SOLOMILLO EN ORZA

          En este caso es solomillo, igual se hace el lomo en orza, o en frasco como un día señalaba Apicius, de la cocina paso a paso, que lo había hecho y lo había metido en un bote y no en una orza como era tradición en las despensas de nuestras abuelas.
 Yo tengo una orza que guardo en la parte baja de la nevera,  que la calefacción nos puede jugar una mala pasada y que sólo la utilizo para esto.
Igual dá en bote o en orza, el caso es que es un recurso increíble, al menos en mi  cocina, no sólo por el lomo o el solomillo en sí, es que el aceite que lo mantiene hace unos guisos increíbles y de ahí voy sacando a cucharadas como si de oro puro se tratase.
Por las recetas que he visto en la red, todos utilizamos prácticamente el mismo adobo, yo lo aprendí de mi madre y ella de la suya. Lo mismo te hace unas costillas en adobo que luego emplea en unas patatas guisas, como una careta de cerdo que luego hecha en la brasa crees que has tocado el cielo… además no sé porqué haciéndolo igual el suyo siempre está más rico.


Ingredientes:
·         2 solomillo de cerdo (O un kilo de cinta de lomo de cerdo), si es ibérico mejor.
·         4 o 5 dientes de ajo
·         1 cucharada sopera rasa de pimentón de la Vera dulce
·         1 vasito de vino blanco
·         1 vasito de agua
·         Sal.

Elaboración

Partir los solomillos en tacos de unos 4 dedos y salar.
En un mortero machacar los dientes de ajo, añadir el pimentón, el vino y el agua.
En un cuenco adobar los trozos de solomillo con la masa que tenemos en el mortero, tapar y meter en la nevera durante 48 horas, por la mañana y por la noche moverlo para que todo coja bien el adobo.
Cuando lo tengamos bien adobado lo sacamos y dejamos escurriendo bien de líquido.
 En una cazuela ponemos suficiente aceite de oliva como para que al freír los trozos queden bien sumergidos y a fuego medio iremos cocinándolos. No los haremos demasiado que si no luego quedará sin jugo, seco.
Metemos el solomillo frito en una orza y cubrimos con el aceite donde los hemos cocinado y que estará frio para evitar que siga friendo la carne.

Para comerlo, lo sacamos y en una sartén con un poco de su aceite lo calentamos a fuego bajo. Si lo calentamos en el microondas siempre al mínimo de potencia para evitar que la carne se seque.

CONVERSATION

36 comentarios:

  1. Yo no se muy bien porqué, pero aunque hagamos las recetas igual que nuestras madres, las suyas siempre están más ricas... yo creo que es porque nos las ponen por delante y no tenemos que enfrascarnos en la cocina, no??? Seguro que cuando llevemos tantísimo tiempo cocinando como ellas, nuestros guisos sabrán iguales......

    Ay, con lo que me gusta el cerdo y además así en orza... no me va a quedar más remedio que copiarte, pero me dejas, no??

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Eso de que como mejor esta es como la hace tu madre, me hace gracia!!!...yo prefiero mil veces lo que ella guisa que lo mio!!, disfruto como loca cuando voy a su casa!!!...asi que tu lomo en orza tiene que pasarle lo mismo...como el de tu mamá ninguno!! ;))))
    Es una gran receta de toda la vida, y lo bueno que esta!!
    Mil besitos Chelo bonita!!!!

    ResponderEliminar
  3. Tiene que estar riquísimo, y es verdad lo que guisa mamá y si encima te lo ponen por delante, lo mejor de lo mejor

    ResponderEliminar
  4. Chelo guapetona ¡¡cómo me has tentado bandidaaaa!!! Y además me la pones a la hora de la comida y yo ¡¡todavía en el trabajo!! Qué triste vida la mía ,jajajaja!!!!

    Besitos

    ResponderEliminar
  5. Sister qué ricoooooooooo !!!

    No sabes la de recuerdos bonitos que me provoca este plato.

    Cuando me casé mi suegra nos daba costillas y lomito adobado de esta forma. Venía cargada del pueblo jaja....y como lo disfrutábamos, temiendo terminarlo porque nos encantaba, toda una delicatessen .....Ahora ya están viejitos y ni se acuerda como lo hacía :(

    Qué razón tienes con lo de las mamis. A mi me ocurre igual, aunque le ponga los mismos ingredientes a cualquier receta y siga su misma preparación jamás me queda como a ella .

    Mándame un poquito anda, no te da penita de tu sister ?.....

    Besinos mil guapa mia.

    ResponderEliminar
  6. El lomo de orza lo probé por primera vez en Baza (Granada), que pinta tiene.

    Me llevo un cachito. Saludos

    ResponderEliminar
  7. Una delicia. Mi madre, que es gallega, lo hace mucho así, pero amí tampoco me sale como a ella. Esto debe ser una ley de la naturaleza, dirán lo mismo de nosotras algún dia? ;-)

    ResponderEliminar
  8. No sé si ha salido mi mensaje, pero lo repito, por si acaso.
    Decía que tu platazo me ha encantado y que simpre me ha gustado el lomo en orza, así que espero que el solomillo esté igual de bueno.
    Un beso
    Jorge.

    ResponderEliminar
  9. Porque será que las recetas de las madres siempre están más ricas. Yo hago muchas y las suyas las recuerdo de manera diferente y por supuesto mucho mejor!!!. ¡¡Cuánto me acuerdo de ella!!
    La verdad es que esa carne adobada tiene que estar de lujo. Pero no me extraña que ese aceite en los guisos sea especial.
    Besitos,

    Suny

    ResponderEliminar
  10. Madre mía qué pinta más suculenta, me llevo un poco con tu permiso.Besos.

    ResponderEliminar
  11. Este lomito en orza tiene una pinta deliciosa.

    Chelo ecantada de conocerte, me quedo como seguidora, te invito a que sigas mi blog.

    Hasta pronto!!

    ResponderEliminar
  12. Sabes qué me gusta mucho está receta pero me trae unos recuerdos, mi madre el Jueves cumple 92 años y ella le daba un toque especial, como a Paco le gusta mucho siempre que la visitaba me tenía preparado para dármelo.

    ResponderEliminar
  13. Esta receta es muy buena, y me recuerda a mis tiempos de la infancia. Gracias por esta entrada tan buena.
    Besos

    ResponderEliminar
  14. Vaya receta, todo un lujo de costumbres y delicias...te ha quedado maravillosa niña!!!

    Esa imagen rompe-barriga-corazones...estupenda, una receta absolutamente de 10!!

    Mil besiños :D

    ResponderEliminar
  15. Nada mejor que las recetas de la madre. Saludos

    ResponderEliminar
  16. Ay Chelo, es que la cocina de las madres no hay quien la supere. Mi madre también lo hace y yo me aprovecho de ello, puesto que yo nunca lo he hecho. Me gusta como te ha quedado.
    besos

    ResponderEliminar
  17. ¡¡ Qué cosa más rica !! De las recetas que no se deben de perder, que hay que disfrutar.
    Besos

    ResponderEliminar
  18. Madre mía,

    ¡Qué de recuerdos me trae el lomo en orza! Mi abuela y sus hermanas lo hacían delicioso. Alguna vez le he dicho a mi madre que lo teníamos que hacer nosotras también pero todavía no nos hemos puesto manos a la obra. Y viendo el tuyo casi se me saltan hasta las lágrimas, qué cosa más rica, por favor. El adobo que utilizas me encanta. Mi madre también lo usa mucho pero sin el vino blanco. La verdad es que hace delicioso todo lo que toca. Ay, si cogiera ahora un trocito con una buena rodaja de pan. Um, gloria bendita.

    Besos,

    Sacer

    ResponderEliminar
  19. Que tendrán estas recetas que a todos nos evocan época maravillosas.
    Me la llevo porque por desgracia mi madre ya no está en condiciones de hacernoslo ni de decirnos como lo hacía.
    espectacular como te ha quedado.
    Un besote

    ResponderEliminar
  20. Recetas de tradición, recetas de cariño... esas son las que más me gustan.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. OOHHH!!!que rico!!me encanta la carne con adobo y esto tiene que estar rico de verdad.Besitos

    ResponderEliminar
  22. Chelo no sabes que alegría al ver esta receta ,cada vez que bajamos a Jaén siempre nos traemos lomo de orza en cantidades industriales ahora ya se la receta ...mil gracias!!!
    loli

    ResponderEliminar
  23. Cheloooooo!!! se me ha secao la boca al verlo!!! me ha dau un vahido y los ojos chirivitassss como la Marujitaaaaa!!!!! amo este platoooo!!!! lo kierooooo!!! cosa más buena pordiosssss!!!! este hambre no es normal..... voy a asaltar la nevera pero ya!!!

    ;-)IMPRESIONANTE!!

    ResponderEliminar
  24. Qué recuerdos!!! Con esta orza he recuperado unos años de mi infancia felices y maravillosos. Recuerdo aquellas basijas de barro, e incluso las latas de aceite de 5 l. que mi abuela preparaba para todos sus hijos. Igual metía carne que embutidos y aquel aceite... ¡qué olor cuando se sacaba los embutidos, y se pasaban a la sartén!. El solomillo... un auténtico lujo. ¡Qué suerte que estas recetas no se pierdan, porque son auténticos tesoros!

    Un besín.

    ResponderEliminar
  25. Mira que no soy muy amante de la carne, pero el lomo o solomillo a la orza, me trae tantos recuerdos de cuando era pequeña que me encanta. Desde luego que la foto habla por sí misma: Espectacular!!!- besos.

    ResponderEliminar
  26. Siempre he tenido ganas de hacer el lomo a la orza y después de ver el tuyo creo que me voy a animar...qué bueno!
    Un besico.

    ResponderEliminar
  27. no tenia ni idea de lo que hablabas..no lo habia oido nunca

    ResponderEliminar
  28. Que rico se ve Chelo,realmente lo preparas muy bién y se vé regio,con una pinta exquisita.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  29. Estas recetas quedan siempre ricas pero cuanta razón tienes a las madres les queda mas buena siempre ¿verdad? ahora la tuya se ve rica rica.
    Saludos

    ResponderEliminar
  30. Que plato tan bueno ..para un dia especial y con el postre de las tartitas de manzana y arroz ...completo .BESOS MARIMI

    ResponderEliminar
  31. me gusta mucho el tema de los adobos,son el legado de nuestra cocina, maravillosos manjares.

    ResponderEliminar
  32. Vengo a darte las gracias, no me imaginaba una acogida tan entrañable y amistosa.
    Pensé de verdad que a nadie le importaría lo que me estaba pasando, lo que sentía, mis recuerdos, mis historias gastronómicas...y me equivocaba una vez más.
    Me siento bien cada vez que acudo a un blog y lo leo, recobro fuerzas y me siento casi una adolescente. Hasta mis hijos están sorprendidos del cambio que estoy experimentando y os lo debo a vosotr@s, a vuestras palabras de apoyo y de ánimo.
    A esos post que dejais y a esas recetas que tanto me gustan.
    No tengo casi palabras para decir lo que siento: Muchas, pero que muchas gracias.

    CUATRO ESPECIAS

    ResponderEliminar
  33. Holaaaaaaaaaa, Chelo!!

    Qué receta tan interesante has hecho, no la conocía. Qué manera de salivar, chiquilla .))))

    Me voy a ver los pastelitos que hay en el post anterior.

    un besito

    ResponderEliminar
  34. Anda que no me traen recuerdos de infancia la orza.... La de mi madre solía ser de chorizos o morcillas del pueblo con la "pringue" ¡¡Que bocatas nos hacía madre del amor hermosooooo!!
    Lo haré, siguiendo fielmente tu receta, no tengo orza pero sí un par de tarros de cristal de dimensiones aptas para esos solomillos que tienen que estar de muerte súbita.
    Besos.

    ResponderEliminar

Back
to top