GALLETAS DE LA ALEGRÍA y EL JARDIN DE SIMPLES {Mis libros: Cocina Monacal}

           En Abril os hablé de Cenas en Familia, para Mayo he elegido Cocina Monacal, sin lugar a dudas mucho más que un libro de recetas.

“Al abrigo de los monasterios, y a lo largo de los siglos, hombre y mujeres desarrollaron un estilo de vida único. Inmersos en el retiro de la soledad interior y participes de la vida cotidiana de la comunidad, idearon un concepto de tiempo distinto y crearon una cocina a imagen y semejanza de su vida (sencilla, sabrosa y equilibrada), cuyas cualidades están a la orden del día en el mundo de hoy: cultivos mediante procesos naturales, frescura del producto, elaboraciones sin artificios… Los monjes y las monjas fueron unos de los primeros en relacionar el consumo de verduras con la salud y llegaron a acumular conocimientos extraordinarios sobre las plantas y las hierbas medicinales. Practicaron y desarrollaron una agricultura y una cocina que respetaba tanto las estaciones como el ritmo de la naturaleza”




         Un libro lleno de anécdotas e historia que nos descubre a lo largo de diez capítulos la vida y costumbres del monasterio, personajes ilustres y otros que pasan desapercibidos en el silencio del templo, la figura de quien cocina o de quien recolecta. Historias como la de Érase una vez… la chimenea, que nos relata como hasta el siglo XI ni los monasterios ni los castillos contaban con una estancia dedicada a la cocina. Se cocinaba de manera rudimentaria en el exterior, aparte, en un lugar al abrigo del viento y de la lluvia, la mayoría de las veces a cubierto y directamente sobre el fuego. Nos muestra el cómo y el porqué la cocina se integra dentro del edificio, cómo surgen el horno de leña y los hornillos portátiles para mantener calientes los platos.

         Y entre historias y anécdotas maravillosas recetas. Un capítulo entero dedicado a los cereales: al mijo, a la cebada, al trigo sarraceno a la espelta, con recetas dulces y saladas y sobre todo sencillas y ricas, muy ricas. Otro capítulo que nos habla del arte de la sopa, de aquí ya publique la crema primavera, una verdadera delicia, otro capitulo dedicado al pecado de la gula, ¡Los dulces!, y así hasta diez.

         Pues por si las anécdotas, historias y recetas no fueran suficiente las fotos que las acompañan son realmente fantásticas.



         Me ha costado decidirme por la receta que acompañaría a esta entrada al final he escogido las galletas de la alegría acompañada de una de las tisanas del Jardín de simples. El Jardín de simples es el jardín de plantas medicinales. Durante mucho tiempo, los monjes y las monjas fueron boticarios y médicos y supieron retomar y desarrollar el saber heredado de la Antigüedad. Las simples son plantas que se utilizan en infusiones, decocciones, ungüentos o píldoras.

GALLETAS DE LA ALEGRÍA

         Debemos esta receta al ingenio de Hidegarda de Bingen. Se dice que estas sencillísimas galletas estimulan y tranquilizan al mismo tiempo, de ahí su nombre de “galletas de la alegría”. Su secreto reside en las virtudes de la espelta. Este humilde cereal, ancestro del trigo y rico en vitamina B y en aminoácidos esenciales para la renovación celular, es un ansiolítico natural que estimula el sistema inmunitario.





Ingredientes:

(para unas 40 galletas)

  • 50 grs. De miel
  • 170 grs. De mantequilla
  • 100 grs. De azúcar moreno
  • 1 pizca de sal
  • 1 huevo
  • 400 grs. De harina de espelta (integral)




    Elaboración:

             En un cazo calentamos a fuego bajo la miel, agregamos la mantequilla y mezclamos, añadimos la sal y el azúcar, mezclamos bien e incorporamos el huevo, movemos hasta que se integre bien y añadimos poco a poco la harina amasando hasta obtener una masa lisa y homogénea. Formamos un cilindro o una bola y la envolvemos en papel flim, la refrigeramos durante 30 minutos.

             Precalentamos el horno a 180ºC.

             Sacamos la masa de la nevera y podemos si hemos optado por formar un cilindro cortar rodajas de masa de unos 4 milímetros, o bien extender la masa encima de la mesa y cortar las galletas con un cortapastas, yo las he hecho así. Las colocamos en una bandeja de horno sobre papel vegetal y horneamos durante unos 10 minutos. Se doran enseguida. Las dejamos enfriar sobre una rejilla y las podemos conservar durante varios días en un bote o lata con cierre hermético.


    EL JARDIN DE SIMPLES: Tisana purificante de salvia, menta y romero
    Indicada en situaciones de digestiones difíciles.



    Ingredientes:

    • 5 grs. De hojas de salvia
    • 5 grs. De tomillo
    • 5 grs. De romero
    • 5 grs. De orégano
    • 5 grs. De menta

    Elaboración:

             En una cacerola grande llevar a ebullición un litro de agua. Verter el agua sobre la mezcla de hierbas. Tapar y dejar infusionar entre 5 y 7 minutos. Filtrar y servir. No beber más de dos tazas diarias de esta tisana.


    COCINA MONACAL
    Laurence y Gilles Laurendon / Richard Bo
    ISBN: 9788425347672
    288 Páginas
    GRIJALBO ILUSTRADOS 

    CONVERSATION

    50 comentarios:

    1. Me gusta mucho el libro que nos recomiendas hoy :)
      Yo tambien tengo mi jardin de simples, es el huerto en macetas más sencillo y util de mantener, aromáticas y medicinales, me encantan. En cuanto a la espelta, desde que la probé es la harina integral de mi casa, me gusta mucho más que la de trigo, aunque tambien uso esta de vez en cuando.
      Un besote

      ResponderEliminar
    2. Pues sí, la gula es un pecado y seguramente yo soy una pecadora pero por unos dulces así quién no lo es, y la cocina de los monasterios es para pecar, un poco contradictorio, jeje. Besitos

      ResponderEliminar
    3. Que libro tan bonito.... a mi es que me gustan todos! Voy a tener que inyectarme espelta en vena porque cojo una gripe y me dura más que el sueldo! Besos

      ResponderEliminar
    4. que ricas galletas, lo del huerto me lo estoy pensando. bssss

      ResponderEliminar
    5. Qué maravilla Chelo,te ha quedado una entrada absolutamnete deliciosa.Por las fotos, la redacción y las recetas.Me encanta la repostería monacal y todo lo que lleva asociado, la disfruto muuuucho!!!

      ResponderEliminar
    6. Cada día me entran más ganas de correr a comprarlo. Las galletas de hoy deliciosas, se cuidaban bien :) Las hierbas y jardines ya sabes que me apasionan, sin embargo todavía me falta encontrar el hueco para alguna de las plantas que me gustaría tener. Un artículo estupendo, con dosis de información nutricional que me ha gustado leer. Un gustazo. Besos

      ResponderEliminar
    7. Chelo me encanta la cocina monacal, pienso que es muy sabia y estas galletas están llenas de energía positiva ejje y riquísimas. No he utilizado nunca este tipo de harina, supongo que en herboristerías la encontraré. besitos y feliz día

      ResponderEliminar
    8. El libro recomendado lo tube el otro día en mis manos en el snaf y me encant, estube apuntito de comprarlo, ahora sé que tengo que tenerlo. Que ricas se ven, me gustan mucho.
      Besicos guapa.

      ResponderEliminar
    9. No lo conocía... veré si lo veo y le echo un vistazo ;). Besos.

      ResponderEliminar
    10. He visto este libro de pasada, nunca me he parado a ojearlo pero lo haré ya que nos lo recomiendas, gracias! :) Las galletas te han quedado divinas (se nota que es una receta monacal..:P), en serio, tienen una pintaza, y con harina de espelta que tengo pendiente probar todavía. Apuntada queda por si tardo en comprarme el libro :)

      Besos

      ResponderEliminar
    11. Me gusta el libro, no me animé a comprarlo pero creo que voy a hacerte caso, las fotos son preciosas.
      Y tus galletas igualitas, madre mía! qué ricas deben estar...

      ResponderEliminar
    12. AS BOLACHAS FICARAM LINDAS E FEITAS COM FARINHA INTEGRAL AGRADAM-ME.
      E COM ESSE CHÁ PARA ACOMPANHAR PARECE-ME PERFEITO.
      BJS

      ResponderEliminar
    13. Compré el d Cenas en familia y me encanto este me da que me va a gustar mucho más. Gracias por enseñarnos tus libros, hay muchos que después de comprarlos te das cuenta que no merece la pena, si tu los recomiendas es ir a seguro.
      Bss

      ResponderEliminar
    14. Receta de galletas que veo, receta de galletas que hago! y encima estas tienen historia y son diferentes ¡que más se puede pedir! ;)

      ResponderEliminar
    15. La gula será es un pecado... pero ¿quién no peca con recetas como esta? Impresionantes fotos y receta. Bs

      ResponderEliminar
    16. No conocía este libro y no sabes cómo agradezco tu entrada. Me gusta mucho ver cómo se manejan otras cocineras y cocineros, qué libros tienen, qué técnicas utilizan, etc. Como ya te he dicho en otras ocasiones, visitar tu blogs es siempre aprender algo nuevo. Hace unos días aprendía que se pueden preparar bizcochos al vapor, hoy la existencia de este libro tan impresionante. ¿Qué será lo próximo?

      Bss

      ResponderEliminar
    17. Me encanta tu propuesta Chelo, las galletas me parecen geniales, tengo que probarlas y el libro es chulísimo....habrá que investigar....
      Un besazo

      ResponderEliminar
    18. Me ha sorprendido gratamente el libro, me parece muy bonito y digno de tener en una buena colección.
      Besos

      ResponderEliminar
    19. Yo necesito poco para animarme a comprar cualquier libro de cocina jejejejeje soy una chica fácil ;)

      ResponderEliminar
    20. Qué galletas tan ricas, la verdad que estos libros esconden recetas deliciosas. Besos

      ResponderEliminar
    21. Desde luego, un libro muy interesante. El mundo de los monasterios y la cocina está lleno de exquisitas sorpresas, como estas galletas de la alegría! Tienen que estar de vicio. Y la tisana, muy recomendable. Yo también me hago "hierbecillas" de estas cuando algo no funciona bien en mi cuerpo.... :P

      Un besito!

      ResponderEliminar
    22. curioso nombre para unas galletas, auqnue si están tan ricas, seguro que en un bocado te llenas de alegría ;)

      Mil besos

      ResponderEliminar
    23. Este libro ya lo había visto en algún que otro blog y le he hechado el anzuelo, ahora sólo falta pescarlo porque se ve de lo más rico. Me gustan las recetas tradicionales de toda la vida, con encanto. DEsde luego estas galletas se ven sensacionales Chelo. Un besote

      ResponderEliminar
    24. Por motivos laborales,hace años disfrute muchisimo de la cocina monacal...y sigue teniendo algun que otro lazo...me encantan las galletas y el libro!!!
      Besos

      ResponderEliminar
    25. buscaré este libro! me ha encantado. Muchos besitos reina

      ResponderEliminar
    26. buen libro y esas galletas todo un lujo

      ResponderEliminar
    27. Gracias Chelo. No sé si tiene mejor pinta el libro o las galletas {fácilñes de verdad}. Me quedo con los dos, y este finde veré si encuentro el libro, quizá en Fnac?
      Besos,
      Marta
      www.encasadetiagretel.blogspot.com

      ResponderEliminar
    28. Con ese nombre ya apetece comerse unas cuantas sólo con ver el título de la entrada pero ya viendo las fotos degustaría una detrás de otra y después la tisana, si es que piensas en todo jaja........

      El libro está muy bien, el otro dia en el CI , le estuve dando un vistazo.

      Besinos guapa.

      ResponderEliminar
    29. La forma de las galletas preciosa! que ingredientes mas buenos has elegido
      hoysonrioalespejo.blogspot.com

      ResponderEliminar
    30. Con razón que serán un pecado no tomarlas, al igual que el rico puding anterior...

      ResponderEliminar
    31. Suena genial este libro, voy a buscarlo a ver si se le puede ehcar un ojo en la biblioteca para ver si me gustaría comprarlo, a ver si lo tienen.
      Las galletas tienen una pinta estupenda, al ser de espelta me imagino que tienen mucha personalidad y un buen aporte de nutrientes que en otras harinas sobre todo blancas se pierden.
      También me quedo con la tisana.
      Besos.

      ResponderEliminar
    32. Esa es la única harina a la que no le tengo intolerancia, de modo que esta receta me la llevo, con tu permiso. Un besote de Oli de ENTREBARRANCOS

      ResponderEliminar
    33. Que entrada tan preciosa e interesante. Aunque si de fotos hablamos...las tuyas siempre son preciosa Chelo.
      Voy a ver si encuentro el libro, que me parece muy atractivo.
      Besazos

      ResponderEliminar
    34. Tiene buena pinta este libro y mejor pinta tienen laas galletas que solo con leer el nombre ya apetece comerlas, las fotos me encantan besos

      ResponderEliminar
    35. Acabo de aterrizar!, y directamente a tus galletas Chelo!. qué bien te han quedado. Se parecen por la forma a los pastisets de Menorca que publiqué el año pasado. Las fotos maravillosas como siempre. Un beso

      ResponderEliminar
    36. Poco a poco te lanzas con las galletas eh?. Yo cada vez hago más,no sé por qué, porque lo mío han sido siempre los bizcochos. Bueno, ese libro me supongo ha de ser genial, y las galletas tienen una pinta buenisima. De la tisana debería tomarme buena nota y mi estómago me lo agradecería ;))

      Un beso
      BeatriZ

      ResponderEliminar
    37. Me encanta la espelta y ya no tengo!!! Que ganas de probar estas galletas Chelo!

      Mil besos.

      ResponderEliminar
    38. Che lo una lindeza de libro, yo tengo algunos de las monjas, y desde luego sus recetas nunca fallan, como estas galletitas que te han quedado perfectas.Un besico guapa
      cosicasdulces.blogspot.com

      ResponderEliminar
    39. Fabuloso!! y esas galletas tienen una pinta para no parar de comer..
      Bss

      ResponderEliminar
    40. Fantastica la entrada de hoy desde la A a la Z ,muy buenas galalletas y tremenda la cocina monacal
      besos

      ResponderEliminar
    41. Esas galletas con miel deben ser una delicia. Y el libro se ve que es una maravilla. Me he enamorado de el con este post.
      Besos,
      Vero

      ResponderEliminar
    42. Chelo, qué bien suena ese libro! Con lo que me gustan los libros de cocina, ése cae seguro ;-)
      Y en cuanto a las galletas, fantásticas :)
      Besos, guapa!

      ResponderEliminar
    43. Que gran libro, en los conventos siempre preparan unas comidas y unos dulces riquiiisimos, doy fé! estas galletinas se ven muy apetecibless!! :)

      ResponderEliminar
    44. Simples, sin mucho ingrediente, esto yo creo que es lo que más me gusta. Las pastitas sencillas para mojar en el café

      ResponderEliminar
    45. Que no me da tiempo de leerte!!
      Pero que rápida eres, que no me ha dado ni tiempo a contartelo yo, jajajaja.
      Si, una semana, porque guardé una, que sino, ni 24 horas, ajajajajajaja.

      Luego vengo y te cuento.
      Besos.

      ResponderEliminar
    46. un libro muy sugerente al igual que la receta. Y tener un pequeño jardin, aunque sea en la terraza que no falte con plantas aromáticas. Bss

      ResponderEliminar
    47. QUERIDA AMIGA... da gusto ver estas GALLETAS que has elaborado,, pero más ALEGRÍA se debe sentir después de comérselas, porque están ESTUPENDAS!!!
      Si te digo que ahora mismo y antes de entar a visitarte, he terminado la receta de mañana con un libro detrás ¿me creerás?... CASUALIDADES, PURAS CASUALIDADES!!!
      GRACIAS POR TODO; UN ABRAZO:)

      ResponderEliminar
    48. Chelo, que lindo me ha parecido todo el relato, sin duda este libro es mucho más que un recetario, me encantaría tenerlo.
      Las galletas muy ricas, me encanta la espelta y no sabía de estos beneficios. Que lindo el nombre de las galletas y la tisana al lado, estupendo!
      Un beso.

      ResponderEliminar
    49. Una entrada preciosa, me imaginaba a los monjes en su paz y metidos en fogones y el canto de fondo!!!
      Estas galletas se ven deliciosas y esa tisana muy reconfortante!! Me gusta!!!
      Besitos reina!!!

      ResponderEliminar
    50. Yo lo tengo y es preciosooo y muy interesantes las historias que cuenta

      ResponderEliminar

    Back
    to top