes encontrar las canastas de roscos fritos junto a las bandejas de torrijas, natillas, pestiños y leche frita.
                 El olor en la calle a matalahúva, aguardiente, a aceite aromatizado con naranja y limón, a canela y a miel está muy ligado en mi memoria al de la cera de las velas de las procesiones, al incienso… y al de la plancha sobre papel de estraza para eliminar las gotas de cera que han caído sobre la túnica de penitente.
                Hace años, muchos años que ya no soy costalera, pero lo de hacer roscos y degustar la maravillosa gastronomía que nos ofrece la Semana Santa de eso si que no me he “desapuntado”, la disfruto y mucho, tanto los dulces como ese maravilloso potaje, el bacalao frito, las tortillas, los huevos rellenos…

                Adoro las masas fritas, debe de ser por lo que no soy capaz de resistirme a una receta de roscos fritos, aunque mi madre siempre preparaba la receta de los roscos del cascarón, (realmente deliciosa, unos roscos esponjosos y tiernos que se conservan durante días perfectos), no puedo por menos que hacer todas aquellas recetas de roscos de las que oigo hablar, o bien leo en este maravilloso universo bloguero.
                Estos roscos de patata están buenos,  el sabor al día siguiente es más acentuado a limón, el azúcar se ha fundido y quedan como glaseados, pero su textura es ligeramente gomosa, aunque no tanto que resulte desagradable. Son roscos para comerlos el mismo día que se hacen o a lo sumo al día siguiente. Aunque a mí me ha encantado mojarlos en una taza de café con leche cuando habían pasado varios días por ellos.
                 De cualquier modo haced unos poquitos, merece la pena probarlos.
Ingredientes:
Para unos 20/25 roscos.
·         500 grs. de patata
·         100 ml. de leche
·         400 grs. de harina de trigo
·         50 grs. azúcar
·         2 huevos
·         25 grs. de levadura de panadero
·         Azúcar
·         La piel rallada de un limón
·         Una pizca de sal
·         Aceite de girasol para freírlos
·         Azúcar para rebozarlos una vez fritos


Elaboración:
                Cocemos las patatas en abundante agua. Las pelamos y las aplastamos con un tenedor.  Deshacemos la levadura en  la leche tibia y  la agregamos a las patatas, junto con una pizca de sal y los huevos batidos. Obtendremos un puré de patatas espeso, agregamos el azúcar y la piel de limón rallada y poco a poco la harina (tal vez tengamos que añadir un poquito más o menos, eso va a depender de la calidad de la patata). El resultado será una masa homogénea que se pega ligeramente a los dedos. La dejamos reposar hasta que doble su volumen.
                Una vez levada la desgasificamos ligeramente. Nos untamos las manos con aceite y tomamos pequeñas porciones de masa, como si fuese un huevo pequeño, hacemos un cordón rodándolo entre las manos y unimos los extremos, con un cuchillo bien afilado hacemos un corte alrededor, para que se cocinen bien por dentro, y los freímos en abundante aceite de girasol a fuego medio.
                Los doramos por ambos lados, y los dejamos escurrir el exceso de aceite sobre una fuente con papel de cocina. Aún calientes los rebozamos en azúcar.

                Fuente: http://www.mentaeliquirizia.com/2013/02/ciambelline-di-patate.html

CONVERSATION

54 comentarios:

  1. Que ricura de roscos!! sin duda tengo que probarlos,que bien te quedaron y en mi casa no llegan ni a dos horas despues jeje...Besitos

    ResponderEliminar
  2. Creo q es la primera vez que veo roscos de patata. Muy curioso! Habrá que probar!

    ResponderEliminar
  3. No sabía que eras de Jaén, te ubicaba en Málaga fíjate.
    Pues no conocía estos roscos de patata, los del cascarón sí...je..je..
    Se ven estupendos, tengo curiosidad por saber el sabor que aporta la patata...fíjate

    ResponderEliminar
  4. Cielito como me alegra leerte, eso significa que el ánimo va un poquito mejor o al menos que se intenta verdad ?....
    Estos roscos son novedosos para mi , nunca los he preparado con patata sister, asi que como siempre se van para "tu" "mi" carpetita de pendientes.
    Besinos desde el corazón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi Bego, se intenta, que ya es mucho

      Un beso grandote

      Eliminar
  5. Chelo que receta más original, nunca los he preparado así con tu permiso me llevo la receta y ya te cuento como me han quedado. Un beso

    ResponderEliminar
  6. Estoy de sorteo en mi blog si quieres apuntarte es doble sorteo ya que son dos lotes los que se sortean, así hay más posibilidades.
    Te dejo el enlace por si quieres apuntarte.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2013/03/sorteo-la-cocina-de-trini-altea-en.html

    ResponderEliminar
  7. Cuánto tiempo sin verte por aquí! por lo que veo pasó algo, espero que estés bien.
    Y qué roscones! yo, como mis compañeras, no conocía esta receta. Patata! muy curioso! y fritas... mmmm perfectas mojadas en chocolate calentito.

    Besos
    Bea de Bocados Divinos

    ResponderEliminar
  8. No los he visto nunca de patatas, me los anoto. Que pinta

    ResponderEliminar
  9. Chelo!!! se te echaba de menos, no probé jamás estos roscos de patata, pero si tu los haces tienen que estar buenísimos!..si me animo te lo cuento!! bsss

    ResponderEliminar
  10. De patata??? Dios mio otra más para la lista... a este paso no cabemos.

    Mil besos!!!!

    ResponderEliminar
  11. Nunca los he visto hechos con papa y me ha gustado mucho. Sé que las cocas y algunos panes quedan geniales con papa, pero los roscos... Me apunto la receta!
    Besitos preciosa

    ResponderEliminar
  12. Un besazo muy fuerte Chelo.........
    Unos roscos de lo más original......

    ResponderEliminar
  13. Que originales, nunca los vi hechos de patata y menuda pinta tienen!!!
    Besossss

    ResponderEliminar
  14. Una de mis épocas del año favoritas también en cuanto a gastronomía se refiere.
    Interesantes estas rosquillas con patata.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Yo creo que debo darme una vuelta por España en semana santa, veo cada delicia...que ricos deben estar, las fotos son preciosas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  16. ¡Con lo que me gusta a mi el bollerio de Semana Santa!!. Super originales con patata. Tendre que probarlos!!

    Besos
    Beatriz

    ResponderEliminar
  17. Olá...
    Que aspecto magnifico e delicioso ;).... Adorei a tua sugestão:)... Besos...

    http://nacozinhadaleonor.blogspot.pt/

    ResponderEliminar
  18. QUERIDA CHELO, LA VERDAD SE VEN MUY TENTADORES, ME ENCANTA LA CANTIDAD DE RECETAS QUE APARECEN PARA SEMANA SANTA, DEBO DECIR QUE ACÁ EN CHILE SOMOS MUY ABURRIDOS Y VAMOS SÓLO POR LOS PESCADOS Y MARISCOS PARA ESOS DÍAS, NADA DE DULCES. VOY A EMPEZAR A COPIAR ESTAS COSTUMBRES TAN LINDAS. BESITOS

    ResponderEliminar
  19. Hola preciosa! No sabes cuanto me alegra verte por aqui!
    Me han encantado estos roscos,tengo que probarlos.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  20. ¡Qué ricos!, me han encantado, son una tentación.
    besitos

    ResponderEliminar
  21. Se ven tremendos, estos bollos son un pecado, empiezas y no puedes parar!!!
    Voy a hacer los del cascarón primero, a ver que tal me salen!!
    Besotess

    ResponderEliminar
  22. Que ricos que se ven, la patata da m,uy buena textura a las masas deben de estar riquísimos.Besos.

    ResponderEliminar
  23. De patata no los he probado nunca pero los corrientes de harina me traen recuerdos de la niñez, de algún verano en casa de mi tía, de juegos y despreocupaciones, vamos de familia. Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  24. Que ricos! Que buenos deben estar! Estos son de no poder comerse sólo uno, verdad??

    ResponderEliminar
  25. La verdad? me uno a los demás, con patata? pues no los he probado nunca, pero por la fotografía veo una textura deliciosa, no sé sin probarlos sabría distinguir si llevan patata o no pero así a simple vista no lo diría. Una receta original, y supongo que muy rica, jeje
    Besitos

    ResponderEliminar
  26. Que buenos Chelo!! me recuerdan mucho a los que preparaba mi abuela (de Iznatoraf, Jaen) cuando llegaba Semana Santa... hacía cantidades industriales y nos repartia un barreño por casa... asi caseritos son insuperables. Te hago llegar todo mi afecto y ánimo desde Lleida. Un beso.

    ResponderEliminar
  27. uauu me ha recordado a los ñoquis pero en versión dulce y fritos! jaja que buena idea usar la sana patata! me gusta! besos

    ResponderEliminar
  28. Hola Chelo!!! este año quiero hacer algún rosco a mi madre le gustan, que buenos se ven y aunque lleven patatas no se ven nada pesados, me llevo tu receta. Bss

    ResponderEliminar
  29. Pues nunca los había probado, pero como soy muy rosquera, me los llevo para ver qué tal, porque tienen una pinta buenísima!! Bss

    ResponderEliminar
  30. Con patata, qué originales. Hay que probarlos, me recuerdan a losq ue hacía mi abuela, pero ella no les echaba patata. BS

    ResponderEliminar
  31. Con patata... nunca los he hecho así, tienen muy muy buena pinta!

    ResponderEliminar
  32. chelo con patatas nos los he probado, me parecen muy originales...habrá que hacrlos jiji
    Besitos

    ResponderEliminar
  33. Walaaaaaa! Que cosa más buenaaaaa! Nunca los había visto pero e temo que están de miedo ! Besinos!

    ResponderEliminar
  34. Hola Chelo:

    Los roscos fritos son una de mis debilidades, me encantan, pero con patata no los he hecho nunca, de verdad que nunca. Cuando el ánimo se baja recuerda que toda la gente que te seguimos desde la distancia nos acordamos de ti.
    Besicos

    ResponderEliminar
  35. Una alegría volver a leerte y a ver tus fotos, pintaka que tienen estos roscos.

    Un abrazo, espero que estés bien.

    ResponderEliminar
  36. Al ver estas fotos tan bonitas es imposible resistirse a estos roscos. La verdad es que son una novedad para mía pero la pinta invitan a probarlos. Besos.

    ResponderEliminar
  37. Tienen una pinta extraordinaria, ¡no se me hubiese ocurrido este tipo de repostería con patata! Seguro que están de vicio.
    Besos.

    ResponderEliminar
  38. Nunca ví una masa frita con patata, pero tienen muy buen pinta, y si hay que comerías un el día, pues se comen.
    Besos

    ResponderEliminar
  39. Me alegra mucho hayas vuelto a publicar y con una receta de tu madre, entrañable y de temporada, es una muy buena manera de homenajear y sentirse mejor, publicando para no olvidar nunca, eso reconforta y mucho. Un beso grande corazón y enhorabuena por esos roscos tan divinos!

    ResponderEliminar
  40. otra más que se ha quedado alucinada por el ingrediente estrella, qué pasada!

    ResponderEliminar
  41. sabía que existían pero nunca als he probado, se ven deliciosas!!!!
    http://inukares.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  42. Recuerdo cuando era pequeña, reunirnos en casa de mi abuela, todas las mujeres, hijas, nietas, sobrinas... para hacer roscos caseros.
    No sé si eran estos mismos o no, era demasiado pequeña y la receta se perdió :( pero es posible que si, porque mi abuela también era de un pueblo de Jaén.
    Me ha encantado la receta.
    Muacs

    ResponderEliminar
  43. Unos roscos de lo más originales, jamás de los jamases había oido hablar de roscos de patatas, pero tengo que probarlos, sin duda.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  44. Me encantan los roscos tan típicos de las fechas que se aproximan pero la verdad es que nunca los he probado de papa así que tomo buena nota porque te han quedado de lujo.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  45. Yo suelo hacerlos de calabaza (tipico de Valencia en éstas fechas de fallas), pero de patata nunca las habia visto...tienen que estar riquisimas....anoto la receta.
    Me llega hasta el olorcito!!! qué rico.

    ResponderEliminar
  46. Originales si que son y seguro que tambien están ricos, no hay mas que ver las fantasticas fotos que tienes ,
    Por cierto ... cuanto tiempo sin saber de ti
    Un besito guapa!

    ResponderEliminar
  47. ESTOS ROSCOS SON UNA VERDADERA DELÍCIA ESTOS DÍAS QUE TENGO INTENCIÓN DE IR POR ALLÍ SUPONGO QUE LOS VERÉ Y YA QUE LOS VEO PUES LOS PRUEBO Y YA QUE PRUEBO UNO PUES PRUEBO DOS Y...JAJAJAJA,BESINES

    ResponderEliminar
  48. Están de muerte, parecen hasta comprados ...y dan ganas de comerlo todos. La verdad es que tienes buena mano en la cocina y estas rosquillas ummm se ven deliciosas!

    ResponderEliminar
  49. Anda,....qué bonito, de patata...pues tienen una piinta increíble.....me los apunto en favoritos...¡gracias guapa!

    ResponderEliminar
  50. Haces bien en preservar este tipo de recetas, las tradiciones nunca hay que perderlas. La pinta es fantástica. Besos

    ResponderEliminar
  51. Chelo, me llama mucho la atención que estos roscos lleven patata entre sus ingredientes y me la llama para bien. Hace poco yo hice unas tortitas de patata y el resultado me sorprendió mucho. Estaban deliciosas. Imagino que funcionará igual de bien es estos roscos.

    Por cierto, acabo de echar un vistazo a los del cascarón y me han encantado. Eso de usar la cáscara de huevo como medidor es de lo más atrevido pero en tus fotos se ve que lo tienes dominado.

    Bss

    ResponderEliminar

Back
to top