PAN DE ESPELTA CON PIÑONES


Que hacer pan engancha ya lo hemos oído todos y hemos comprobado que es verdad, haces uno para probar y zas!, te quedaste enganchada de por vida, yo además estoy enganchada a comerlo, si!, soy panera y en otra vida estoy segura que seré panadera porque disfruto de lo lindo con las manos en la masa.

Desde que empezó el calor me resisto a encender el horno, pero caigo una y otra vez, son tan ricas las tartas saladas para las cenas, las verduras que tienes preparadas y que gratinas en un momento, el bizcocho para los desayunos. Total que lo que si hago es madrugar para hornear con el fresco de las primeras horas de la mañana. Tengo una vecina que la tengo mala a la pobre mujer, dice que la despierto por la mañana con olor a pan o a bizcochos y que cuando va a desayunar la mayoría de los días solo encuentra en su cocina unas galletas “superintegralesysinazucar” que al final no se come porque lo que le apetece es un bizcocho recién hecho o pan caliente con mantequilla. Tengo que llevarle un trocito el próximo día.



La masa de este pan la hice por la noche y la deje en la nevera bien tapadita, a la mañana siguiente en cuanto me levanté la saque de la nevera y la dejé que se despertara durante unos 30 minutos, mientras yo desayunaba. Después al horno en una cazuela. Seguiremos la misma técnica que en el pan con masa madre vieja horneado en olla de hierro, aunque en esta ocasión la olla era redonda y de acero inoxidable.

Ingredientes:

·         350 grs. de harina de espelta
·         12 grs. de levadura fresca
·         180 ml. de agua
·         1 cucharadita de sal
·         30 grs. de piñones



Elaboración:

Desmenuzamos la levadura y la diluimos en el agua tibia, se la agregamos a la harina junto con la sal y amasamos. Le incorporamos los piñones y dejamos reposar la masa en la nevera durante toda la noche. No es una masa densa, tampoco liquida, pierde la forma enseguida y se desparrama, por eso es la ideal para hornearla dentro de un recipiente.

Al día siguiente sacamos la masa y la dejamos durante una hora reposar fuera.
        
Precalentamos el horno a 200º C y dejamos la cazuela donde vamos a hornear el pan dentro, durante unos 20 minutos. Pasado ese tiempo le damos forma a nuestro pan y lo volcamos en la olla. Horneamos durante unos 35 minutos, o hasta que veamos que el pan está dorado.
Lo sacamos del horno y de la cazuela y lo dejamos enfriar sobre una rejilla. 


Fuente:Libro Cocina Monacal. Variaciones sobre Pan con espelta y galanga.


CONVERSATION

41 comentarios:

  1. Cuidadin con las vecinas, que empiezas dandoles pan y terminas con ella en casa.
    Ya veo que te has hecho toda una "espelta" en panaderia y la verdad es que viendo el resultado, no me extraña.
    Un beso
    Jorge.

    ResponderEliminar
  2. No me extraña que tu pobre vecina te "tire" indirectas. y me imagino que vivir cerca de tí tiene que ser una tentación Chelo. Con esos platos que haces tan ricos y con ese mimo, no pueden más que ocasionar vicio. Yo también soy panera, pero panera de este tipo de panes donde sabes lo que comes y te sientes bien de comerlo. Ese tuyo se ve maravilloso y bien consistente, como decía mi abuela, con mucho alimento. ja,ja...... delicioso pan y preciosas y tentadoras fotos. Un beso y feliz semana

    ResponderEliminar
  3. Lo de los piñones me enanta, tiene que estar de lujo.

    saludos

    ResponderEliminar
  4. Se ve super bueno Chelo, he probado el pan con nueces, no sabes lo que me gusta, este con seguridad es muy rico también, a ver si lo pruebo.
    Un beso y buena semana!

    ResponderEliminar
  5. Es que vaya hogacita que salió Chelo, da gusto verla niña!!! Una crueldad para tu pobre vecina, es que no hay color guapa!!! Magnífica y con una miga envidiable.

    ResponderEliminar
  6. Estupendo se ve este pan el toque de los piños tiene que ser genial, a mi también me encanta hacer pan y comerlo así que este no me lo puedo perder besitos

    ResponderEliminar
  7. mmmmmmmmmmmmm que delicia... yo también hago eso, dejo todo preparado por la noche y por la mañana horneo, cuando puedo... si no mi casa es un infierno!

    Y sí, tu vecina se merece un trozo de pan... pobre mujer!

    ResponderEliminar
  8. Me ha encantado...lo hago seguro...besos

    ResponderEliminar
  9. El pan casero me puede,pero estos,aún más,Riquísimo Chelo ;))

    ResponderEliminar
  10. Chelo, este pan me está pidiendo que lo muerda...
    Nani

    ResponderEliminar
  11. Chelo, estoy de acuerdo contigo, amasar !engancha!, jajajaj, me encantáis l@s de los calores, en el Norte, tan pichis...bsss

    ResponderEliminar
  12. Es que ahí os debéis estar asando de lo lindo.. has probado a dejar la masa en la ventana toda la noche? igual por la mañana tienes pan ;)

    ResponderEliminar
  13. Que mala eres Chelo...le pones los dientes largos a tu vecina jajaja y eso que no ve las maravillas que preparas que si no saltaría por la ventana a tu cocina!!
    Me estoy imaginando desayunar una rebanada de este pan con aceite...ummmm que rico por favor!!
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Que esponjoso y apetitoso es!!!!

    ResponderEliminar
  15. Ideal para cambiar de pan de vez en cuando!

    http://juegodesabores.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  16. Se ve riquísimo, te ha quedado estupendo, aún no he hecho nunca pan, con estas recetas tendré que ponerme manos a la masa.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. No sabes hasta que punto me interesa esta pan. Tengo intolerancia a los cereales menos a la espelta, compro pan a precios desorbitados y además todos se han enganchado por lo bien que les sienta. Lo haré y te contaré. Un millón de gracias. Un besote de OLi de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  18. Yo no puedo vivir sin encender el horno, no lo puedo evitar. Rara es la semana que no lo enciendo un par de veces al menos.
    Y este pan.... riquisimo........ me apunto los piñones ( aunque se están poniendo a precio de oro)

    Besos y buena semana.

    ResponderEliminar
  19. Los piñoncitos le deben aportar un sabor exquisito.

    ResponderEliminar
  20. Chelo este tipo de pan me gusta mucho, es lo que desayuno y me encanta el toque de piñones:)) besotes

    ResponderEliminar
  21. Tiene un aspecto delicioso y con esos piñones. no me queda duda de que además lo esté. Un besote gordote y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
  22. Qué interesante propuesta, me la apunto para cuando me anime con el pan ;). Besos.

    ResponderEliminar
  23. Suelo hacer pan de espelta pero sin levadura, ya es hora de que vaya probando con ella. Tiene muy buena pinta y me encanta el toque de los piñones. Besos

    ResponderEliminar
  24. Nunca he hecho pan 100% de espelta pero veo que le cuesta crecer, quizá habría que añadirle un poco de gluten? no sé cómo va de proteico este cereal.
    Probé un día a hacer pan en cocotte pero no la calenté de antemano, salió un churro como puedas imaginarte... jejejej tengo que volver a intentarlo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Miss Migas, en cuanto a proteínas la espelta tiene más que el trigo, pero seguro que un poquito de gluten no le va nada mal, yo el glutén solo se lo añado a algunos panes integrales, al próximo se lo ponemos y a sí probamos.
      Pues para mi cocinar dentro de la olla ha sido todo un descubrimiento, me encantan como quedan los panes cocidos en ella, eso sí hay que calentar la olla como si estuviese en el mismo infierno.
      Gracias por tu comentario y por tu sugerencia.
      Un beso

      Eliminar
  25. Pobre vecina, Chelo; yo creo que has de hacerle alguna cosita rica.
    Me encanta el pan y como te ha quedado, seguro que los piñones le aportan un sabor muy rico.

    Bss

    ResponderEliminar
  26. ¡Qué bueno con sus piñones y todo!
    No me extraña tu vecina, es que el olor del pan o los dulces horneándose es único, luego una no puede conformarse con comer cualquier cosa.
    Besos.

    ResponderEliminar
  27. a bocados me lo como, tal cual!! una pinta excelente!! besos

    ResponderEliminar
  28. Que buena pinta tiene este pan! Y el detalle de los piñones me gusta. Vamos que te ha quedado como para comer el pan solo, sin mas. Besos Ana

    ResponderEliminar
  29. Pues si yo fuera tu vecina me tendrías llamando a tu puerta todos los días...jejeje.

    Es que me imagino el olor que debe de desprender este pan y no podría resistirlo.

    Bss

    ResponderEliminar
  30. Mándame una rebanada para esta noche.. Bss

    ResponderEliminar
  31. Yo me comía ahora mismo una rebanadita para merendar. Uuuuummm.
    Pobre tu vecina...Llévale un trocito...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  32. Riquiiiiiiiiisimo con piñones!!! me encantaria para desayunar que olorcito más rico... besos,

    ResponderEliminar
  33. hombre yo enganchada no diría, pero me encanta comer pan!!! tiene una pinta... besitos

    ResponderEliminar
  34. Me encantaría utilizar más la espelta... Y lo que todavía no he probado, y no porque no quiera hacerlo desde hace ya años, es cocinar un pan en olla. No debe de ser nada fácil y te ha quedado un pan espectacular!!

    ResponderEliminar
  35. Me recuerdas que tengo harina de espelta y piñones por gastar, así que haré este pan tan rico pues tengo la panificadora algo olvidada, con la ilusión que me hace hacer pan!!

    Besos

    ResponderEliminar
  36. Te ha quedado divino, Chelo! Qué pinta!!!
    Besos.

    ResponderEliminar
  37. Tienes razon, eso de hacer pan es un vicio. Yo no caigo en la tentacion tan a menudo porque no cuadro los horarios pero ya me gustaria!!. TE ha quedado genial

    Feliz verano.
    Besos
    Beatriz

    ResponderEliminar
  38. Me encnata el pan y la panadería. Estoy de acierdo contigo, hacer pan es un vicio y comerlo, es lo mejor. Te quedó de lujo, me encantó. Gracias por la receta.
    Bs
    tita

    ResponderEliminar
  39. mmmm q rico! con piñones! debe ser un manjar!

    ResponderEliminar

Back
to top