TARTA DE MORAS Y REQUESÓN

Se acaban las moras!, al menos este año hemos podido recoger para hacer un par de tartitas, el año pasado no cogimos ninguna, eso sí nos hemos quedado sin hacer la mermelada, tal vez el año que viene tengamos más suerte.














Esta tarta es una versión de una tarta de queso con frutas del libro Repostería Casera de Muestras y Motivos, una de mis primeras revistas de cocina, costó cara para la época 1990, cerca de 700 pesetas, al fin y al cabo era una revista, casi  libro,… claro que la he amortizado bien.



He cambiado el queso por el requesón, las frutas por moras y  el azúcar por fructosa, si se quiere utilizar azúcar hay que utilizar el doble de la cantidad indicada para la fructosa.

Está mucho más rica al día siguiente.


Para la base, Pastaflora.

200 grs. de harina
1 cucharada de postre rasa de levadura en polvo
50 grs. de fructosa
3 cucharadas de postre de azúcar vainillina
1 pellizco de sal
1 huevo
75 grs. de margarina





Para el relleno:

4 huevos, separando las claras de las yemas
1 cucharada de fructosa para las claras
600 grs. De requesón
75 grs. de fructosa
3 cucharadas de azúcar vainillina
La corteza rallada de un limón
¼ l de leche

Para la cubierta:

400 grs. demoras
100 grs. de fructosa
4 láminas de gelatina
½ l de agua

Elaboración:

         Hacer un volcán con la harina y poner en el centro la harina mezclada con la levadura, la fructosa, la vainillina, la sal,  el huevo y por último la mantequilla fría. Trabajar todos los ingredientes rápido con las manos frías (si estas se calientan enfriarlas en el grifo con agua fría) hasta conseguir una masa uniforme. Envolverla en papel plástico y meterla en la nevera durante ½ hora.


        

          Engrasar un molde de 25 cm. Y forrarlo con la masa. Cocer 10 minutos en el horno precalentado a 200 º C.

         Para el relleno montar las claras a punto de nieve con la cucharada de fructosa y reservar.

         Mezclar el requesón, la fructosa, la vainillina, las yemas, la corteza del limón y la leche e incorporar poco a poco las claras, con cuidado para que no se bajen. Extender la masa sobre la pastaflora horneada. Cocerla tarta durante 50 minutos en el horno precalentado a 175º C.

         Hacer un almíbar con el agua y la fructosa, cocer en él las moras hasta que estén blandas pero sin que pierdan la forma. Escurrirlas, una vez frías colocarlas sobre la tarta de requesón.

         Poner las láminas de gelatina en agua hasta que se ablanden, y entonces añadirlas al almíbar donde han cocido las moras que debe estar caliente para que la gelatina se deshaga bien. Dejar enfriar hasta que empiece a espesar que será cuando con una cuchara la iremos poniendo sobre las moras. Dejar enfriar en la nevera al menos un par de horas antes de comer.

        




CONVERSATION

3 comentarios:

  1. mmmm, qué rica!!! yo me he quedado sin moras, y no veas con qué ganas me he quedado al ver tu tarta

    ResponderEliminar
  2. Me alegra que te guste!,venga coge un trocito!,
    Que pena que duren tan poquito en dos semanas se han ido, el año que viene ojalá que tengamos más suerte!.
    Muchas gracias Libelula

    ResponderEliminar
  3. Que buena pinta! me encanta el requeson!seguro que es muy rica esta combinacion!!!

    ResponderEliminar

Back
to top