GALLETAS A LOS DOS CHOCOLATES

         Siempre me ha intrigado que se come en los barcos, no me refiero a esos barcos de lujo cargaditos de millonarios, ni a esos transatlánticos con 4 piscinas climatizadas, salones y cristaleras por doquier, con esas vajilla que ya quisiera yo!, y que tienen entre su personal innumerables chef, ayudantes, pasteleros……., me refiero a los barcos pesqueros, supongo que al estar tan presente la comida en mi vida no hay momento o circunstancia en la que no me pregunte y ¿esta gente como se apaña?
         Y esa pregunta me asalta cada vez que veo un barco pesquero, de esos que se tiran 6 meses en alta mar sin tocar puerto, ya sé que pescado tienen el mejor y de fresco ni hablamos, pero y el pan?, y los dulces?, supongo que a esta gente como a todos les apetecerá un buen asado, un estofado con sus verduras y un bizcocho, unas galletas, un chocolate caliente. Hace relativamente poco en un documental lo vi, menuda cocina!, completita con un montón de arcones cargaditos de buenas carnes, verduras, harinas… vamos que comen bien, muy bien, y eso me alegra.
         Hace poco leí pan de barco, y claro saltaron todos mis resortes, un pan especial para llevar en los barcos, que no se humedece y que se mantiene perfecto durante meses?, ¡esto hay que verlo! La promoción venía de la mano de una de esas empresas, especialistas en la producción de galletas marineras, también llamadas pan marinero, pan de barco o bizcocho de barco. Cuentan que fueron la solución para el abastecimiento de pan a los grandes navíos desde el siglo XV, por la forma de hacerlas es un pan sin humedad, única forma de conservar el pan en las largas travesías,. Uf que descanso al menos en el siglo XV en el barco se comían con pan, si es que está tan rico!.
          Y seguro que el cocinero del barco se las agenciaba para hacer ricos postres con este pan de barco. Pues dándole vueltas al tema es como han salido estas galletitas a los dos chocolates.
        

Ingredientes:
·         Un paquete de galletas
·         Nutella o Nocilla
·         200 grs. Chocolate blanco de cobertura
·         Fideos de colores para decorar

Elaboración:
         He derretido el chocolate blanco de cobertura al baño María, he puesto un cazo al fuego con agua y he metido dentro un recipiente con el chocolate el agua le cubre sólo hasta la mitad, cuando el agua comienza a calentarse el chocolate se derrite, movemos continuamente hasta que se ha disuelto todo. Podemos hacerlo también en el microondas, ponemos el chocolate en un recipiente apto para el micro y a potencia media vamos calentando durante periodos muy cortos, unos 20 segundos, vamos moviendo el chocolate entre los intervalos, y lo hacemos tantas veces como sean necesarias hasta que el chocolate esté totalmente disuelto. Hay que tener cuidado que es fácil que se queme.


         Mientras esperamos a que se atempere, con una cucharilla ponemos un pequeña porción de Nutella o Nocilla en una galletita y la cubrimos con otra,  con un cuchillo o paletina tomamos porciones de chocolate blanco fundido y cubrimos bien una de las caras de las galletas, dejamos enfriar en una rejilla y una vez fría hacemos la misma operación con el otro lado, aprovechamos que aún está tibio el chocolate y decoramos con los fideos de colores así se quedan pegaditos, esperamos a que se enfríen y listas para comer!




CONVERSATION

53 comentarios:

  1. Bonitas te han quedado :)
    Un curiosidad, si llenas ese estupendo galletero, cuando quieres sacar una galleta la haces tipo (dar vuelta a la copa)...
    Un saludito

    ResponderEliminar
  2. Pues has conseguido unas galletitas riquísimas en nada de tiempo, genial.

    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Ésta también es de pecado ¿eh?. Yo sola no me salgo del plato. Geniales. UN besote de OLI de ENTREBARRANCOS

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias desde Daveiga por esta original y dulce receta que nos habéis regalado desde vuestro blog. La probaremos cuanto antes. Un saludo desde Galicia.

    ResponderEliminar
  5. hemos coincidido con galletas doble chocolate las dos! pero las mias al reves con el chocolate blanco por dentro. Se ven deliciosas...que tengas buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  6. Pues te han quedado preciosas, seguro que mucho más ricas de lo que ya estarían.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Seguro que están riquísimas. El pan con chocolate combinan a la perfección, así que éxito seguro.

    Besitos y buen finde!!

    ResponderEliminar
  8. ahora siiiiiiii...que venia yo a ver estas galletas y no me dajaba comentar será petardo el blogger...hombre ya!!!

    ResponderEliminar
  9. Te han quedado preciosas! qué imaginación para transformar unas galletas.

    ResponderEliminar
  10. Que galletas más buenas y que imaginación!!
    Me encantan estas tostaditas, son buenísimas pero nunca se me hubiera ocurrido comerlas con dulce...
    Me encanta como te quedaron y el galletero es una preciosidad!!
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  11. Qué preciosas!!! y curiosa historia :)

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Esto es un pecado para estar en operación bikini, vaya pinta!!!Besos

    ResponderEliminar
  13. Qué apañadita eres, te han quedado unas galletas buenísimas.
    Buen fin de semana. Besos

    ResponderEliminar
  14. Que buena idea seguro que los de Daveiga no han caido en darle este uso, mira que estan buenas esta galletas, verdad?
    Besos.

    ResponderEliminar
  15. Ante todo felicitarte pro tan preciosas fotografias. Por las galletas y darte las gracias ya que no sabía de la existencia de éste producto, ni de la marca.
    Con respecto a lo que comen los hombres de la mar, lo poco que sé de ello, es por el hermano de mi madre, era patrón de un barco pesquero desde los años 50. Era muy buen cocinero, y en las largas travesias desde Málaga hasta las costas de Marruecos como Agadir, tardaban en regresar meses..... la mojama (pescado seco) no les faltaba, fideos a banda (siempre con pescado) tampoco.... hoy en dia tienen muchos adelantos los barcos pesqueros... En aquella época realmente tenía que ser toda una odisea el alimentarse con cierta normalidad.
    Besos y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  16. Chelo esto no puede ser vengo a visitarte y me da un hambre pones estas cosas tan ricas que no me aguanto y no puedo meter la mano por esta......pantalla.

    ResponderEliminar
  17. Madre del amor hermoso que ricoooooooooooo,...por favor dame dos que estoy a dietaaaa y por uno de estos MATO jajaja....un besico.

    ResponderEliminar
  18. Desconocía la existencia de estas galletas, pero la fabulosa receta que has hecho con ellas va a hacer que las busque.
    Te felicito también por las fotos, son muy bonitas.
    Que tengas un buen fin de semana

    ResponderEliminar
  19. Ay Chelo...hoy no se si me gustan más las galletas o el artilugio de cristal donde las has colocado.
    Que cosa más bonita, seguro que es antiguo, verdad?, es precioso.
    Las galletas la verdad es que tienen una pinta riquísima.
    Besazos

    ResponderEliminar
  20. Que delicia de galletas y la pieza de cristal donde las colocaste una verdadera belleza. Como siempre una excelente entrada.
    Saludos y besos desde Venezuela.

    ResponderEliminar
  21. Chelo por Dios que tentación,acabo de comerme un chocolate de 72 por ciento de cacao me los recomendó mi doctora y tu me tienes galletitas ricas me llevo varias,cariños y abrazos.

    ResponderEliminar
  22. Chelo, te tengo que decir que te han quedo unas galletas de escándalo, si los coje mi Triana te devora todas las que has preparado....y al cogerlas te rompe la campana de cristal, seguro, jajajajajajajaaja
    Besos

    ResponderEliminar
  23. Me encanta tu fuente! Es preciosa... y esas galletas! Que pecado...

    Besitos

    ResponderEliminar
  24. Una tentación de galletas!! que ricas!! besos

    ResponderEliminar
  25. Mi suegro fue patrón de barco y armaor toda su vida, y comían, sobre todo, pescado, marmitakos, guisos...
    Comían fenomenal!!
    Te quedaron super ingeniosas.
    Besos

    ResponderEliminar
  26. Además de buenas te han quedado muy bonitas. Tienen una pinta estupenda! Bss

    ResponderEliminar
  27. Chelo ese galletero esta hermoso, divino y romántico a morir, y encima custodia estas bellezas deliciosas ya es mucho!

    Siempre he deseado montarme en un pesquero, es una de mis ilusiones por cumplir pronto.

    Me voy feliz el fin de semana, que disfrutes :D

    Besiños.

    ResponderEliminar
  28. Hola, y yo que las he comido con saldo no se me ocurrio con chocolate y tienen que estar ricas tambien, las fotos son divinas.

    Un beso y buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  29. Que pasada de galletas esto es una maravilla me llevo unas cuantas jejeje.

    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Que galletas mas buenas y en nada de tiempo!!! Mmmmm.... y esa galletera es preciosa!!!!
    A mi tambien me intrigaba lo de los barcos... jejejeje
    Un besote
    Sònia

    ResponderEliminar
  31. Que curioso lo del pan de barco, no tenía ni idea y es cierto que estas criaturas que trabajan en la marina mercante o pesquera, qué comen? claro que tendrán unas bodegas bien surtidas...
    Esta receta está genial, y las fotos muy bonitas.

    Besos

    ResponderEliminar
  32. Vaya galletitas mas buenas, asi que como las tengo y me da pena hasta de comerlas, las voy a hacer asi.

    Besitos desde alicante

    tremendita-tremendita.blogspot.com

    ResponderEliminar
  33. Yo, personalmente, no creo que los marineros puedan disfrutar de delicias como las que nos presentas tú. Que levante la mano alguno que nos esté leyendo, o que conozca a un marinero pescador. Hace tiempo ví un programa de cómo era la vida en un barco pescador, y desde luego que muy, muy crudo.

    Ahora, que ... estas galletas se ven, y seguro que están deliciosas, porque soy de a las que no le amarga un dulce.

    Besos.

    ResponderEliminar
  34. La verdad, yo nunca me lo pregunté, pero es cierto que el tema del pan da para pensar.
    En todo caso estas galletas se ven fenomenales, que lindas te quedaron y déjame felicitarte, tanto por tus fotos, que están superiores, como por tu nueva foto de perfil, lejos mejor que la que tenías, me encanta!
    Un beso.

    ResponderEliminar
  35. Que ricas galletas, así de fáciles y así de buenas, un pecado de los buenos, te han quedado de lujo, las fotos preciosassss.
    besitoss guapaaaa

    ResponderEliminar
  36. seguro que están de vicio?? no me lo puedo creer! jajajajajaja. Besitos guapa

    ResponderEliminar
  37. Te van a fichar los de Daveigas para patentar estas galletas, te han quedado estupendas, ahora mismo que cogería una sin pensarlo. Besos.

    ResponderEliminar
  38. Chelo, mientras te iba leyendo, yo sonreía, porque, hay que ver, yo me preguntaba lo mismo hasta que tuve un cliente que era cocinero del Esperanza del Mar. Qué hombre más bueno, más amable y generoso!. Ya quisiera yo que todos mis clientes fueran como ese hombre... Pues bien, era cocinero de barco de los que se pegan meses y meses en el mar. Y él me explicaba que tenían de todo y que su cocina era bien grande y surtida. Cuando se les acababan las provisiones de fruta, amarraban en algún puerto y se surtían... Carnes, congeladas y curadas; pescado congelado, salado y fresco cuando se acercaban a algún barco al que ayudaban... Él me comentaba que también comían dulces, que en alta mar apetecía un montón en las tardes oscuras y frías... En fin, qué servicio hace esta gente, verdad?.
    Oye.,... no conocía esas galletas. Ni idea. No las he visto en la vida... Y tienen muy buen aspecto.
    Por cierto, que pie de tarta con campana más espectacular, chiquilla... Una delicia.
    Un besote

    ResponderEliminar
  39. Qué bonitas!!!!, y la foto de la bombonera me ha encantado. Besos y buen domingo

    ResponderEliminar
  40. Que delicia de galletas y que decoración más bonita¡¡¡
    Buen fin de semana y mil besitos guapa.

    ResponderEliminar
  41. Quelujo de galletas, están pidiendo que se las coman a voces, Una delicia.

    Besos

    ResponderEliminar
  42. Es genial el uso que le has dado a las galletas, las fotos estan de exposición.

    UN beso
    AFri

    ResponderEliminar
  43. Hola, Chelo!!!

    Pero qué ingeniosa eres, me has dejado muerta con ese lujo de pastelito que has hecho con las galletitas Daveiga, las he de probar porque las galletas me encantan así solas y con ese relleno y cobertura, uauuu, mucho más.

    un besito, linda

    ResponderEliminar
  44. Son espectaculares Chelo y las cosas han cambiado tanto que menos mal que estos hombres que pasan tanto tiempo en alta mar de alimenten como es debido y tengan también sus caprichitos
    Has tenido una idea estupenda
    Bsos

    ResponderEliminar
  45. Preciosas las fotos y delicosas las galletas, muy originales.

    Besos

    ResponderEliminar
  46. Qué cosa deliciosa, y la presentación excelente, te felicito por tu trabajo, qué más puedo decirte que me encantaría tener un plato de esas por aquí.
    Besos

    ResponderEliminar
  47. Chelo, coges unas simples galletas y hay que ver qué bonitas te han quedado!
    besos.

    ResponderEliminar
  48. buenas galletas y la foto con la bombonera muy chula,gracias por compartirlo
    beso
    miquel

    ResponderEliminar
  49. he visto la ensalada pero claro,me vengo a las galletas

    ResponderEliminar
  50. Vaya specto que tienen con el chocolate, estas son de las que te comes una y ya no puedes parar

    Abrazos y buena semana

    ResponderEliminar
  51. Hola preciosa,

    Estás muy guapa con el nuevo look (en la foto), más desenfadada. Me gustas tanto como estas galletitas que nos traes. Me encanta la historia de las mismas y me chifla cómo te ha quedado la cobertura de chocolate blanco, haciendo como una especie de remolino. Son preciosas y tienen que saber a gloria. Si te sobra alguna acuérdate de mi :)

    Besitos,

    Sacer

    ResponderEliminar
  52. Me ha encantado la receta! Mi padre era pescador (ahora ya está jubilado), y dos de mis hermanos también lo son. Aunque ellos salen a pescar y vuelven el mismo día, cocinan en el barco, y la verdad es que suelen comer muy bien, a pesar de que no nos lo imaginemos. Se hacen fideuas más buenas que en una marisqueria, con todo bien fresco.. Y también se hacen potajes y guisos, en unas pedazo de cazuelas que tienen!! La verdad, es que la mayoría de los pescadores (de antes sobretodo), saben cocinar!
    Menudo royo te cuento, pero es que me has tocado un tema que conozco! jeje Además mi padre cuando era joven estuvo embarcado bastante tiempo en barcos grandes de pesca, y hacía de cocinero.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  53. Qué curiosa historia, la verdad que no me lo había planteado antes y las galletitas magníficas, qué pinta más buena tienen!! yo quiero una!! un besito

    ResponderEliminar

Back
to top